Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

SAINETE EN CÁPSULAS|Cómo cambiar la jungla de lo inaudito

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|El conflicto se encamina hacia la extrema radicalización

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Lamentablemente el conflicto venezolano está encaminado hacia una extrema radicalización. Los últimos acontecimientos demuestran que ambos sectores, pero sobre todo el oficialismo, están dispuestos a ir a escenarios que podrían generar violencia.

Mientras la oposición lanza y ejecuta la Operación “Libertad” que podría también terminar en la radicalización, el oficialismo lanza señales preocupantes del camino que escogió para resistir en el poder, con la detención de Roberto Marrero y la presencia de militares rusos en el país.

En el País Económico, la dolarización no oficial de la economía avanza ya que casi todos los bienes y hasta los servicios se están cobrando en la moneda norteamericana, ante la pérdida de valor del bolívar. La hiperinflación, por otro lado, sigue causando destrozos en la vida diaria de la población.

En el País Social, los retrasos en alcanzar una salida al conflicto está impulsando la masiva migración de venezolanos. El pueblo huye de la peor crisis económica vivida por algún país de América Latina. Se calcula que al final de 2019 la diáspora alcanzará los más de cinco millones de migrantes.

PAÍS político

Oficialismo: todo indica que el régimen decidió cuál es el camino que seguirá en medio del conflicto. La radicalización parece ser la vía para resistir en el poder cueste lo que cueste. La detención de Roberto Marrero y las acusaciones de terrorismo que contra él han lanzado, es una primera señal de la postura radical que asumen de ahora en adelante. Pero además hay que sumar la sorpresiva llegada a Venezuela de 99 militares rusos. Aunque no es un contingente importante en número, podría ser una advertencia de Rusia hacia los Estados Unidos de cuál será su postura ante el acecho al oficialismo. Este hecho podría ser el detonante para otras situaciones, ya que para los gringos no es nada agradable que Rusia empiece a desplazar tropas hacia Venezuela. La sumatoria de los militares rusos a la presencia de cubanos, podría generar una fuerte reacción militar del gobierno de Donald Trump. Todo esto hace presumir que se avecina una mayor represión contra la oposición y eso podría llegar al clímax, si estos deciden marchar hacia Miraflores en el marco de la Operación “Libertad”. No pinta nada bien el conflicto venezolano.

Oposición: cuando Juan Guaidó lanzó la Operación “Libertad” todo hacía presumir que habían decidido marchar hacia Miraflores con el fin de provocar la disrupción definitiva. Ante esa posibilidad, el oficialismo reacciona con la detención de Roberto Marrero. A raíz de los acontecimientos se podría inferir que la estrategia opositora, de pronto sin buscarlo, podría encaminarse hacia la radicalización. La oposición necesita dar un golpe de fuerza y acelerar el final, porque la población está perdiendo la esperanza en un cambio. El único que gana con un alargue de la crisis es el oficialismo. La urgencia por el cambio hace que la ciudadanía se impaciente. No hay tiempo que perder.

Comunidad internacional: el régimen sigue retando a los países ocupados con la crisis venezolana. El aumento de la represión y la llegada de militares rusos son mensajes que el oficialismo envía. Hay que esperar la reacción de la comunidad internacional más allá de la diplomacia y las sanciones. El mayor reto es contra Estados Unidos. Están probando el nivel de tolerancia ante la presencia de tropas rusas y cubanas en Venezuela.

PAÍS económico

Crisis: la economía venezolana sigue al garete. Hay un aumento de la dolarización no oficial. Casi todo se transa en la moneda norteamericana ante la grave pérdida de valor del bolívar. Pero esa es una posibilidad que no está al alcance de la mayoría, por lo que la tensión social va en aumento. Mientras tanto, la hiperinflación avanza con la devastación de la capacidad de compra de la población. Este es el reflejo de la ausencia de una política económica. Ni siquiera hay gobierno. Los daños del poder dual son profundos.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela cerraron en $8.765 millones.

Petróleo: el precio promedio del petróleo venezolano se ubicó en 414,33 yuanes.

Dólar: el mercado cambiario sigue con una tensa estabilidad. El dólar oficial se mantiene en Bs.S 3.295,10; mientras el paralelo cerró en Bs.S 3.369,14.

Indicadores: persiste el ocultamiento de los indicadores de la economía por parte del BCV.

PAÍS social

Migración: el retardo en alcanzar una salida al conflicto venezolano, está incidiendo en un incremento de la huida de los venezolanos hacia otros países, en búsqueda de seguridad y estabilidad. Si no se produce un cambio urgente, se calcula que al final de este año la diáspora superará los cinco millones de personas.

Esperanza: las encuestas muestran que la población comienza a perder la esperanza en un cambio. A pesar que Guaidó tiene un gran respaldo popular, la gente se queja de la lentitud en comenzar la transición. La mayoría desea la caída de Maduro, pero los retrasos afectan la emocionalidad de la lucha.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad