Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

MARLON JIMÉNEZ|Ayuda humanitaria ¿sí o no?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El engendro usurpador y su régimen están, por acción y omisión, en una completa decadencia; sufre desde hace tiempo una pérdida de fuerza y su importancia para la sociedad es “nula absolutamente”. Hoy se oponen a la llegada de una “ayuda humanitaria”; esgrimen razones irracionales: violación de la soberanía nacional por fuerzas militares externas; que los venezolanos no están en condiciones de precariedad alimentaria y mucho menos que exista en el país ausencia de medicinas en los centros hospitalarios del país; que eso es un plan del imperio y de la derecha nacional e internacional para desacreditar las políticas públicas del régimen y por último esgrimen razones que la comida que ofrecen no está en condiciones óptimas para el consumo humano y los que medicamentos están vencidos.

La verdad verdadera, es que el engendro usurpador demolió todas las potencialidades que se habían convertido en la fortaleza y oportunidades que hicieron de nuestro país una potencia en lo económico y en lo social fundamentalmente. Esa malsana “filosofía de acción” trajo consecuencias nefastas para todos los venezolanos; el hambre, la miseria y la muerte constituyen en la actualidad un principio irrefutable de destrucción del hombre y de la sociedad en general.

En esta gestión del engendro usurpador también tiene un rol estelarísimo la FAN; ¿quién duda que el alto mando militar sea impulsor del fracaso alcanzado por nuestro país? Ellos aceptaron de rodillas que los cubanos gobernaran el país y permitieron que el G2 cubano asumieran las riendas de la totalidad del gobierno. La FAN entregó a los cubanos la soberanía nacional, violando irresolutamente lo que están obligados a cumplir: la Constitución Nacional. Además son protagonistas in situ de todo el espectro de corrupción que desfalcó las arcas del tesoro nacional y que tiene al pueblo al borde de la muerte. Ahora esa “dupla macabra” habla de “invasión” lo que a todas luces es una ayuda humanitaria necesaria, salvadora de vidas, sobre todo de niños y de ancianos que han sido los más castigados por la omisión funcional y corrupta de la “dupla macabra”.

El Presidente interino Juan Guaidó está cumpliendo cabalmente con todo lo taxativamente dispuesto en nuestra CN; el hambre, la miseria y la muerte no pueden seguir siendo la razón gubernamental de la “dupla macabra” y está estratégicamente muy bien posicionado en la opinión pública nacional (más del 90% de respaldo) para llevar hacia adelante, como coyuntura de gestión, la rápida ayuda humanitaria que el mundo, en apoyo a los venezolanos, está generando y que se está convirtiendo, a lo interno, en una esperanza para la vida y para un futuro de progreso y bienestar.

El presidente interino Guaidó, con su seriedad y responsabilidad que lo caracteriza, ha dicho que el día “23 de febrero de 2019” es el día del despertar de la sociedad venezolana y que ese día se iniciará el ingreso de las fuerzas multinacionales, a nuestro país, con la ayuda humanitaria requerida. Sí estaremos ahí, en las fronteras, en las carreteras, en nuestros mares, como un todo para apoyar denodadamente esa esperanza de cambio, que no es otra cosa que la salida del poder de la “dupla macabra” del régimen.

 

[email protected]|Profesor universitario

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad