Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ENDER ARENAS|El túnel

#CONTRASTES|Darwin Chávez conversa con el rector de la URU, Jesús Esparza Bracho

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

CAIGA QUIEN CAIGA|Ser docente y no morir en el intento

EDITORIAL|Recuperar la confianza en el voto

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Todo apunta a que la solución final a la crisis venezolana pasa por un acuerdo político que tendría como base unas elecciones.

Pero está más que claro que no se trata de cualquier proceso electoral, sino de uno que debe el resultado de una depuración total del sistema electoral venezolano, en el cual se eliminen los vicios creados y aprovechados por el chavismo durante 20 años de manipulación.

Sin esa depuración sería imposible recuperar la confianza de las personas en el voto. La gente desconfía del CNE y con mucha razón, aunque está dispuesta a votar si ese es el paso final para consolidar una transición.

Las encuestas son claras en ese sentido al presentar resultados contradictorios: siguen valorando el voto, pero no con el actual CNE.

Es comprensible.

Eso demuestra que, si se asume la corrección de las desviaciones existentes en el Poder Electoral, sería menos complejo incentivar a la población a expresarse en las urnas y decidir cuál es el rumbo que debe tomar Venezuela.

Pero hay problemas.

Y buena parte gira en torno a la conducta de los radicales de ambos bandos.

Los “ultras” de la oposición y que cohabitan en ese ecosistema que brindan las redes sociales, son los principales enemigos de esa posibilidad porque ellos pregonan que la salida es violenta para exterminar todo rastro del chavismo en Venezuela.

La realidad es totalmente distinta.

Venezuela no soporta una confrontación interna porque eso aniquilaría lo que queda de nuestra sociedad.

En el mejor escenario, ninguna tendencia va a desaparecer por completo.

Una cosa son los líderes del chavismo que merecen ser enjuiciados en el Tribunal de la Inquisición y otra cosa son aquellos venezolanos que siguen creyendo en el proceso que creó Chávez.

Todos los sectores harán falta en la futura recuperación del país.

¿Y la justicia?

Por supuesto que debe haber justicia, pero una que no busque un exterminio masivo, sino un castigo selectivo.

O acaso ¿La señora que es líder vecinal y que creyó en Chávez es igual que un Diosdado Cabello que ha cometido delitos?

Por supuesto que no.

La reconciliación y el perdón es el camino en la medida que sea selectiva y exista la voluntad colectiva de reconstruir a Venezuela.

Ante las necesidades urgentes de iniciar la recuperación, nadie puede desechar el voto como el mecanismo final para poner fin a la tragedia y comenzar una nueva era.

Los radicalismos no son el camino.

 

@VerdadesRumores

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad