Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

SAINETE EN CÁPSULAS|En la búsqueda de un pueblo para la libertad

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

ANÁLISIS PAÍS ¿Se acelera el desenlace de la crisis venezolana?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La lucha entre oposición y oficialismo entró en una nueva fase a partir del 30 de abril, porque, a pesar que no se alcanzó la caída de Nicolás Maduro, se abrieron las puertas a una grave fractura en el régimen. Las deslealtades ganan espacios. Nadie confía en nadie. Maduro es un problema para la mayoría.

Pero además a partir de ese día, los Estados Unidos endureció su discurso y se asoma una probable acción militar. Incluso de pronto no sería necesario que tropas de ese país pisen sueño venezolano, sino que mediante la disuasión a través del poderío militar de EEUU se logre una salida.

En el País Económico, se profundiza la crisis económica porque no hay ningún plan en marcha para resolver los problemas. La dolarización sigue evolucionando, mientras el bolívar no sólo se devalúa, sino que también pierde confianza en los consumidores.

En el País Social, el acelerado deterioro de Venezuela es digno de un amplio estudio. Es un tema complicado y difícil de comprender tomando en cuenta las abundantes riquezas que existen. El colapso sigue incidiendo en un incremento de la migración.

PAÍS político

Oficialismo: si bien es cierto lograron sortear con éxito la revuelta del pasado 30 de abril, los resultados de aquella jornada dejaron profundas heridas dentro del oficialismo. Los señalamientos contra el general Vladimir Padrino López y el magistrado Maikel Moreno cayeron como una bomba de racimo en el oficialismo y ésta dejó múltiples destrozos. Maduro no confía en nadie y por eso los cubanos decidieron trasladarlo a un bunker con custodia especial del G2. Inclusive en la cadena grabada del pasado jueves en la cual Maduro estaba rodeado de militares, se observa la incomodidad de éste con algunas de las afirmaciones que hizo el Ministro de la Defensa en su discurso. La falta de confianza se propagó rápidamente en todo el oficialismo. Maduro se ha convertido en un peligro para la mayoría de los líderes civiles y militares. Lo ven como el mayor responsable de sus desgracias actuales y sobre todo de las sanciones que EEUU y otras naciones le han impuesto. Esa fractura interna incrementa la debilidad del oficialismo y abre las puertas para negociaciones. Pero además ven como una opción muy cercana que Estados Unidos ejecute alguna opción militar contra ellos. A la par que se erosiona su estabilidad política, el oficialismo se ve afectado por la velocidad que ha tomado la crisis. Los problemas se han venido acumulando y profundizando causando severos destrozos en la calidad de vida de los venezolanos. El cerco contra el régimen cada vez es mayor. Pareciera que una solución está cerca.

Oposición: a pesar de no haber conseguido aún el objetivo mayor de la Operación “Libertad”, la jornada del pasado 30 de abril dejó resultados positivos para la lucha de la oposición. Ese día se demostró que existe una fractura importante en el oficialismo y a raíz de lo ocurrido y de las declaraciones posteriores, sobre todo de los voceros de EEUU, se incrementó la desconfianza interna. La oposición debe aprovechar que las lealtades dentro del régimen se perdieron, con el fin de entablar una negociación final que ayude a encontrar una salida pacífica. Pero además aún tienen la opción de solicitar apoyo militar a los países ocupados con la crisis venezolana, apelando al artículo 187, numeral 11, de la Constitución Nacional.

Comunidad internacional: el cerco al oficialismo se sigue estrechando. La participación de Estados Unidos ha sido fundamental en la dura tarea de arrinconar al oficialismo y promover las negociaciones con algunos de sus integrantes. Mientras agotan la vía política y diplomática, la opción militar sigue en el tapete. Pareciera que el gobierno de Donald Trump se está preparando para forzar una salida al conflicto en Venezuela y eso implicaría algunas operaciones militares puntuales.

PAÍS económico

Crisis: no hay ningún control sobre la economía. Los problemas que la afectan se profundizan al no existir una real política de corrección económica que logre resolver las dificultades. La ausencia de gobernabilidad y gobernanza es manifiesta. La dolarización avanza destruyendo al bolívar, que no sólo se ha devaluado, sino que carece de la confianza de la población. Mientras que la hiperinflación arrolla la calidad de vida de los venezolanos. Se mantiene la proyección de una inflación de 10.000.000% para este año.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela comienzan la semana en $8.538 millones.

Petróleo: el precio promedio del petróleo venezolano se ubicó en 441,46 yuanes.

Dólar: el tipo de cambio oficial cerró en Bs.S 5.202,85; mientras el paralelo se ubica en Bs.S 6.163,28.

Indicadores: persiste el silencio del Banco Central de Venezuela en cuanto a los indicadores de la economía.

PAÍS social

Deterioro: la destrucción de Venezuela marcha a toda velocidad. El deterioro es general en cuanto a servicios públicos, calidad de vida, poder adquisitivo, inseguridad y sobre todo con la pérdida de la esperanza en un mejor presente y un promisorio futuro.

Migración: la profundización de los problemas que afectan a los ciudadanos, tiene una incidencia grave en el incremento de la migración. De hecho la diáspora venezolana tiene fuertes repercusiones en la región, porque los países vecinos se ven desbordado ante la masiva llegada de venezolanos que huyen.

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad