Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

SÍNTESIS DEPORTIVA|Caras nuevas en la convocatoria de la Vinotinto

ANÁLISIS PAÍS ¿Qué pasará con el levantamiento del 16N?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Para este 16 de noviembre está convocado un gran levantamiento nacional por parte de la oposición, en el marco del esfuerzo por alcanzar el anhelado cambio político en Venezuela. Si somos sinceros, no se evidencia un mayor entusiasmo social hacia ese evento opositor, aunque los partidos trabajan para que sea un éxito.

Desde la oposición confían en un resultado positivo en cuanto a la masiva participación de los ciudadanos a lo largo y ancho del país. Aspiran que las calles de las principales ciudades demuestren una vez más quiénes son la mayoría en Venezuela. Ahora, ¿Además de eso que otra cosa novedosa podría ocurrir? ¿Tienen planeado algo que concrete el cese de la usurpación?

Desde el oficialismo confían que el momento de la oposición ya pasó bajo el liderazgo de Juan Guaidó. Mientras tanto, siguen con su represión judicial selectiva teniendo como última víctima al diputado zuliano de Primero Justicia, Juan Pablo Guanipa. Por otro lado, siguen protegiendo a Caracas frente al colapso que se evidencia en el resto del pais, pero sobre todo en el Zulia.

¿Qué tendrá de especial y sorpresivo el 16N?

PAÍS político

Oposición: es difícil dejar de reconocer que la oposición liderada por Juan Guaidó lo ha intentado todo para concretar la transición. No es fácil enfrentarse a un adversario que no es demócrata, que usa las leyes de acuerdo con su conveniencia y que tampoco escatima en abusar de los recursos del Estado con el fin de aplastar a quienes les adversan. Pero hasta ahora no han logrado el gran objetivo: la caída de Maduro y el oficialismo. Para este 16 de noviembre, Juan Guaidó, convocó a un gran levantamiento nacional. Hasta ahora no es mucho el entusiasmo popular en relación con este evento, pero siempre queda margen para la sorpresa. Ahora bien, ¿Qué de novedoso tendrá esta convocatoria? ¿Qué tendrá de diferente a todos los eventos convocados este año? La información que manejamos sólo indica que los partidos de la oposición se preparan para ese día. En ese marco, Guaidó multiplicó las giras por el país y el apoyo a los paros de educadores y enfermeras, con el fin de calentar el ambiente de cara al 16N. Para ser sinceros, no se espera un gran acontecimiento para ese día, a menos que ocurran hechos que eleven las expectativas.

Oficialismo: el régimen sigue aferrado a sus objetivos de sobrevivir en el poder, aunque no hay una unidad real en torno al objetivo. Tal como hemos expuesto en VyR, en el oficialismo hay dos tendencias que tienen visiones distintas. En el “Madurismo” apuestan al éxito del diálogo y de su reincorporación al Parlamento con el fin de construir una salida alineada a sus objetivos de sobrevivir políticamente, apelando a lo que hemos denominado la “Tesis Zapatero”. Mientras que los radicales liderados por Diosdado Cabello apuestan al colapso de la lucha opositora, sin importar que en paralelo se produzca el colapso del país. En lo que si están unidos es en la necesidad de proteger a Caracas del resto de los males que afectan a la mayoría de los estados, pero sobre todo al Zulia: apagones, escasez de combustible y desabastecimiento de alimentos. Caracas es un oasis en medio de la calamidad. Con ello estiman que reducen las posibilidades de un estallido social. Además, mantienen su represión judicial como se evidencia con las decisiones del TSJ contra el diputado zuliano y dirigente de Primero Justicia, Juan Pablo Guanipa. Por otro lado, el régimen sigue jugando con la crisis y acaba de decretar las navidades felices, como si eso dependiera de una acción aislada de Maduro.

Comunidad internacional: se avecinan cambios en la presión de la coalición de países que buscan una salida al conflicto venezolano. La victoria del peronista, Alberto Fernández, en Argentina presagia un radical cambio en la estrategia hacia Venezuela, tomando en cuenta la importante influencia de la Vicepresidenta electa, Cristina Fernández viuda de Kirchner. Pero además habrá que esperar el resultado de la segunda vuelta de los comicios presidenciales en Uruguay, porque de ganar el opositor Luis Lacalle Pou esta nación modificaría su postura hacia Maduro. Sin embargo, Uruguay no tiene el mismo peso internacional que Argentina. Hasta ahora no hay una flexibilización de la presión internacional, pero es evidente que no hay el mismo esfuerzo tomando en cuenta las dificultades internas que varias naciones involucradas están teniendo.

PAÍS económico

Crisis: nada nuevo que comentar en esta materia. Hay una absoluta inacción de parte del régimen que encabeza Maduro. Lo único resaltante es el uso del dólar en sustitución del bolívar inclusive por las instituciones públicas. Desafortunadamente el bolívar está desapareciendo.

Reservas: siguen cayendo peligrosamente los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela. Comienzan la semana en US$7.976 millones.

Petróleo: el precio promedio del petróleo venezolano inicia el nuevo período en US$51,71.

Dólar: terminó una semana tumultuosa en el mercado cambiario. Tuvo alzas bastante fuertes en la tasa de cambio, pero luego cerró en baja y se estabilizó un poco. La tasa que informa el BCV se ubicó en Bs.S 22.493,91; mientras que el paralelo cerró con un promedio de Bs.S 21.009,78.

Indicadores: no hay nuevos reportes del BCV en esta materia.

PAÍS social

Migración: el interés por emigrar fuera del país tiende a bajar, si tomamos en cuenta el último estudio de la encuestadora Consultores 21 que demuestra que bajó la cantidad de personas que desean irse a otra nación, pero aumentó la cantidad de venezolanos que piensan migrar hacia otra ciudad. En ese sentido, Caracas es la ciudad más atractiva para esa mudanza interna porque no enfrenta los problemas que se palpan en el resto de Venezuela.

Resiliencia: como es normal uno de los efectos que está acarreando la crisis es la resiliencia de un sector importante de la sociedad que está adaptándose a las nuevas realidades, mientras bajan las expectativas de un cambio político a corto plazo.

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad