Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

SÍNTESIS DEPORTIVA|Caras nuevas en la convocatoria de la Vinotinto

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

EDITORIAL|Las pésimas señales que emergen desde la oposición

PABLO PÉREZ|Una oscuridad llamada socialismo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Venezuela es el mejor ejemplo del daño que el socialismo le hace a las sociedades. Si alguien albergaba alguna duda sobre lo pernicioso de esta ideología y sus efectos en las naciones, ya debe darse por satisfecho porque el modelo aplicado por Hugo Chávez y perfeccionado por Nicolás Maduro es una verdadera tragedia.

La oscuridad reina en Venezuela por culpa de un modelo socialista ineficiente, ambicioso, corrupto y además macabro.

Hay oscuridad porque estamos viviendo la peor crisis eléctrica jamás vivida por algún país y que es el resultado de la corrupción que se consumió casi en su totalidad los recursos destinados al sistema eléctrico nacional. Hoy los apagones son la norma y el oficialismo se lava las manos con sus sandeces de siempre.

Esa oscuridad durará mucho tiempo porque el propio régimen reconoce la gravedad de los daños causados por ellos mismos, cuando afirman que el racionamiento a nivel nacional, con la excepción de Caracas, puede durar hasta un año. Y cuando ellos dicen que serán 12 meses, podemos jurar que será mucho más.

Hay oscuridad en la golpeada economía, porque a los males que ya estaban acumulados, ahora se suma la falta de electricidad durante la mayor parte del día, lo que paraliza el comercio y la industria. Todos los días cierran empresas y se aumenta el desempleo, porque sencillamente es imposible trabajar y producir en estas condiciones.

Hay oscuridad en la educación, porque adicional a la crisis que ya experimentaba, ahora se suma que los largos apagones impiden que nuestros estudiantes puedan recibir el conocimiento adecuado. Eso se añade a la huida del talento humano de nuestras escuelas y universidades.

Y se acerca una oscuridad peor y es la amenaza de una epidemia a nivel nacional porque al no haber un servicio eléctrico constante, tampoco hay agua y eso está ocasionando graves problemas de salubridad. Pero además nuestros hospitales están en ruinas y tampoco tienen fluido eléctrico.

La oscuridad es total en Venezuela. Pero hay una luz al final del túnel. Una luz que simboliza el espíritu de lucha y deseos de cambio de un pueblo y que además no caducan. Nunca perdamos la esperanza. A pesar de todos los problemas, vamos bien.

 

@PabloPerezOf

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad