Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

ANÁLISIS PAÍS|Venezuela: en medio de una grave crisis de gobernabilidad

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El conflicto político y la crisis eléctrica siguen copando los espacios de discusión en la opinión pública. Mientras eso ocurre, el deterioro general avanza a un ritmo impresionante y amenaza con destruir aún más a la sufrida sociedad venezolana. Los problemas se agravan, mientras no hay un gobierno que trabaje para resolverlos.

La ausencia de gobernabilidad es más que evidente. No hay control sobre nada. Todo está al garete. El dibujo libre caracteriza a la convivencia social y económica. El “sálvese quien pueda” gana espacios. Lo peor es que, por ahora, no se visualizan salidas al conflicto político y eso se traduce en mayor desorden y anarquía.

En el País Económico, la hiperinflación sigue arrasando con los ingresos de los venezolanos, hasta el punto que hay personas que prefieren cobrar sus servicios mediante comida y no en bolívares. La situación empeora debido a que el mercado paralelo de dólares retomó su velocidad de incremento y eso incide en los precios.

En el País Social, la población está hastiada de tantas dificultades que no pueden enfrentar con éxito. Eso se traduce en una mayor huida de personas hacia otros países. La migración venezolana sigue en aumento y debería cerrar el año cerca de los cinco millones de compatriotas en el exterior.

PAÍS político

Oficialismo: siguen firmes en su intención de resistir en el poder cueste lo que cueste. Están avanzando en su camino de la radicalización ante el fracaso de las negociaciones que habían planteado ante los Estados Unidos. Sin embargo, hay preocupación porque la estrategia opositora sigue haciéndoles daño de abajo hacia arriba. Cada día se van acumulando los hechos que demuestran que en los estratos más bajos de la Fuerza Armada Nacional hay menos obediencia. Las órdenes de reprimir y obstaculizar a la oposición no están siendo acatadas en su totalidad por los militares destacados en todo el país. Eso se suma a la grave crisis eléctrica que no tienen como resolver con éxito por ahora. La dependencia del Guri es total y luego de los daños causados por su sobreutilización, ésta tiene menos capacidad de suplir el consumo eléctrico nacional. La falta de electricidad afecta el suministro de agua y limita las actividades en todos los sectores de la vida nacional. Pero además en la ecuación se debe agregar la falta de liquidez producto de la caída en la producción petrolera y por las sanciones internacionales. La última decisión que afecta al Banco Central de Venezuela condiciona aún más su capacidad de maniobra y financiamiento. Aunque decidieron resistir, están cercados en su trinchera alrededor del poder.

Oposición: la estrategia de quienes se propusieron el cambio sigue adelante a pesar de las dificultades y las urgencias de la mayoría de la población. El liderazgo de Juan Guaidó sigue muy bien evaluado por la mayoría, a pesar de todos los esfuerzos que hace el oficialismo y también los demonios que dentro de la misma oposición le hacen oposición. La Operación “Libertad” sigue en marcha y pudiera conducir a una marcha hacia Miraflores con el fin de propiciar la caída del oficialismo. No es nada sencillo alcanzar los objetivos, producto de la impaciencia de la población que está agobiada y cercada por los problemas. La lucha es larga y compleja, pero sin duda alguna que la oposición hoy está en una mejor situación para liderar la recuperación.

Comunidad internacional: las acciones de aquellos países involucrados en el conflicto venezolano siguen causando severos daños al oficialismo. Una de las últimas decisiones que limita la capacidad de maniobra del Banco Central de Venezuela, tiene una incidencia preocupante para el régimen porque les arrebata mayor capacidad de maniobra financiera. La reciente gira de Mike Pompeo por América Latina demuestra la importancia que tiene para Estados Unidos y la región encontrar una salida a la crisis venezolana. La acción militar aún carece del necesario consenso, pero sigue siendo una posibilidad.

PAÍS económico

Crisis: la ausencia de gobernabilidad impide que alguno de los bandos en pugna actúe para atender los problemas de la economía venezolana. Mientras no haya acciones concretas y racionales, la hiperinflación y la dolarización avanzan en la destrucción de la calidad de vida de la población.

Reservas: en menos de una semana los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela perdieron $402 millones al pasar de $8.998 millones a $8.596 millones.

Petróleo: en la semana acortada por los días santos santos no hubo información sobre el cierre de los precios del petróleo.

Dólar: el mercado cambiario retomó su ritmo de crecimiento. El paralelo se ubicó en promedio en Bs.S 5.306,93, mientras la tasa oficial cerró en Bs.S 4.113,36.

Indicadores: el BCV continúa ocultando los indicadores de la economía venezolana.

PAÍS social

Deterioro: la profundidad de los problemas que afectan a Venezuela es digna de estudios. No hay soluciones a nada. Todo empeora con el paso de los días. La crisis eléctrica no tiene soluciones a corto o mediano plazo y quizás no la tendrá mientras el oficialismo siga en el poder. La falta de electricidad tiene un efecto dominó en el resto de las dificultades y estás empeoran: escasez de agua, desabastecimiento, crisis hospitalaria y caída de la actividad comercial e industrial.

Migración: la huida de miles y miles de venezolanos sigue avanzando a gran velocidad. La intensificación de los problemas y el retardo en la caída del régimen son razones suficientes para que la migración de la población sea difícil de frenar. Si todo sigue como va, a final de año la diáspora podría estar cerca de los cinco millones de personas que se han ido a otros países.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad