Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

EDITORIAL|El acuerdo político: justicia sin venganza

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En nuestro último editorial planteamos dos escenarios ante el conflicto venezolano.

El primero tenía que ver con la salida deseada por un sector: rápida, radical y que incluye la venganza contra todos aquellos que acabaron con el país en estos más de 20 años de desastre chavista.

Y el segundo exponía los detalles de la salida más viable y que parte de un acuerdo político que conduzca a unas elecciones creíbles y confiables para la mayoría de los venezolanos.

Incluso nos atrevimos a recomendar, cosa difícil de enfrentar en estos tipos de gran radicalización, que no se satanizara de inmediato una negociación política y tampoco se descartara por completo las elecciones como el mecanismo de inicio de una transición.

Tal posición generó duras críticas de quienes, desde el anonimato que otorgan las redes sociales, se creen con el derecho de enjuiciar a todo aquel que siquiera se atreva a proponer una salida que se aleje de sus planes radicales y violentos.

Venezuela está en una situación que obliga a buscar salidas. No desechemos ninguna posibilidad.

Muchos consideran que un acuerdo político generaría inmunidad absoluta y no es del todo cierto.

La historia demuestra que la única vía que posibilita salir de regímenes, parecidos al venezolano, es otorgando cierta inmunidad temporal para que quienes tienen secuestrado el poder acepten cederlo a favor de la democracia.

Si nos creen revisen lo ocurrido en Chile y Argentina.

La mejor justicia es aquella que es inmediata y eficaz, pero tampoco la justicia que tarda un poco más deja de ser eficiente para resolver conflictos.

Un acuerdo político necesariamente implica beneficios para el sector más cuestionado, pero eso no quiere decir que a la larga los señalados no paguen por sus delitos.

La justicia puede tardar, pero a la larga también es eficaz.

Esa justicia la han probado los militares que lideraban las dictaduras en Argentina y Chile.

Y hasta incluso la han vivido los nazis que escaparon de los juicios de Núremberg, pero que luego igual pagaron por sus delitos muchos años después.

Un acuerdo política favorable para Venezuela permitiría destrabar la crisis y comenzar la recuperación del país.

Si seguimos esperando por acciones radicales que conduzcan a la venganza, crecerá el sufrimiento y los problemas que afectan a los venezolanos.

Muchos consideran que un acuerdo político generaría inmunidad absoluta.

La negociación bien llevada es la salida pacífica.

La radicalización sólo conduciría a incrementar los problemas, mayor derramamiento de sangre y a una violencia peligrosa.

Venezuela está en una situación que obliga a buscar salidas.

No desechemos ninguna posibilidad.

El odio y la venganza no son el camino.

Tomen el ejemplo de Nelson Mandela en Sudáfrica.

 

@VerdadesRumores

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad