Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

ENTRE LÍNEAS|El ego y sus caprichos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La costosa fortuna que hemos pagado los venezolanos

El ego es natural de todos los seres humanos, es inevitable pero controlable para los más astutos.

Pero, ¿qué pasa cuando el ego de una persona con cierto poder, se adueña de sus palabras y sus decisiones? 

En la historia, recuerdo a presidentes como Rafael Caldera, su ego frustrado no le permitió seguir haciendo filas en Copey, fundó otro partido. Pero ese ego fue más lejos aún, Caldera, reconocido intelectual, fue desplazado de sus pretensiones presidenciales, por un apenas bachiller Carlos Andrés Pérez. La factura nos salió cara, el presidente Caldera preso de su ego le daría plena libertad a Chávez (del ego de este señor ni siquiera hace falta hablar)

No debe ser cosa fácil para un político como Capriles, que llegó a conglomerar a tanta gente a su alrededor, hacerse a un lado y demostrar apoyo irrestricto a un recién elegido presidente de la AN.

No me importa con qué intenciones, porque nada de lo que él diga marcará la diferencia en la lucha por la libertad y es ahí donde se demuestra el poder de dominio sobre su ego; debo aclarar que soy una de las decepcionadas en la historia de Capriles, no confío en él, pero es importante reconocer que ha sabido ubicar el papel que juega en este momento.

Para mi sorpresa, a quien más admiro por su valentía, es la que ha perdido el control sobre su ego, una descontrolada María Corina Machado ha sucumbido ante los caprichos de su ego para terminar convirtiéndose lamentablemente en lo que sus enemigos políticos han denominado con toda razón, la “manager de tribuna” en un momento tan importante de la historia de nuestro país, en el que desgraciadamente ella no tiene autoridad que la califique para dar órdenes.

Lamentables declaraciones que la hacen parecer más una enemiga que una aliada del único funcionario público, legítimo y reconocido como tal a nivel internacional como líder de lo que podría llegar a convertirse en la posibilidad de la libertad de Venezuela.

De todo esto solo nos queda analizar: Cuánto nos ha costado a los venezolanos el Ego de nuestros “líderes” y ¿hasta cuándo seguirán en su ceguera? 

 

Raquel Medina|@raquelamandam|Periodista|CNP 17.683

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad