Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

EDITORIAL|Las pésimas señales que emergen desde la oposición

¿FRAUDE? En “De Norte a Sur” analizamos el resultado electoral en Bolivia

JOAQUÍN CHAPARRO|Anomia zuliana

ANÁLISIS PAÍS|Venezuela ¿En camino al colapso definitivo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Es triste y torturador el día a día de la población venezolana. Es un castigo enorme que se sustenta en la mezcla de problemas que parten de la crisis eléctrica y que se complemente con el resto de las dificultades que ya existían, pero que se han agravado en este 2019.

Pero además hay que sumar el tamaño del conflicto político que a partir de esta semana podría tomar un nuevo rumbo, con el primer ensayo de la Operación “Libertad” que prepara la oposición, a pesar de sus dificultades internas. El oficialismo por su parte mantiene su postura de radicalización interna y externa.

En el País Económico, hay una absoluta ingobernabilidad en la economía nacional. La hiperinflación y la dolarización marcan la pauta en un escenario de escasez que va en aumento. Pero además el colapso eléctrico mantiene paralizada a la actividad industrial y comercial que aún subsisten.

En el País Social, la crisis eléctrica y el retraso en la consecución del cambio están acelerando los planes migratorios de una porción amplia de la población, quienes se aventuran a huir a pesar de las restricciones que existen en la frontera con Colombia y Brasil.

PAÍS político

Oficialismo: mantienen su decisión de radicalizarse. La radicalización es interna y se evidencia con la represión emprendida por colectivos y cuerpos de seguridad cuando las comunidades salieron a protestar por la crisis eléctrica. Y también es externa y la pretenden demostrar con la presencia de militares rusos en territorio nacional y su terca negativa a acceder a una negociación con la comunidad internacional y la oposición. El oficialismo decidió atrincherarse en el poder con el propósito de intentar sobrevivir al asedio al que están siendo sometidos. Contra sus planes atenta el marcado deterioro de los servicios públicos que se centra en el colapso eléctrico, que tuvo como detonante la sobre utilización de Guri y los daños causados al sistema de control del Sistema Eléctrico Nacional. Ninguna de las excusas que lanzan ante la opinión pública, logran convencer a la mayoría sobre el origen de los largos apagones nacionales. Cada vez son más seguidos los mismos, mientras no existe un plan de atención de la población. El único plan en ese sentido es reprimir a quienes salen a reclamar por la falta de luz y agua, como se evidenció en Caracas, Barquisimeto y Maracaibo. Pero además se preparan para reprimir con mucha fuerza la Operación “Libertad” que esta semana tendrá un simulacro, además que en los próximos días podría la oposición activar la opción del 187 de la Constitución Nacional.

Oposición: el sector adverso al oficialismo tiene sus retos muy particulares. Ya los demonios internos comienzan a aflorar tratando de cuestionar y erosionar el liderazgo del presidente Juan Guaidó. Mientras tanto, éste sigue en su empeño de poner en marcha la Operación “Libertad” y para eso convocó para este 6 de abril de una manifestación nacional a la que ha llamado como el simulacro. A pesar del colapso del país producto de la corrupción y destrucción del oficialismo, contra los planes opositores influye que se amplía la impaciencia de la población. Las urgencias son muy grandes y por eso la gente no quiere mayores dilaciones en la concreción de la caída de Maduro. Guaidó tiene el enorme reto de mantener la emocionalidad y la orientación de la lucha para conseguir los objetivos en el menor tiempo posible, mientras la población tiene la meta de mantener la calma en medio de la tragedia, cosa que no es nada fácil.

Comunidad internacional: en la medida que Venezuela se deteriora, en buena parte como consecuencia de las sanciones internacionales, el grupo de países que están ocupados de la crisis venezolana tienen que acelerar el paso. Ya se anotaron un logro al lograr, mediante la diplomacia, que a través de la Cruz Roja Internacional ingrese la ayuda humanitaria que el oficialismo había impedido su llegada a Venezuela. La gran esperanza de la mayoría de los venezolanos es una acción militar que ponga fin a la pesadilla. En relación con el eso, al parecer, aun no hay un consenso. A favor de esa solución juega a favor que cada vez se acerca más la cita electoral en los Estados Unidos y un fracaso en Venezuela sería devastador para las aspiraciones de reelección de Donald Trump. Esas necesidades electorales, sumado a la presencia militar rusa en Venezuela, hace que sea posible revivir la acción militar como opción.

PAÍS económico

Crisis: la economía venezolana ya es totalmente ingobernable. No hay control sobre los factores de producción, la dolarización ya es masiva, la hiperinflación se acelera y las dificultades se han agravado en la medida que la crisis eléctrica tiene graves secuelas en la escasa actividad industrial y comercial.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela se mantienen estables y cerraron en $8.759 millones.

Petróleo: el precio promedio del petróleo venezolano cerró en $61,58.

Dólar: como consecuencia del anclaje bancario de 100%, el dólar oficial se mantiene en Bs.S 3.294,48 y el paralelo sólo ha tenido subidas leves hasta ubicarse en Bs.S 3.600,05.

Indicadores: persiste el ocultamiento de los indicadores que permiten medir el comportamiento de la economía venezolana.

PAÍS social

Migración: en la medida que el país se encamina al colapso y se retrasa la caída de Maduro, aumenta la migración de los venezolanos. Incluso a pesar de las restricciones que existen en las fronteras con Colombia y Brasil, se incrementa la cantidad de personas que huyen de tanta calamidad.

Deterioro: las señales indican que el país está cerca del colapso definitivo. La situación política es cada día más explosiva, los servicios públicos están en niveles mínimos y el deterioro económico y social es mayúsculo. Pareciera que la explosión final está muy cerca.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad