Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ENDER ARENAS|El túnel

#CONTRASTES|Darwin Chávez conversa con el rector de la URU, Jesús Esparza Bracho

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

CAIGA QUIEN CAIGA|Ser docente y no morir en el intento

EDITORIAL ¿Hasta cuándo tanto sufrimiento?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La crisis que agobia a Venezuela es objeto de concienzudos estudios a nivel internacional, por cuanto presenta aristas bien interesantes que demuestran el profundo deterioro de una nación rica en recursos y talento humano.

Es un caso curioso de un país rico en petróleo y que está en una situación tan precaria, luego de los errores acumulados durante más de 20 años de secuestro chavista.

Es un caso atípico de una nación que no puede alimentar correctamente a sus ciudadanos, por lo que el hambre y la desnutrición van en aumento.

La plaga del chavismo persiste en su secuestro de Venezuela.

Es un caso bochornoso de una sociedad que acumula más de un millón de niños en situación de calle, o sea en la indigencia, que es una de las terribles revelaciones de las mesas técnicas sobre derechos humanos que realizó la Asamblea Nacional.

Es un caso extraño de un país que fue receptor de migrantes en los años 70 y 80, cuando Venezuela era la única luz de democracia en el continente, en medio de la oscuridad de las dictaduras.

Pero hoy ve como miles de venezolanos se van ante tantas dificultades.

La sociedad venezolana se está desbaratando a una velocidad impresionante.

Cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), indican que hasta la fecha han huido de la crisis más de 4.500.000 de venezolanos.

Pero además el ACNUR considera que si no hay un cambio político urgente, para 2020 Venezuela habrá superado al fenómeno migratorio sirio porque acumulará una diáspora superior a 6.400.000 ciudadanos.

La sociedad venezolana está desmantelándose por la migración.

Con la diferencia que los sirios huyeron de una guerra, mientras los venezolanos huyen del hambre, inseguridad, falta de oportunidades, colapso de los servicios y de la represión de la dictadura.

¿Hasta cuánto tanto sufrimiento?

Esa es la pregunta que nos hacemos miles de venezolanos.

La ambición por poder no tiene límites.

La plaga del chavismo persiste en su secuestro de Venezuela.

 

 

@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad