Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

SÍNTESIS DEPORTIVA|Se complican las eliminatorias para la Vinotinto

ANÁLISIS PAÍS|Venezuela agoniza con el socialismo chavista

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El deterioro del país avanza a una velocidad muy alta. Los problemas se acumulan en la medida que no existe realmente un gobierno que se ocupe de buscarles solución. El abismo al cual nos lleva el socialismo chavista es profundo y del cual será muy difícil sacar a Venezuela.

La crisis ha reducido drásticamente el tamaño de la economía nacional. La hiperinflación marca el día a día. Mientras que el bolívar desapareció y la moneda de mayor circulación es el dólar. El hambre es mayoría. El colapso final parece estar cerca. El mismo llegaría si terminan de agotar los inventarios de gasolina.

En el País Político, avanzan las negociaciones con el fin de encontrar salidas al conflicto. Lamentablemente no van al mismo ritmo que la crisis. Los pocos resultados de la mediación en Noruega no quieren decir que se agotaron las vías políticas. Las acciones disruptivas aún siguen en el tapete.

En el País Social, la Organización de Naciones Unidas calcula que la migración de venezolanos supero los cuatro millones de personas que han huido. Eso ratifica que la crisis venezolana, es una crisis de incidencia regional porque la mayor parte de la diáspora está en Suramérica.

PAÍS político

Oficialismo: continúa la lucha interna por encontrar espacios en una negociación. El viaje de Diosdado Cabello a Cuba parece obedecer a eso, aunque traten de justificarlo con la organización de la ronda del Foro de Sao Paulo que se realizará en Caracas. Se infiere que Cabello fue a buscar el apoyo de los cubanos para insertarse en la negociación. O por el contrario Cuba trata de convencerlo para que no sea un obstáculo para encontrar la salida. Maduro y sus aliados antillanos siguen en la búsqueda de un acuerdo que le permita al primero un exilio sin persecuciones y a los segundos una flexibilización del embargo. Que de la mediación en Noruega aún no haya resultados positivos, es casi que normal, pero es bueno acotar que fue el oficialismo quien pidió el adelanto de las reuniones, ya que tienen la urgencia de encontrar soluciones. Este tema divide aún más a un régimen plagado de desconfianza entre sus líderes. Las lealtades están en sus horas bajas. La filtración del video con la entrevista que Jorge Ramos intentó hacer a Maduro y que fue finalmente decomisado, es una muestra de ello. Alguien muy poderoso sacó ese material.

Oposición: la lucha que lidera Juan Guaidó sigue jugando a dos bandas. La primera tiene que ver con la negociación como vía política para encontrar las soluciones al conflicto, pero si esta opción fracasa, siguen tratando de juntar todas las capacidades para una acción militar puntual que ponga fin al oficialismo. Un punto importante es el llamado de atención que les hizo el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, quien les pide mayor unidad y apartar sus objetivos personales. Los locos y locas de la oposición deben calmar sus ambiciones. Deben dedicarse a unirse en torno a Guaidó con el fin de mantener la esperanza y concretar la anhelada transición. El tiempo corre contra sus intenciones como secuela del rápido deterioro de Venezuela y las urgencias de la mayoría de la población.

Comunidad internacional: prosigue la estrategia internacional de usar la mediación propuesta por Noruega y las amenazas de Estados Unidos en una especie de ablandamiento del régimen. Pareciera que la comunidad internacional trata de agotar las vías políticas para la solución, pero además no descartan una acción disruptiva que podría ser la intervención militar.

PAÍS económico

Crisis: Venezuela agoniza en medio de tantos problemas y la ausencia de un verdadero gobierno que busque soluciones. La hiperinflación continúa haciendo un hueco en la economía familiar, mientras el bolívar perdió por paliza el duelo con el dólar. El colapso parece estar cerca y el detonante podría ser el agotamiento final de las reservas de gasolina. Sin combustible termina de paralizarse la nación y eso marcaría la posible aparición de escenarios graves de caos. No hay gobernabilidad en la nación. Tampoco hay gobernanza para tomar las decisiones que se necesitan. El deterioro marcha a un ritmo vertiginoso.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela se recuperaron y cerraron en $8.189 millones.

Petróleo: el precio promedio de la cesta petrolera venezolana continúa en retroceso y se ubicó en $55,83.

Dólar: el mercado oficial no controlado cerró en Bs.S 6.049,21, cerrando un poco la brecha con el paralelo que se ubicó en Bs.S 6.394,77.

PAÍS social

Colapso: el empobrecimiento general de la población venezolana es amplio y veloz. El hambre sigue siendo mayoría porque buena parte de la población carece de los ingresos y el acceso a los alimentos. Todo empeorará en la medida que continúe el agotamiento de la gasolina.

Migración: la Venezuela que agoniza sigue siendo un problema humanitario regional. La ONU estima que más de 4 millones de venezolanos han huido de la crisis hacia otros países. Buena parte de quienes emigran lo hacen en condiciones de severa vulnerabilidad, lo que se convierte en un problema para las naciones que los reciben.

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad