Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

EL PAÍS SILENTE ¿A todo 4F le llega su 23?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Para los nacidos de mi generación, los de la década prodigiosa, como se llamó a los 60’s, lo vivido aquel 4 de febrero de 1992 fue, sin lugar a dudas, la materialización de lo que hasta ese momento eran solo pasajes bibliográficos de nuestra historia contemporánea. Cuentos de camino; narraciones de los abuelos y de los padres.

El Golpe de Estado, era una referencia extraída de un libro sobre la vida política venezolana o simplemente una noticia más de lo sucedido en tal o cual país del mundo. Y por cierto, si venía de África, era común y repetitivo. En fin, aquella madrugada del mes de febrero fue solo la antesala de lo que también se materializó en 1998 con el triunfo de Chávez en las elecciones y se instauró un par de meses después con su juramentación sobre “la moribunda Constitución” de 1961. Finalizaban 40 años de democracia bipartidista y se iniciaba el periodo más oscuro de la historia de nuestro país: el FRACASO del comunismo criollo y sus “chulos” extranjeros.

Dos décadas después, más de 300 mil muertos; la peor calidad de vida; la escases de medicamentos y alimentos; el deterioro exponencial de todos y cada uno de los servicios públicos; los mayores niveles de inseguridad, narcotráfico y sicariatos de la historia republicana de Venezuela, son, entre otros, el “legado” de un proyecto surgido de una insurrección militar que, a la postre, como hemos podido vivir, se quedó en la fantasía alborotadora de una lucha contra el malo, para convertirse en el PEOR REMEDIO que cualquier enfermedad pudo generar el puntofijismo hasta febrero de 1999. Pues bien, era ingenuo creer, luego de lo sucedido a Saddam, Gadafi, Marcos, Allende, Noriega, por mencionar algunos, y la caída abrupta de la URSS y  el sutil “CAMBIO DE TIMÓN” de la China comunista, hoy una potencia capitalista, que lo iniciado por Hugo Chávez y sus compinches, duraría para siempre.

Es difícil para cualquiera, lo fue para los adecos y para los copeyanos comprenderlo en 1998, que todo había terminado, igual momento están experimentando quienes comenzaron todo esto aquel 4F…LOS MILITARES.

Si algo han develado estas dos décadas de FRACASO COMUNISTA es que por mucho que se intente culpar, en grado de exclusividad, a los “resentidos de izquierda”, que tienen su cuota, son los MILITARES los que INICIARON, MANTUVIERON y se RESISTEN  a dejarlo todo y TODO en grado superlativo, como el puntofijismo lo hizo en 1998 al ser derrotado en elecciones democráticas, justas y libres. Tristemente, la historia llega a ser cíclica y en ocasiones se repite, con protagonistas distintos; en lugares distintos y “procedimientos” distintos, pero un mismo FINAL. Hoy el “POR AHORA…” de Chávez, momento emblemático de un proceso que solo se asomaba en minuto y medio aquel febrero de 1992, es sustituido por el “CESE A LA USURPACIÓN,  TRANSICIÓN PACÍFICA Y ELECCIONES LIBRES”…de Juan Guaidó y de todo ese sentimiento país que lo acompaña. Y quienes además cuentan con un aval internacional que día a día ha sumado más apoyo.

Entonces, “lo que es igual no es trampa”, el CIVILISMO regresa a gobernar, es inevitable, como inevitable fue la llegada de Chávez; es justificado el fin del chavismo como justificado fue el fin del puntofijismo. Y por su parte, El MILITARISMO de regreso a los cuarteles.

Es difícil aceptarlo, sí, lo fue para unos en 1999, lo será para estos en 2019, solo pidamos a Dios que el verdadero honor de portar el uniforme prevalezca por encima de cualquier intención brutal y violenta, sin embargo, debo decirlo, EL CAMBIO VA! Es inevitable…

Hasta la próxima semana.

 

Ismael Rojas|@Isma64|Periodista

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad