Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

EDITORIAL|Las pésimas señales que emergen desde la oposición

¿FRAUDE? En “De Norte a Sur” analizamos el resultado electoral en Bolivia

JOAQUÍN CHAPARRO|Anomia zuliana

EDITORIAL|El peligro de intentar apagar fuego con gasolina

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El chavismo siempre intenta hacer gala de su capacidad para asumir riesgos y salir airoso en esas duras pruebas.

Era normal que Chávez tratara de apagar fuego con gasolina, ya que siempre buscaba, en algunas situaciones, tapar un conflicto creando otro o azuzando el mismo problema.

Maduro tiene pocas capacidades verdaderamente efectivas. No es Chávez pero ni de cerca.

En algunas situaciones se muestra torpe y es muy influenciable por sus supuestos aliados, sobre todo Cuba.

Por eso su última decisión de ordenar ejercicios militares en la frontera con Colombia y además decretar el “Alerta Naranja” como si de verdad existiese una amenaza externa real, es intentar apagar el fuego del conflicto con gasolina.

La frontera es un polvorín que puede explotar en cualquier momento.

Y si le agregamos que informó el despliegue de sistemas de defensa área S300 de fabricación rusa, pone peor la situación que ya es verdaderamente explosiva.

Tal como hemos expuesto en VyR, esas decisiones son en respuesta a la presencia de agentes de la inteligencia colombiana quienes vigilan la presencia de los líderes de la nueva FARC en Venezuela, pero además ante la posibilidad de operaciones colombianas de búsqueda y captura.

Este tipo de riesgos son absolutamente innecesarios en el marco de la crisis que vive el país.

Ni es necesario esa alianza con terroristas.

Ni es necesario retar a Colombia en la frontera.

El oficialismo no necesita una guerra, sino una negociación real que les permita ceder el poder mediante un acuerdo que incluya beneficios para algunos de ellos.

Venezuela no necesita un conflicto armado con Colombia.

Y estamos al borde de eso por la presencia de militares venezolanos y colombianos, además de la guerrilla que está reorganizándose.

La frontera es un polvorín que puede explotar en cualquier momento.

Este tipo de riesgos son absolutamente innecesarios en el marco de la crisis.

Estos hechos demuestran la ausencia total de racionalidad en el régimen, ya que pareciera que buscan un falso positivo que sirva a sus fines.

¿Eso es útil para solucionar los problemas de los venezolanos?

No, pues sólo funciona para la estrategia de sobrevivencia radical del oficialismo.

Ojalá la sensatez se imponga en ambas partes.

 

@VerdadesRumores

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad