Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

SAINETE EN CÁPSULAS|En la búsqueda de un pueblo para la libertad

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

VERDADES Y RUMORES ¿Cambiará Maduro al Ministro de la Defensa?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

PARTE DE GUERRA. Nada significativo y positivo que reportar. Ni avanzamos, ni retrocedemos en el conflicto. Maduro sigue en el poder. Mientras que Juan Guaidó sigue haciendo el esfuerzo a pesar de los ataques del oficialismo y de sectores de la oposición. El régimen sigue cercado y acosado por la comunidad internacional. La oposición por su parte sigue medio perdida en su laberinto, porque los demonios internos están trabajando sin descanso para empantanar la lucha. En lo que si hay muchas cosas que reportar es el avance de la crisis en el país. El bolívar desapareció y casi todo se transa en dólares, porque nadie quiere correr el riesgo de perder dinero con la rápida devaluación de la moneda nacional. Y hablando de devaluación, con la última depreciación del bolívar frente al dólar que decidió el BCV, el salario mínimo de los venezolanos se terminó de volver una vergüenza. El hambre va en aumento, porque el acceso a dólares es un privilegio de una minoría. La gran mayoría de la población apenas gana bolívares, aunque algunos no gana nada. La crisis eléctrica sigue sin solución de fondo y no la tendrá mientras el oficialismo esté en el poder. La caída de la actividad comercial e industrial se profundiza como secuela de los apagones y de los problemas que ya los afectaban. La migración va en aumento en la medida que se retrasa la caída de Maduro y las condiciones de vida en el país empeoran. Venezuela acelera su desmantelamiento como sociedad. La institucionalidad desapareció casi en su totalidad, porque a duras penas sobrevive la Asamblea Nacional como un poder autónomo. Este parte de guerra pronto podría convertirse en el panegírico que destaque lo que fue Venezuela, pero que ya murió.

CAMBIOS. El tema militar sigue siendo un punto de conflicto dentro del oficialismo. En ese sentido, se acerca el tiempo de cambiar al Ministro de la Defensa y a los comandantes de los cinco componentes. Por eso comienza el debate sobre si debe ser ratificado el general, Vladimir Padrino López, o en su defecto debe ser designado un sustituto por el largo tiempo que tiene en el cargo (casi 5 años) ¿Por qué es importante esa polémica en estos momentos? Porque el control de la FAN es clave para el oficialismo, pero también para la oposición ¿Oposición? Sí, porque si hay un cambio significativo en el Ministerio de la Defensa, podría modificarse la postura de ese mundo hacia la propuesta de la transición. Hasta ahora todos los esfuerzos de la oposición para captar el apoyo de la cúpula militar, han fracasado. Pero eso podría mutar. En el caso del oficialismo hoy más que nunca es importante el control de la Fuerza Armada Nacional ya que eso representa la única posibilidad que tienen para sostenerse en el poder. Desafortunadamente para el oficialismo, los tradicionales cambios militares de julio coinciden con el peor capítulo de la crisis política y con el valor que la FAN ha tomado en este momento tan particular. Tal como lo advertimos desde comienzos de año, al interior del oficialismo hay una intensa discusión sobre la permanencia de Padrino López en Min-Defensa y el nombre de los sustitutos en cada una de las comandancias de los componentes. El sector que tenga mayoría en esa distribución, tendrá mayor control y mejores posibilidades de sostenerse en el poder o de negociar una cesión del mismo. En aquel momento dibujábamos un enfrentamiento entre Maduro y Cabello por ese control. Cabello lo quería todo o casi todo tomando en cuenta que su grupo está formado principalmente por militares. Eso no ha cambiado luego de los eventos ocurridos a partir del 23E. Ambos quieren tener ese control militar para garantizarse su supervivencia política. En esta discusión los cubanos tienen mucho que decir y decidir ¿Por qué? Porque ellos necesitarían a un Ministro de la Defensa afín a sus intereses como ha sido Padrino ¿Recuerdan las fotos de sus encuentros con Fidel Castro? Y además no les convendría que Cabello tenga el control principal, porque éste nunca ha sido muy cercano a Cuba. Sin duda que el general Padrino López tiene la primera opción para ser ratificado, ya que ha jugado un papel vital para Maduro desde su nombramiento el 25 de octubre de 2014 ¿Por qué? Porque NM, al contrario de Chávez, necesitaba un interlocutor respetado en el mundo militar y que éste actuara como “bisagra” ante los conflictos que nunca han cesado en el país. Por eso y mucho más, PL tiene un gran valor para el “Madurismo”. Pero su permanencia en Min-Defensa genera ronchas en la cúpula verde, porque afecta las aspiraciones de varios oficiales que tienen el tiempo, el rango y los “méritos” para ocupar ese cargo. Se tejen varios argumentos contra Padrino López. Se dice que le han extendido su tiempo de servicio, pero eso es falso porque en julio cumple 35 años de graduado y según la ley son 36 años en oficiales de ese rango, porque egresó de la Promoción 1984 “GB Juan Gómez Mireles” de la Academia Militar, o sea que aún le faltaría un año para pasar a retiro. Se comenta que supera la edad máxima y eso también es falso, porque cumpliría 56 años de vida el 30/05 y según la ley son 60 años como máximo para un oficial activo. O sea que por dónde se revise, PL tiene todo a su favor para repetir en el ministerio. Sin embargo, no se debe olvidar aquella petición de renuncia que le hizo supuestamente a Maduro a finales de 2018 y eso atentaría contra sus aspiraciones ¿Le conviene a Padrino mantenerse en el cargo? Por supuesto que sí, porque él es uno de los sancionados y acosados por Estados Unidos y salir del cargo, lo dejaría sin capacidad de maniobra y negociación. Recuerden que un general retirado es un músico sin orquesta. Pero además hay que tomar en cuenta que Maduro tampoco tiene muchas opciones de confianza. Se comentó a comienzos de este año, que NM tendría a un favorito para el cargo, pero éste tiene un pequeño problema y es que pertenece a la promoción 1988 y designarlo saltaría a dos promociones, incluyendo la de DC, y eso en la cultura militar es un error, tal como lo analizamos (LEA: http://verdadesyrumores.com/misterio-de-verdad-padrino-lopez-hizo-lo-que-dicen-que-hizo/). Ahora bien, si no es Padrino ¿Quién tendría los “méritos” y las aspiraciones para ocupar el Ministerio de la Defensa? De inmediato salta el nombre del actual comandante del Ejército, general Jesús Suárez Chourio, quien egresó como parte de la Promoción 1986 “Francisco de Paula Alcántara” y asumió la comandancia del más importante de los componentes el 20/06/2017. Las fuentes consultadas nos dicen que tiene casi dos años aspirando la cartera de Defensa, pero ya lo evadieron en una ocasión ¿Por qué no lo nombran? Porque no es de confianza para Maduro y tampoco para Cabello (Promoción 1987 “Tomás Montilla”). Suarez Chourio es uno de los más radicales defensores del legado de Hugo Chávez y eso asusta a ambos, porque algunos originarios del grupo más íntimo del fallecido Presidente consideran que es mejor ceder el poder y preservar el legado, antes que Maduro y su torpe manejo del país lo terminen de arruinar ¿Qué pasará con el Ministerio de la Defensa? En los próximos días lo sabremos.

OPOSICIÓN. Las cosas no estan mal para la oposición. La lucha se sostiene gracias a la crisis y al liderazgo que ha acumulado Juan Guaidó. Sigue siendo un fenómeno, aunque un sector de la oposición trabaje arduamente para destruirlo. Algunos amigos me cuestionan que sigo avalando el trabajo de Guaidó y a todos les digo lo mismo: “En muchos años es la mejor opción que tenemos para el cambio. Si fracasa, fracasamos todos”. No ganamos absolutamente nada con demolerlo a críticas. Si no hay una victoria, se acaba la oposición y se acaba el país. No tenemos otro camino que apostar a su éxito. Si no se produce la caída del oficialismo, habrá tiempo para analizar los errores cometidos. Por eso me parece sospechoso que algunos supuestos líderes sigan apartados de la lucha. Por eso me parece raro que muchos dediquen tanto tiempo a cuestionar cada supuesta falla de Guaidó. No es hora de cuestionar tomando en cuenta lo que nos gusta o disgusta. Así como le pedimos a la dirigencia política que aparte sus intereses personales, el ciudadano debe hacer lo mismo. No se trata de apostar por Guaidó, sino de apostar por Venezuela ¿O hay otra opción? ¿Hay otro camino viable? ¿Hay otro líder que aglutine como hoy lo hace él? No lo hay. Varios hablan mucho, pero no llenan ni el salón de fiestas de un edificio. Si de aquí no sale nada positivo, podemos dar por perdido al país. Ahora bien ¿Cómo va Guaidó? Para dolor de unos cuantos va mejor de lo que se pronosticó a comienzos de año. La información que recibo “puntualmente” sobre su actividad me indica que a pesar de no tener espacios en los grandes medios audiovisuales nacionales, tiene una aceptación que no se limita a las grandes ciudades. En sus giras es recibido con emoción en los pequeños poblados ubicados al borde de nuestras destartaladas carreteras. Eso indica que la penetración de las redes sociales y de los medios alternativos va en aumento. Al parecer la estrategia de quebrar al oficialismo desde adentro comienza a mostrar buenos resultados, porque han logrado sortear y hasta convencer a militares y civiles que han recibido instrucciones de obstaculizar sus viajes por territorio nacional ¿Alcanza eso para la caída? Aún no. Pero tampoco se puede obviar que hoy la oposición está en una mejor posición que a finales de 2018 cuando todo parecía perdido. En el terreno político, sigue funcionando la Unidad. Todas las decisiones son consultadas y concertadas. No hay acciones unilaterales. Todos los liderazgos opositores que quieren incorporarse, han sido recibidos y son bienvenidos. Aquí no sobra nadie. En algo que si debe mejorar Guaidó y la oposición es en el discurso para convencer a los militares que se sumen a la transición, porque no está dando resultado lo que han hecho hasta ahora, tal como evaluamos en Verdades y Rumores esta semana (LEA: http://verdadesyrumores.com/conflicto-por-que-la-oposicion-no-logra-captar-el-apoyo-militar/). Este comentario generará malestar entre algunos lectores. Lo hice con pleno conocimiento. En lo personal sigo apostando a la victoria de la lucha que lidera Guaidó. Si no se logran los objetivos, todos perdemos. Si el oficialismo se queda en el poder, el último en salir que apague la luz. Ahh por cierto, no soy “Guaidista” sino periodista y realista.

OFICIALISMO. A pesar de seguir en el poder, las cosas no mejoran para el régimen. Siguen firmes en su decisión de radicalizarse y atrincherarse en Miraflores. Pero también sigue firme la lucha de la mayoría de la oposición. Y también sigue firme la comunidad internacional que trabaja con mucha dedicación para conseguir una salida al largo y costoso conflicto. En el plano político, el oficialismo mantiene su estrategia represiva para debilitar a quienes se les oponen. Y además preparan sus fuerzas en el caso que Guaidó y compañía decidan marchar hacia Miraflores. En el terreno económico, la disponibilidad de ingresos sigue en picada como resultado de las sanciones internacionales. Ya ni sus socios rusos y chinos quieren prestarles mucha ayuda, porque sus empresas serían castigadas por Estados Unidos. Tienen graves dificultades para la comercialización del petróleo que aún produce PDVSA. A mediados de marzo se calculaba que tenían más de 10 millones de barriles de petróleo almacenados y sin compradores. Esa cantidad debe haber aumentado significativamente producto de la decisión de la India de no comprar más crudo nacional. Con eso el oficialismo perdió a dos aliados importantes, sobre todo a la empresa Reliance que incluso negó que estuviera siendo parte de una triangulación con Rosneft para comprar petróleo venezolano y estuviera pagando de contado para evadir las sanciones de EEUU. El régimen se prepara para un largo conflicto, aunque trabaja para acelerar la desmotivación de la población. Tal como ya lo explicamos, el tema militar tomó fuerza producto de la cercanía del período de cambios y ascensos. Pero hay una nueva preocupación y es el daño que la labor de la oposición está causando de abajo hacia arriba entre los militares, tal como se evidencia en las giras de Guaidó por el país. Temen que la erosión siga subiendo en las escalas y llegue a quienes integran la cúpula militar.

COMUNIDAD INTERNACIONAL. Los países que están ocupados tratando de encontrar una salida al conflicto venezolano siguen haciendo su esfuerzo. Estados Unidos es quien más hace, no sólo porque es el país más poderoso del mundo, sino también porque es la nación que históricamente ha tenido mayores lazos económicos con Venezuela, pero además porque es el paraíso preferido por los líderes del oficialismo para sus negocios. Los presidentes de estos países se juegan mucho, pero sobre todo lo hace Donald Trump. Él es distinto y por eso no ha tenido mano zurda ante este conflicto, sino que ha sido frontal y decidido. Pero además se está preparando para su reelección ¿Un fracaso en Venezuela le puede costar su victoria? Dudo que la crisis venezolana tenga tanto impacto en la política de esa nación. Si tendrá una incidencia, pero sobre todo en la minoría latina que tiene un peso importante en el electorado. El será más evaluado por el momento económico del país, por los niveles de empleo y sobre todo si logró cumplir o no con todas las expectativas que generó en los votantes del llamado “Cinturón del Óxido” o “Rust Belt” integrado principalmente por los estados desindustrializados de Ohio, Iowa, Pennsylvania, Michigan, Wisconsin y Minnesota, entre otros. Si en las elecciones de mitad de periodo no le fue tan bien como en su victoria presidencial, cualquier cosa puede ocurrir. Un fracaso en Venezuela no significaría su derrota, así como tampoco una victoria en Venezuela tampoco sería por si sola una reelección garantizada. Lo que si está claro, es que Trump quiere sacar a Maduro y al oficialismo.

OBJETIVO CUMPLIDO. No tengo ninguna duda. Creo que casi nadie tiene dudas al respecto. Maduro y Omar Prieto lograron su objetivo con el Zulia: acabaron con el estado más pujante de Venezuela. Como me dice un amigo y disculpen el lenguaje: “Lo tienen vuelto mierda”. Pancho tiene su aporte, pero no hay nada como lo que ha hecho Omar Prieto. Este señor es lo peor que ha pasado por nuestro estado. Y no sólo me refiero a la crisis eléctrica, que si soy honesto no es su culpa. Me refiero a sus competencias directas y que por cierto abandonó. La vialidad es un desastre, los hospitales dan asco, las escuelas están en el piso, la basura nadie la recoge y el alumbrado es inexistente. Lo que sí ha sabido hacer bien son negocios: los supermercados que funcionan en los antiguos Bicentenario, la compra de camionetas Toyota ($5 mil de sobreprecio por unidad), la comisión que le cobran a los camaroneros ($40 mil semanal), la compra de las plantas eléctricas y además la destrucción de la ciudad para que sus amigos compren negocios y centros comerciales; entre otras menudencias. También tiene alto puntaje en cuanto a la represión de los ciudadanos que salen a reclamar por todos los problemas que afectan su vida.  En el caso de Maracaibo hay que sumar el incansable empeño de Willy Casanova por no hacer nada bien. Este sujeto en vez de recoger la basura, mejorar el alumbrado y adecentar el transporte, entre otras de sus obligaciones; se ha pasado todo su período en costosos restaurantes ya que tiene una gula insaciable por el lujo, en hoteles donde descansa en medio de los largos apagones, en “piscinadas” nocturnas no aptas para todo público y en tratar de asignar negocios para sus aliados extranjeros. Ni siquiera fue capaz de arreglar el “quilombo” que armó un pariente cercano en la Vereda del Lago. Entre Maduro, Prieto y Casanova acaban con el Zulia y con Maracaibo.

EL “POLLO”. La detención en España del general, Hugo “El Pollo” Carvajal, generó especulaciones sobre quien lo sapeó ante Estados Unidos. En un primer momento se pensó que había sido desde el propio oficialismo, pero esa tesis se cae ante la información que el oficial retirado tiene sobre las andanzas de algunos que están ligados al narcotráfico. Hice unas consultas y la respuesta fue sorprendente: “Quien delata sobre su presencia en territorio español fue Rafael Ramírez, quien lo hizo para obligarlo a colaborar con los gringos. Ambos habían venido conversando sobre la posibilidad que Carvajal se convirtiera en patriota cooperante, pero éste estaba indeciso. Ramírez informa a sus contactos en USA sobre su paradero y es cuando piden su captura. Ahora Ramírez gestiona ante las autoridades federales que sea trasladado como testigo protegido y no como solicitado. Si el pollo revela todo lo que sabe sobre el tráfico de drogas en el chavismo, les perdonarán los delitos a ambos”. Ante esa explicación es prudente recordar que Rafael Ramírez se arregló con los gringos luego que fue destituido por Maduro de la ONU. Los gringos lo trasladaron a Ecuador y luego le permitieron radicarse en Italia. En esa nación tiene dos lujosas residencias en Roma y Bergamo. Si el “Pollo Cooperante” canta en tono fuerte y claro, se abrirá la Caja de Pandora.

GURI. La crisis eléctrica está muy lejos de resolverse. Mis fuentes me informan que hay serios temores de un nuevo apagón general. Sería de mayor duración porque los daños en el sistema eléctrico son muy graves, tal como hemos informado. El problema ahora no sería que fallen los autotransformadores que funcionan con serias dificultades, sino que las únicas turbinas que están funcionando, están a punto de colapsar porque están recibiendo todo el peso de la generación que necesita el país. En cualquier momento Venezuela quedará totalmente a oscuras de nuevo.

JUSTICIA “OMARISTA”. Lo que Omar Prieto y sus subalternos están haciendo contra los legisladores, Eduardo Labrador y José Vielma, es inaudito. Es aceptable que los expulsen del PSUV porque se rebelaron contra la disciplina de la organización, pero de ahí a despojarlos de sus cargos como legisladores y además prohibirles el ingreso a la sede del Consejo Legislativo del Zulia, es un total abuso. Son cargos que se los ganaron en elecciones y no es un favor que les hizo el partido oficialista. Pero además el Palacio Legislativo del Zulia es un lugar público que puede visitar cualquier ciudadano. Labrador y Vielma ahora viven en carne propia la intolerancia y represión del oficialismo.

DUDA. En relación con la compra de cuatro mil plantas eléctricas por parte de la Gobernación del Zulia tengo una duda ¿En cuánto se las pagará Prieto a su amigo el importador?

PREGUNTA ¿Qué pasó con el “Petro”? ¿Será que cayó en el cementerio de ingenios chavistas que nunca funcionaron acompañando a la “Ruta de la Empanada” y los “Gallineros Verticales”, entre muchos otros?

 

Darwin Chávez|@darwinch857|[email protected]

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad