Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

SAINETE EN CÁPSULAS|Cómo cambiar la jungla de lo inaudito

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

¡ECUADOR! ¿Por qué fracasó el plan de Correa y Maduro?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En medio de la reciente crisis que vivió Ecuador, todo indicaba que regresarían aquellos tiempos de inestabilidad que tanto afectaron a ese país hace algunos años.

Había una mezcla de protesta popular ante las recientes medidas tomadas por el presidente, Lenin Moreno, con una estrategia desestabilizadora que puso en marcha Rafael Correa con el apoyo de Maduro.

Moreno parecía caído, pero logró frenar su salida del poder.

¿Qué ocurrió?

¿Por qué Correa y Maduro fracasaron?

Los detalles los analizamos en Área Privada de Verdades y Rumores

Mirarse en el mismo espejo

Muchos de ustedes dirán qué con tantos problemas en Venezuela, para que dedicarse a entender en profundidad lo que pudo ocurrir en Ecuador y como eso es parte de la historia política de Latinoamérica.

En ese sentido es importante mirarse en el espejo de lo que ocurrió, porque fue una conspiración de la izquierda aprovechando que el gobierno de Lenin Moreno tuvo que tomar medidas para corregir las distorsiones dejadas por la gestión populista de Correa.

Eso puede muy bien ocurrir en Venezuela, partiendo que en algún momento cercano debe iniciarse una transición en la cual deben tomarse medidas económicas y sociales que serán duras, lo que podría generar descontento por parte de la población.

Cuando llegue esa situación, los restos del chavismo militante y activo pueden ser los promotores de protestas colectivas que busquen abortar la transición que esté en marcha.

Por eso y otras razones, lo que ocurre en Ecuador y lo que está sucediendo en Argentina, aunque sin violencia por ahora, podría ocurrir en Venezuela si no se aprende la lección.

Y es prudente aprender las lecciones más cercanas para cortar ese círculo vicioso que afecta a la mayoría de las naciones de nuestro continente.

Los hechos ocurridos en Ecuador

El gobierno de Lenin Moreno se ha visto obligado a asumir un plan de ajuste de la economía, a raíz de los problemas que dejó Rafael Correa: elevado gasto público, un déficit fiscal de gran dimensión y un marcado estancamiento de la economía.

Ha sido un plan gradual que tuvo su clímax con la eliminación del subsidio a la gasolina que totaliza US$1.400 millones anuales, lo que generó protestas que en un primer momento fueron espontáneas, pero luego de convirtieron en un plan macabro que buscaba la caída de Moreno.

Como era de esperarse los primeros en salir fueron los gremios del transporte, pero luego se sumó las fuertes organizaciones de indígenas en Ecuador, que ya tuvieron roles importantes en las caídas de los presidentes Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez.

Sin duda que los grupos afectos al expresidente Rafael Correa fueron decisivos en el escalamiento de las protestas. Parecía que todo era dirigido desde Venezuela y de pronto apareció aquella denuncia de un diputado venezolano quien señaló que Correa estaba en Venezuela y recibiendo el apoyo de Maduro.

Eso demuestra que había un plan desestabilizador.

¿Por qué?

Porque Correa vive en Bélgica y no era “casual” su presencia en Venezuela.

Esa tesis se refuerza por su admisión de que era un asesor especial de Maduro.

El fracaso del plan

Para abortar la estrategia desestabilizadora la primera medida que tomó el presidente Moreno fue trasladar el gobierno a Guayaquil, con el fin de sacar del casco histórico de Quito el principal objetivo del plan que un cerco violento al gobierno en el Palacio de Carondelet, aunque esta acción en una primera instancia se interpretó como una huida, pero al final les quitó el trofeo que buscaban los protestantes.

La segunda acción fue aún más importante y fue dirigir el mensaje de diálogo a las organizaciones indígenas agrupadas en la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE).

Pero la CONAIE dio el paso más estratégico al deslindarse públicamente de los movimientos del correísmo, lo que dividió las protestas, Moreno revirtió el decreto de eliminación del subsidio y los indígenas se sumaron al diálogo propuesto por el presidente ecuatoriano.

Eso desarticuló, por ahora, el plan desestabilizador de Correa y Maduro.

La paz o las protestas van a depender del éxito del diálogo que esté en marcha en Ecuador.

Y sobre del contra ataque que pudiera estar organizando Correa.

Finalmente, recordemos que debemos mirarnos en el espejo de Ecuador y Argentina, claro está cuando salgamos de la pesadilla actual.

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad