Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

SERENDIPIA|El Megxit llegó primero que el Brexit

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Buenos días a todos que leen las teclas de Serendipia. Estos doce días del año hemos sido testigos de un mundo agitado con la actualidad que no deja indiferente ni al más zen. Sin embargo, cada quien tiene su vida, su agenda y sus propósitos y es importante lo que has hecho estos primero doce días del año, pues determinan lo que serán los doce meses que tienes por delante, según las cabañuelas, método antiquísimo de predicción meteorológica que se usaba en el mundo rural. Hemos tenido días fríos aceptables si vas abrigado y días claros por la tarde y sol matutino. Hasta un día de lluvia nos ha regalado ya este 2020. 

En doce días varias partes del mundo ha dado de que hablar y sobre todo qué pensar, la tragedia de Australia quemada, el Popocatépetl en erupción, España ya tiene presidente de gobierno dentro de una coalición social comunista, supimos el grandioso costo del dron MQ-9 Reaper con sistema RPAS que acabó con la vida del general iraní Soleimani y lo más triste que al final Irán ha admitido que uno de sus misiles tierra-aire derribó el vuelo 752 de Ucrania Airlines con 180 pasajeros que se estrelló en Teherán, lo ha admitido por presiones de Canadá y de Ucrania. ¡Pobre gente inocente! Las guerras solo traen ríos de sangre de gente ajena a los frentes abiertos de los mandatarios de sus países.

Por si fuera poco, también tuvimos nuestra CUOTA de drama real con el comunicado de los duques de Sussex al que la prensa llama Megxit, tras anunciar hace tres días que se independizan de la “British Royal Family” sin que la Reina Isabell II supiera de tan realistas y soberanas intenciones de parte de su nieto preferido. 

Megan y Harry quieren “ser más que independientes”

Megan Markle es lista. De eso no le queda duda a medio mundo cuando la conoció al hacerse novia y luego esposa del hijo menor de Lady Di y del príncipe Charles, el pelirrojo príncipe Harry. La mulata estadounidense sabía dónde se metía, ha dado a entender que es una mujer inteligente, empoderada, vegetariana, feminista, divorciada y que aun así quiso ser princesa a priori, de lo contrario no se hubiese lanzado al agua con Harry. Megan tenía que saber que no solamente se casaba con el tremendo de Harry, sino con una institución monárquica bastante conservadora, clasista y yo hasta diría racista. A saber, cuál es el enfado de Megan con los Windsor, seguramente nos enteraremos gracias a las diligentes teclas de los periodistas británicos que nos alertaron hace escasos meses sobre la intención de los duques de Sussex de poner tierra de por medio e irse fuera de los perennes focos que alumbran segundo tras segundo a la Familia Real británica. Los colegas no estaban tan errados, el 8 de enero, la pareja real publicó siendo comunicado a la prensa destacando su intención de abandonar a la familia real, no cobrar más de la Corona Británica y labrarse solitos su camino en Canadá donde fijarán su residencia. Empezaron el 2020 siendo trending topic y haciéndole el feo a la Reina Isabel II.

Megan quiere criar a su hijo Archie lejos de su bisabuela real y del rígido protocolo de palacio. Según las malas lenguas quiere que su hijo sea vegano y educarlo sin roles de género, algo que el Palacio de Kensington desmintió antes que el niño naciera en abril del año pasado. Sin embargo, parece que la hoja de ruta de Megan es totalmente distinta a la crianza que los Windsor le han dado a su prole. 

La prensa británica más amarillista ha llamado “monito” al bebé Archie y a ella “mestiza”, entre otras etiquetas que ha molestado a esa nueva familia. A mí solo me llamó la atención las palabras de su enamorado esposo al defender a su doncella de la maliciosa prensa del corazón: “Lo que más miedo da es que la historia se repite… perdí a mi madre y ahora veo a mi mujer siendo víctimas de las mismas fuerzas poderosas”. Todo eso está bien si quieren poner tierra de por medio y desaparecer, lo que no me parece coherente es que ellos quieren renunciar a sus obligaciones con la Corona, más no renunciar a los privilegios de ser “unos royals“. Canadá ya está en contra de pagar el anillo de seguridad que requiere tener a un Windsor viviendo en su territorio y hasta el Museo de Cera Madame Tussauds retiró las estatuas del matrimonio lejos del resto de los miembros Royals. 

Los muy listos registraron la cuenta Sussex Royal meses atrás y por la misma podrían ganar altos dividendos de las actividades filantrópicas y afines que realicen con la misma, además de percibir ingresos por patrocinar marcas de lujos. 

La Reina Isabell II ha emitido un comunicado respondiéndoles que no es tan fácil dejar de pertenecer a su FAMILIA y que eso han debido hacerlo de manera “privada” y que por ellos las conversaciones sobre el asunto están en una fase temprana. The Queen literally said No. Cabe destacar que esa monarquía es archiconocida por ser implacable con las “esposas” que no se alinearon a sus roles y designios reales. Ya sabemos cómo acabó la icónica Lady Di, madre del protagonista de esta historia y abuela del moreno ‘Archie”. 

Lo que sí está claro es que el Megixt llegó primero que el Brexit (31-01-2020).

España con su coalición social comunista

Pedro Sánchez ya puede presumir de presidente del gobierno de España y no “presidente en funciones”. También puede presumir de ser el primer presidente de una coalición social comunista en la historia democrática de este país. Después de negarlo hasta la saciedad de no querer pactar con el líder de Unidas Podemos Pablo Iglesias, este 7 de enero en segunda votación en la sesión de Investidura ha ganado con 167 votos, frente a los 165 NO y 18 abstenciones. A fecha del cierre de esta columna todavía no se sabe cómo quedará configurado el nuevo gobierno, lo que si sabemos son los cargos que se le ha dado a los de Unidas Podemos y el enorme gasto que supone más burocracia. El parlamento español se radicaliza, se abre una nueva etapa en la historia política de este país, asistimos a la muerte de la vieja política, del bipartidismo corrupto que saquea las arcas del Estado, pero tampoco nos dirigimos hacia el “paraíso” y menos de la mano del Pablo Iglesias e inexperta compañía en gestión pública, para más INRI aduladores y admiradores del régimen de Fidel Castro, Nicolás Maduro y el régimen iraní, demasiado pelotas de estos para mi gusto. Nadie escarmienta por cabeza ajena ni yo soy quién para decirles lo que le espera al pueblo por poner a los comunistas tocando el poder y creyéndose “mesías” para arreglar a este país cuando son expertos en polarizar, en multiplicar a los pobres, perseguir a todos los que le adversan, enquistarse en el poder para no abandonarlo jamás y usar su ingeniería clientelar y caciquismo local vestidos de Lenin con boina roja. Poco a poco a Pedro y a Pablo después de la fase peligro y ya oficialmente presidente y vicepresidente se les irán cayendo las caretas y sabremos lo que realmente hay detrás de esas pieles curtidas. Mientras tanto en Moncloa confirma oficialmente a: 

– Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2020: Pablo Iglesias.

– Ministerio de Igualdad: Irene Montero.

– Ministerio de Trabajo: Yolanda Díaz.

– Universidades: Manuel Castells.

– Ministerio de Consumo: Alberto Garzón. 

Por otro lado, queremos saber cómo quedará el estatus de los venezolanos que solicitaron asilo político en el Reino de España con este cambiazo radical del gobierno español, con los amiguísimos de Maduro reconociéndolo en breve. En el limbo quedarán o quizá en alguno de los nueve anillos del infierno de Dante. 

Para culminar …

Decía Milton Friedman, (Premio Nobel de Economía 1976) que el gasto se puede realizar de cuatro formas:

1.) Gastar dinero propio en uno mismo.

2.) Gastar dinero propio en otro (solidaridad).

3.) Gastar dinero de otro en mi (corrupción).

4.) Gastar dinero de otros en otros (El Estado con el dinero del contribuyente).

Nos vemos el domingo que viene, si Dios quiere. 

 

Verónica González M.|Periodista|Barcelona-España|@Verosimiles

 

¡SUSCRÍBETE! La información especializada y confidencial es una buena inversión…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad