Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

SAINETE EN CÁPSULAS|Cómo cambiar la jungla de lo inaudito

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

DOUGLAS ZABALA|Dictadura legislativa

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Aquel año de 1910, la Asamblea Legislativa Constitucional del Estado Zulia, en su sesión de Cámara procedió,  a través de estruendosos aplausos,  recomendar al Congreso Nacional,  por solicitud del Presidente del Estado Zulia, General Gumersindo Méndez, la candidatura del General Juan Vicente Gómez, para que rigiera los destinos de la patria en el próximo período constitucional.  

Allí no estaba, por supuesto, el actual legislador de este Consejo Legislativo del Estado Zulia, el “historiador” Juan Romero, pero son los mismos aplausos que él soltó a rabiar, cuando el Teniente Carreño Cantina, en una asamblea tumultuaria del PSUV, ordenó la expulsión de la casa del Chirimoyo a los legisladores Eduardo Labrador, Zenaida Fernández y José Vielma. 

El 26 de febrero de 1918,  se juramenta como Presidente del Estado Zulia, el General Santos Matute Gómez, hermano del dictador  Juan Vicente Gómez.  Por órdenes del Gobernador Presidente del Estado, en la sesión del 21 de marzo de 1923 de la Asamblea Legislativa del Estado Zulia, fue acordado por unanimidad y bajo otra lluvia de aplausos, enviar Acuerdo de Felicitación al Soberano Congreso Nacional, por la elección hecha en los ciudadanos General Juan Crisóstomo Gómez y General José Vicente Gómez, hermano e hijo respectivamente del dictador de La Mulera, para ocupar los cargos de Primer Vicepresidente y Segundo Vicepresidente de la República. 

No era la actual directiva del Consejo Legislativo del Estado Zulia, pero es la misma conducta genuflexa hacia el usurpador, al intentar en estos tiempos y cumpliendo órdenes superiores, poner de rodilla la majestad del parlamento regional, al no dejar que la nueva fracción de diputados, conformada por Eduardo Labrador, Zenaida Fernandez y José Vielma, actuen con autonomía y libertad, como se estila en cualquier régimen democrático.

En la sesión de la Asamblea Legislativa del Estado Zulia, del día 1 de marzo del año 1924, la directiva de la cámara, presidida por Antonio Delgado y como Primer Vicepresidente el Diputado Gerásimo Romero, se propuso y fue aprobado por unanimidad, declarar “Hijos Beneméritos del Zulia” a los Generales Juan Vicente Gómez y Santos Matute Gómez, como un atributo de justicia por los múltiples bienes, que estos señores han hecho a este Estado. 

La Presidenta enfermera y el antihistórico “historiador”, tampoco presidieron aquella directiva gomera, pero quedarán para la historia del Zulia de este siglo XXI, como los sátrapas legisladores, que a nombre de una lealtad perruna al usurpador, mancillaron el poder legislativo regional y pisotearon la Constitución de nuestra República Bolivariana, al imponer una dictadura legislativa y  pretender despojar de su condición  de legisladores, a los luchadores sociales y políticos José Vielma, Zenaida Fernández y Eduardo Labrador, tan solo por tener la valentía de sumarse a la lucha que  libra Venezuela, y de forma particular el Zulia, por la democracia, la libertad y el buen vivir.

 

@DouglaZabala

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad