Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

ADOLFO HERNÁNDEZ|Se nos fue un buen ciudadano: el Dr. Joaquín Ordóñez

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El 12 de Junio del año en curso, me traslade a la ciudad de San Cristóbal, para asistir a las exequias del Dr. JOAQUÍN SEGUNDO ORDÓÑEZ VILLALOBOS, quien nació el 31 de Mayo de 1.927, en el  Municipio Mara del Estado Zulia,  hijo de José Joaquín Ordóñez y Amelia María Villalobos, propietarios de los fundos: La Eneita y El Chirimollo, recibió su educación primaria en el Instituto Pestalociano, bajo la dirección del gran maestro “José Hermágoras Chávez”, su educación secundaria fue realizada en el Liceo Baralt, su interés por las Ciencias Físicas y Biológicas lo llevan a estudiar en la Universidad de los Andes, recibiendo el grado de Doctor en Farmacia. De regreso a su tierra del sol amada, el Colegio de Farmacéuticos (Colfar Zulia), le selecciona para regentar la farmacia de Veritas del Instituto Venezolano del Seguro Social, (I.V.S.S), y Delegado para las zonas Zulia-Falcón, donde aplica las normas de procedimientos y licitaciones de compras, de acuerdo con la ley de Contraloría. Desempeñándose por dos años. Funda las farmacias del Centro Bella Vista y la del Terminal de Embarque Petrolero de Palmarejo de Mara. Destacándose gremialmente, como miembro activo del Colfar-Zulia, en él Tribunal Disciplinario y Tesorero en 1.961.

Ante su impecable labor en 1.963, la Dirección de los Seguros Sociales, le gira instrucciones para que se encargue de los Servicios farmacéuticos del Distrito Capital o la Regencia de San Cristóbal, “todo bajo su discreción”, pero como la vida capitalina, era muy agitada, decidió trasladarse a la Ciudad de la cordialidad, sus primeros cambios fue mejorar las relaciones humanas del personal, con la colectividad asegurada, tratando en lo posible que todo asegurado obtuviera sus medicamentos. Colaboró con la extensión del Seguro Social en el Distrito Cárdenas, fue miembro activo del Colegio de Farmacéuticos del Estado Táchira, asumiendo la Presidencia de su tribunal disciplinario y Presidente de dicho Colegio en dos oportunidades. Igualmente fue Senador Suplente de Ramón J Velazquez, por el Estado Táchira. En 1.976 fue seleccionado por la Dirección Nacional y Regional de su Partido Acción Democrática (A.D), para que el 02 de Enero de 1.977, asumiera como Concejal Suplente, las riendas de la Presidencia del Concejo Municipal de San Cristóbal, para el periodo 77-78, “actualmente Alcalde”.

Asumiendo la Presidencia Municipal, pronuncio unas palabras de Rómulo Gallegos en su discurso: “La confianza puesta en mí, nunca será defraudada. Vamos todos a trabajar”. Selecciono un equipo de colaboradores, entre lo más idóneos y honrados en la Administración Municipal, siendo “su norte era la autogestión municipal”. Su primer Choque con intereses extraños, fue cuando Decreto la Prohibición de Cervezas y Licores, en los actos infantiles  dentro de la Feria de San Sebastian, “por considerar que dichas ventas, prelavan con la Declaración Universal de los Derechos del Niño”, fue celoso ejecutor de las Ordenanzas Municipales, del mejoramiento y superación del personal obrero, técnico y profesional, respetó los meritos de los funcionarios, solvento todos los problemas laborales del Municipio. Las ayudas de medicamentos y equipos fueron otorgadas a nombre del Concejo Municipal, no a forma personal, sin observar el color político, entre sus obras destacaron: las reparaciones del Preescolar del Mercado de la Ermita; La Escuela Municipal; El Asilo: Medardo Piñera y el Asilo “Padre Lisardo”, a quien aparte le dono 500.000 Bolívares para la alimentación de los adultos mayores.

Adquirió la Escuela San José para el Municipio; Construyó el Parque los Alticos, brocales e islas de la Avenida Libertador; Realizó un Censo de Buhoneros, Pintó el Cementerio Municipal, Pintó y Bacheo el Circuito de Ciclismo, Construyó y desarrolló una idea de la Dirección de Ambiente, “el plan de riego para los parques y avenidas”. Todos estos logros por autogestión municipal y sin erogar gastos de publicidad, logrando solucionar el riego de la ciudad. Los dos camiones cisternas del Concejo Municipio, fueron enviados a repartir agua a los barrios de la ciudad, y a su vez para paliar el problema de sed del Táchira, en los antes Distritos: Ureña, San Antonio, Capacho, Santa Ana, Lobatera, Tariba y Palmira. Doto el cuerpo de Bomberos. Celebro la primera fiesta navideña del Concejo Municipal, donde los hijos de los trabajadores, contaron con sus regalos, golosinas y su cesta navideña. Llamo a otras Instituciones publicas y privadas como: La Gobernación del Estado, El Ministerio de Educación, El Ministerio del Ambiente, Los Scouts, Rotary Club, UNET, y a otros, a que colaboraran con el Municipio en la pintura de las Plazas: Bolívar, Páez, Miranda, Sucre, María del Carmen Ramírez, Ríos Reina, Obelisco y el distribuidor Concordia.

La Sultana del Torbes se mantenía totalmente alumbrada, limpia, bonita y sin huecos, sus tributos empezaron a crecer. Le toco presidir los actos del Campeonato Mundial del Ciclismos, que sin  presupuestado, saco adelante, con toda la logística y técnicas exigidas por la organización internacional, dejando en alto al país y la gestión Municipal, Estadal y Nacional, construyendo para ello el velódromo y la villa olímpica. San Cristóbal se lleno de orgullo, al recibir todas las delegaciones a tal magno evento. De igual forma le toco Presidir los actos conmemorativos al Día de la Ciudad, otorgándole el Emblema de Oro de la Ciudad de San Cristóbal, a su obispo Alejandro Fernández Feo. Era tal su sencillez y su calidad humana, del Dr. Ordóñez como le decían con cariño sus citadinos, que estando de permiso no remunerado por el Instituto del Seguro Social, y siendo Presidente del Concejo Municipal, al salir de su despacho, asistía a diario a la Farmacia del IVSS, a revisar como estaba marchando y atender a la comunidad que lo necesitara. Una vez jubilado, asume regentar las Farmacias privadas “Puente Real y la Monumental”, de su inseparable amigo: Jorge Ovalles, y la Farmacia Popular.

Su Informe de gestión administrativa de 39 paginas, fue expuesto a toda la opinión publica y a su partido para su auditoria, hasta el Periodista: Humberto Rodríguez del Diario Católico anuncio: “Una Administración Sana ante el Concejo Municipal, hizo el Dr. Joaquín Ordóñez”, dejando un superávit de mas 1.430.000 “Un Millón Cuatrocientos Treinta Mil Bolívares, para la época una fortuna”. Mientras el Tercer Cronista de la Sultana del Torbes: Dr. JJ Villamizar Molina, en su libro: “Instantes del Camino”, plasmo al Dr. Joaquín Ordóñez, como un hombre de gran rectitud y procedimientos verticales, de personalidad clara, como el brillo de un meridiano, expuesto a la luz del medio día y a la mirada y juicio de sus amigos, que le aprecian altamente, su espíritu de trabajo es calificado, constante y de eficiente proyección. Luego el Gobernador del Estado, le llama, para que asuma la Farmacia de la Lotería del Táchira, quien con su Directiva fundan las Giras Nacionales y Estadales del “Kino Táchira”, desplazándose no solo por todos los pueblos del Estado, sino también por toda Venezuela, entregando medicinas y equipos por mas de diez años, para los mas necesitados.

Fue: articulista del Diario Católico, Secretario de Organización de AD, de los anteriores  Municipios, hoy Parroquias de San Juan Bautista y San Cristóbal, del Distrito Capital de San Cristóbal, hoy Municipio, y Secretario de Profesionales y Técnicos de AD, Seccional Táchira. Entre sus reconocimientos: El Ministerio del Trabajo, le otorgo su máximo galardón: Orden al Merito en el Trabajo, en su Primera Clase. AD del Estado Táchira, en su 53 Aniversario le entrega Medalla de Oro, por Honor al Merito. El 21-12-1.994 La Lotería del Táchira le entrega Botón de Oro, por servicios prestados. En sus Bodas de Plata el Diario Católico, le condecora con Botón de Oro. El Rotary Club, le reconoce como Miembro Honorífico entre oros. El Legado del Dr. Ordóñez, a familiares y amigos, será recordado por muchos, a sus 92 años con una lucidez sin igual, queriendo ver una Venezuela libre y para los Venezolanos, no deja bienes de fortuna, pero dejo un hogar lleno de inmenso amor, para su Señora María Lourdes, y a sus hijos: Ana Amelia nacida en Maracaibo y a Gustavo y a Joaquín José, nacidos en esa tierra cordial, en donde hoy reposan su restos.

Como olvidar a un hombre, que daba todo a cambio de nada, su amistad, hospitalidad, conocimientos, consejos, honorabilidad, honestidad, humildad, calidez y humor característico lo convierten en eterno. Recuerdo que en compañía de su amigo, el Profesor Isauro Borjas, me dijo: no dejes que la politiquería y sus malos conductores, empañen tus luchas y trabajo social, el país, necesita buenos defensores, es la hora de actuar. Para mí, Joaquín Segundo Ordóñez Villalobos, fue un Buen Ciudadano, o “Un Buen Ciudadano en Positivo”, como lo definimos, en “ACEP” Acción Ciudadana En Positivo: Es aquel que conoce bien sus deberes y derechos, que comprende un derecho automático, genera un deber y que cumple respetuosamente la ley, sin que necesite la vigilancia para hacerla cumplir, un ciudadano en positivo, es aquel que siempre tiene una actitud proactiva, que vive enamorado de su trabajo, ama su familia y da todo sin esperar nada a cambio por su país, que solo espera el respeto de otros ciudadanos y esta dispuesto a ayudar al que realmente lo necesita, por que comprende que a esta vida se vino a cumplir con una misión, un ciudadano en positivo construye un legado de educación, protección de desarrollo con pensamiento libre, bajo los lineamientos del respeto a las leyes de la republica, que son las mas sagradas para cada miembro de una sociedad. “Y por ello me he permitido resaltar su loable labor”  ciudadanos como el Dr. Ordoñez son los que hoy debemos recordar, enaltecer y seguir como ejemplo, para mejor este País.

 

@AmigosporVzla

NOTA: “Ciertamente, el oro y la plata son objetos preciosos; pero la existencia de la República y la vida de los ciudadanos son mas preciosos aún”.

Carta de Bolívar a Santander 30-5-1.820.

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad