Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES ¿Se desploma el interinato de Juan Guaidó?

ANTONIO DE LA CRUZ|Lecturas del triunfo de Arce en Bolivia

SAINETE EN CÁPSULAS|En la búsqueda de un pueblo para la libertad

MARLON JIMÉNEZ|El comunismo y la gaita protesta

ASUNTO ECONÓMICO|El buen vendedor

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Encontrar parámetros de comparación o guías de conducta en la sociedad es algo cada vez más complicado, por eso la concepción de bondad o maldad al parecer pueden ser adaptados a cualquier conducta que se tenga justificando así hasta lo más inverosímil.

Todo vendedor en esencia busca colocar su producto en el mercado a la vez que incentiva al comprador potencial para que adquiera su producto sin adquirir otro similar, lo que se puede realizar básicamente de dos maneras distintas, la primera confiar en que las bondades (características) de su bien o servicio son tan obvias que lo posicionan por sobre los demás, y la segunda es atacar o criticar destructivamente los productos similares para así resaltar el suyo y guiar a los posibles compradores en su búsqueda de requerimientos.

Ahora bien, todo político de profesión u ocupación es esencialmente un vendedor cuyo producto por lamentable que parezca esta en concordancia con las necesidades y miserias del pueblo que dicen representar, así que desde este punto cabe preguntarse ¿Cómo se mantiene en el mercado un político? La respuesta lógica es creando escenarios pues tal como se ha expresado desde esta columna en oportunidades anteriores, en el sistema de planificación actual se deben crear los eventos y esforzarse por que ocurran a toda costa para así llevar la delantera en la carrera por lograr una venta efectiva.

Otra condición necesaria para ser considerado un buen vendedor es asegurarse de realizar el cobro de lo adeudado, es to también puede darse de dos maneras, la primera es no vender a toda persona que desee su producto, cosa esta imposible para un político de oficio; la segunda es crear lealtad, lo que se puede lograr mediante precios muy atractivos, plazos de pago distante, excelente servicio post venta, garantías de devolución y similares.

Los recientes eventos políticos acaecidos en Venezuela parecen ser la muestra de un vendedor que con su producto ha venido a revolucionar el mercado, lo que constituye un escenario no planificado y por lo tanto los vendedores tradicionales no parecen tener respuesta ni estrategias para hacer frente al mismo, pues los posibles compradores parecen estar ávidos de probar dicho nuevo producto y no parecen tener intenciones de cambiar.

Ya para finalizar ¿Recuerda frase “ganamos y cobramos”? ¿Qué pasó luego? ¿Cuál fue su sentir como comprador? Pues indistintamente de su caso este nuevo vendedor parece que sin decir mucho ha venido realizando cobros o cuando menos ya se ha pasado factura.  

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

[email protected]

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad