Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

SÍNTESIS DEPORTIVA|Se complican las eliminatorias para la Vinotinto

ANÁLISIS PAÍS|Crisis en Venezuela ¿Ni pa lante, ni pa atrás?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La crisis venezolana es desconcertante e incomprensible para la mayoría. Un día el oficialismo pareciera que logra sus objetivos y se atornilla en el poder, sin detenerse a valorar el costo; mientras luego parece que la oposición retoma el impulso y sigue manteniendo la emoción de la lucha.

Mientras eso sucede, todo un país se deteriora a pasos agigantados. La crisis eléctrica parece poner los últimos clavos del ataúd de una sociedad que está paralizada totalmente. Y cuando no son los apagones, son los días de asueto que Maduro decreta a diestra y siniestra. El tiempo apremia porque el país muere.

En el País Económico, el colapso del sistema eléctrico nacional paralizó casi que por completo la escasa actividad industrial y comercial que aún sobrevivía en la nación. El desastre de la economía se profundiza en la medida que persiste la lucha del “poder dual” en el campo político.

En el País Social, la sociedad venezolana continúa en una acelerada fase de destrucción, en la medida que nuestras ciudades se convierten en pueblos fantasmas gracias a los apagones y la huida de miles y miles de ciudadanos se incrementa.

PAÍS político

Oficialismo: hasta ahora el régimen ha venido siendo exitoso en alargar el conflicto y retrasando los planes de la oposición. Aunque estos últimos han venido teniendo avances importantes, aún no logran el trofeo mayor que es la caída de Maduro y todo el oficialismo. La estrategia de desgastar a la oposición ha venido funcionando, en la medida que se sostienen en el poder y han podido amarrar el apoyo de la cúpula militar. Además se debe sumar el apoyo público de Rusia y Cuba, a lo que se debe sumar el no oficial apoyo de la guerrilla colombiana y otros grupos terroristas. El oficialismo mantiene su decisión, por ahora, de la radicalización como el mecanismo que usarán para garantizar su permanencia en el poder. La máxima expresión de la represión oficialista se viviría en el caso que la oposición decida marchar hacia el Palacio de Miraflores como punto culminante de la Operación “Libertad, aunque una reacción como esa le daría argumentos a la probable acción militar internacional. El régimen decidió jugársela completo con todo su arsenal, con el propósito de resistir.

Oposición: aunque van más de tres meses en esta nueva etapa de la lucha contra el oficialismo, la emoción y la esperanza en la lucha de mantienen. Juan Guaidó ha logrado sobrevivir a todos los ataques que desde el oficialismo lanzan e incluso ha logrado sortear los arponazos de algunos sectores opositores que piensan más en sus intereses que en los del país. Un ejemplo de la emocionalidad fue la visita de Juan Guaidó al Zulia donde compartió con la población del estado más castigado por la crisis eléctrica, la escasez de agua y el resto de los problemas que se magnifican en la región zuliana. Por otro lado, la Operación “Libertad” sigue adelante y se aproxima el momento en el cual estén dadas todas las condiciones para aplicar el artículo 187 de la Constitución Nacional y es probable que también de marchar hacia el Palacio de Miraflores, con el propósito de cesar la usurpación. Para eso necesitan de la voluntad de la comunidad internacional bien sea para participar o de aprobar una intervención militar que rescate a Venezuela.

Comunidad internacional: la gira del Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, es una acción que anticipa la posible acción militar comandada por Estados Unidos con el fin de poner fin al conflicto venezolano. Este viaje de Pompeo puede funcionar para dos objetivos. El primero lograr el consenso para la intervención armada o sólo con el fin de “informar” los planes que pudiera estar en marcha. Mientras se construyen los consensos para eso, se amplía el abanico de sanciones con el fin de castigar los intereses de los líderes del oficialismo.

PAÍS económico

Crisis: no se está haciendo absolutamente nada para remediar los graves problemas que están arrasando con la economía y la vida de la mayoría de los venezolanos. A pesar que la hiperinflación mantiene su desaceleración de los últimos meses, los precios siguen aumentando y golpeando el bolsillo de la población. Lo que si incrementa su velocidad de a dolarización que ya acabó por completo con la reconversión monetaria que puso en marcha Maduro desde agosto de 2018.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela cayeron de nuevo por debajo de los 9 mil millones, al cerrar en $8.998 millones.

Petróleo: el precio promedio del petróleo venezolano cerró en alza y se ubicó en $65,61.

Dólar: de nuevo el mercado cambiario recuperó su ritmo alcista y cerró en promedio en Bs.S 4.570,28; mientras la tasa oficial se ubicó en Bs.S 3.318,96.

Indicadores: persiste el ocultamiento de los indicadores de la economía por parte del Banco Central de Venezuela.

PAÍS social

Deterioro: no se recupera el sistema eléctrico nacional. Venezuela está a punto de un apagón masivo y quizás hasta definitivo producto del pésimo manejo, la corrupción y la ausencia de pericia de lo que fue un servicio público que era el mejor de América Latina. Pero además la crisis eléctrica incide en la distribución de agua, lo que nos coloca al borde de una emergencia sanitaria.

Migración: el retraso en la caída de Maduro y la profundización de la crisis están incidiendo en el incremento de la migración. Todos los días miles y miles de venezolanos huyen de las dificultades y buscan refugio en otros países tratando de tener la prosperidad que no tienen en nuestro país.

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad