Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

SÍNTESIS DEPORTIVA|Caras nuevas en la convocatoria de la Vinotinto

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

EDITORIAL|Las pésimas señales que emergen desde la oposición

ANÁLISIS PAÍS ¿Qué nos deja la jornada de protestas del 16N?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Los más radicales dirán que nada. Pero lo cierto es que hay una importante recuperación de la participación popular en acciones de protesta pacífica. La gente se volcó a las calles en todo el país, exigiendo el fin de la tragedia chavista que ha empobrecido a Venezuela.

Una vez más se demostró donde está la verdadera mayoría en este largo y tortuoso camino para detener la destrucción de Venezuela. Mientras del lado opositor las calles se llenaron de venezolanos deseosos de recuperar la democracia, del lado oficialista solo militares y policías protegiendo al régimen que sigue lleno de miedo.

En el País Económico, Maduro no sólo reconoció la dolarización que está en marcha en Venezuela, sino que además la vio como parte de la solución de los problemas que afectan a la población. Inclusive dejó entrever que sin el uso masivo del dólar, las cosas estuvieran mucho peor.

En el País Social, la sociedad venezolana sigue fracturada en medio de la calamidad y a la espera de soluciones a esta crisis que durante más de 20 años ha dividido a las familias, entre quienes aún sobreviven en Venezuela y quienes han partido buscando mejores oportunidades.

PAÍS político

Oposición: la coalición opositora que lidera Juan Guaidó retomó las calles del país. La convocatoria para el 16N fue exitosa y recuperó los niveles de participación que habían venido bajando, como es normal en este tipo de luchas que conllevan demasiado desgaste y tiempo. Los más radicales dirán que fue un fracaso porque Maduro sigue en el Palacio de Miraflores, pero la realidad indica que solo se sostienen gracias a la complicidad de los militares. Mientras la oposición retoma la presión popular, se continúa con el proceso para la renovación del Consejo Electoral con el fin de depurar el sistema y poder convocar a elecciones presidenciales. En esto es importante que el oficialismo sigue participando, lo que refuerza la percepción que sigue en marcha la “Tesis Zapatero” de la cual tanto hemos hablado en VyR. Por otro lado, no sería de extrañar que en cualquier momento se reanude el diálogo bajo la facilitación de Noruega como parte de ese proceso de transición que parece estar en marcha, aunque no a la velocidad que desearía la mayoría.

Oficialismo: en el régimen había temores con la jornada del 16N y por eso aplicaron fuertes medidas para contener la protesta opositora, incluyendo la prohibición de vuelos privados en todo el territorio nacional. Tenían la creencia que los sucesos en Bolivia y Chile sirvieran de motivación y así fue, porque los reportes sobre la participación de la población así lo certifican. La palabra diálogo sigue apareciendo con demasiada frecuencia en un sector moderado del oficialismo que buscan una salida negociada, en el marco de lo que hemos denominado como la “Tesis Zapatero” que tiene como objetivo una cesión controlada del poder mediante elecciones. Por eso participan activamente en el Comité de Postulaciones para la renovación del Poder Electoral. Ojala se imponga el interés de los más racionales y no la de los radicales que siguen en la ruta del colapso.

Comunidad internacional: se espera que en la próxima reunión del grupo de países que forme parte del TIAR se tomen otras decisiones contra el régimen. Se habla incluso de medidas directas contra Maduro, lo que contribuirá a profundizar en la presión internacional que busca la salida del régimen. Sin embargo, también destaca que la crisis en Chile y el cambio de gobierno en Argentina están impactando en el nivel de esa presión. Piñera tiene sus propios problemas que atender, mientras que la salida de Macri afectará la dura postura de Argentina. Ambos son dos jugadores de mucho peso en la coalición internacional contra el oficialismo.

PAÍS económico

Crisis: Maduro reconoció que la dolarización está en marcha en Venezuela y hasta agradeció que exista, porque con ella se han atenuado los problemas que afectan a la población. El régimen avanza en la apertura de espacios legales para el uso del dólar como moneda casi oficial. Nunca van a oficializar esa dolarización, pero ya no hacen nada contra ella.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela comienzan la semana en US$8.056 millones.

Petróleo: el precio promedio del petróleo venezolano comienza el nuevo período en US$51.

Dólar: el mercado cambiario sigue variando al alza. La cotización que informa el BCV se ubicó en Bs.S 29.383,24, mientras que el paralelo cerró en Bs.S 28.942,62.

Indicadores: no hay nuevas actualizaciones del BCV en cuanto a los indicadores de la economía venezolana.

PAÍS social

Migración: la cantidad de venezolanos que huyen de la crisis se mantiene, con la novedad que ahora la mudanza interna supera a la externa porque son miles los venezolanos que se cambian de ciudad, huyendo del colapso de los servicios públicos. Por lejos, el Zulia es el más afectado por esta migración interna ante el deterioro eléctrico y la escasez de agua.

Dolarización: el bolívar sigue muriendo como moneda usada por los venezolanos para sus transacciones comerciales. El dólar es la moneda de uso común en todo el país, con picos más altos en el Zulia. Pero no sólo se trata del dólar, sino que el peso colombiano gana espacios en la zona fronteriza.

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad