Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ENDER ARENAS|El túnel

#CONTRASTES|Darwin Chávez conversa con el rector de la URU, Jesús Esparza Bracho

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

CAIGA QUIEN CAIGA|Ser docente y no morir en el intento

YAISI CUBILLÁN…. La crisis no es solo en nuestro país

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La crisis venezolana empeora. La guajira colombiana ha llegado a un punto que  está sufriendo  la crisis venezolana, así o más fuerte que los mismos venezolanos que siguen en el país, ese calvario que todos ya sabemos. Sin querer queriendo he escuchado y he visto con mis propios ojos el afán diario de acá de este departamento. Muchos sacaban provecho a la gasolina nuestra, producto que compraban “Barato”

El gentilicio está sufriendo así lo exponen ellos mismos, el mercado popular ya no se mueve con tanta fluidez, hay muchos buhoneros, entre ellos el 70% son marabinos, de Barquisimeto y Valencia, son vendedores ambulantes que  también se suman al problema de la economía .

Entre una y otra cosa, este lado fronterizo de Colombia se ve afectado por los problemas de Venezuela; el contrabando de combustible era el negocio mas grande, para nadie es un secreto ese valioso tema; pero ahora todo se apuesto cuesta arriba y la poca gasolina que logran pasar se debate diariamente con los costos de la de acá. Hace unos días se podían observar las filas en las estaciones de servicio, lugar donde ni las hormigas hacían “cola” porque no había nadie que allí se parara.

Eso sin comentarles la escasez de trabajo, la fuente laboral ha disminuido notablemente, debo confesar que por mi puesto de trabajo que está ubicado en todo el mercado popular, a diario pasan miles de paisanos con mochilas y ganas de seguir adelante; uno de los trabajos más frecuentes que ellos optan aquí, es el de vendedor de tinto (café). Tengo la oportunidad de conversar con las mujeres que toman esa vía para generar unos pesos al día y así poder darles de comer, y suplir las necesidades de sus hijos. Son tantas cosas que se ven, muchas de ellas lloran en silencio y es que el afán diario es rudo y tedioso.

En cualquier parte del mundo hay un venezolano añorando regresar, muchos son profesionales que están optando por vender cualquier cosa en la calle para tener un pan que comer; es la necesidad que los obliga a medirse a lo que sea; la publicista es pizzera, el carnicero es profesor y el taxista era de educación.

 

Periodista|@Yaisi1

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad