Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

ASUNTO ECONÓMICO|Fases para recuperación

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En días pasados fue presentado el llamado plan de recuperación económica o la denominada hoja de ruta enmarcado dentro del plan país, diseñado por el ejecutivo nacional, y decimos tal cosa debido al reconocimiento mayoritario tanto por el sector interno como por parte de numerosas naciones a nivel mundial; cosa que de entrada le confiere carácter de legitimidad, pese a que muchos puedan discrepar de tal condición.

El mencionado plan consta de tres fases o etapas las cuales son a saber 1) atender la emergencia humanitaria, 2) lograr la estabilización y 3) recuperación del aparato productivo; otorgando a cada fase condición transversa ya que no son actos independientes ni excluyentes entre si sino que deben estar relacionadas unas con otras respetando los tiempos y particularidades de cada una.

Tal y como se ha considerado en esta columna en oportunidades anteriores, las economías hiperinflacionarias son fenómenos que una vez comienzan no necesitan ser alimentados, aseveración esta que es reforzada cuando se considera la experiencia y los casos anteriores (sobre todo en Latinoamérica) donde los efectos y síntomas crecieron y se incrementaron sin necesidad de entrar en juego algún otro factor, por lo tanto se podrá imaginar las consecuencias que trae consigo la aplicación de medidas que en criollo le agregan más combustible a la llama inflacionaria; por eso es de destacar que cualquier plan económico medianamente racional debe comenzar por frenar o detener la escalada inflacionaria, pues ningún autobús que se desplaza sin freno en bajada puede ser detenido de manera abrupta, más bien se da de manera paulatina hasta llegar a la velocidad deseable.

En segundo lugar, el punto “deseable” mencionado al final del párrafo anterior lo constituye un índice de inflación cuando menos manejable dadas las características de la economía venezolana, ese nivel no está determinado por ninguna fórmula matemática ni metodología previa, sin embargo en el peor de los casos debería ser inferior a los dos dígitos mensuales o cuatro dígitos anuales, ya que a partir de ahí es donde se considera una economía hiperinflacionaria.

Ya por último lugar pero no menos importante está lo concerniente a la recuperación de la capacidad productiva del mercado interno, para esto se requieren cosas mucho más complejas, pues al no existir producción efectiva y suficiente de materia prima se debe recurrir al mercado externo negociando en dólares americanos (nada de petros, yenes, yuanes o rupias), siendo la manera más expedita de acceder a los recursos mediante privatización o financiamiento por organismos multinacionales (entiéndase FMI); aquí seguramente muchos utilizarán términos como capitalismo, neoliberalismo y similares, sin embargo cualquier propuesta en ese orden de ideas con toda seguridad será mejor que una alternativa socialista o comunistoide probadamente fracasada.

Finalmente como se ha advertido en numerosas ocasiones anteriores, cualquier plan de ajuste traerá consigo serias presiones a la sociedad civil venezolana, sin embargo esas presiones con sobrada seguridad serán mayoritariamente para todas aquellas personas naturales o jurídicas que durante años han mantenido operaciones mediante la realización de actividades al margen de la ley (llámese bachaqueros, revendedores, gestores express, negociadores en $ y similares) pues el mercado a corto plazo se irá depurando; así que de no ser su caso duerma tranquilo sabiendo que la economía es como un organismo que siempre tiende a sanarse.

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

[email protected]

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad