Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES ¿Se desploma el interinato de Juan Guaidó?

ANTONIO DE LA CRUZ|Lecturas del triunfo de Arce en Bolivia

SAINETE EN CÁPSULAS|En la búsqueda de un pueblo para la libertad

MARLON JIMÉNEZ|El comunismo y la gaita protesta

EL PAÍS SILENTE|El Triunvirato de Oliva y la historia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Febrero de 2019 en Venezuela arranca con una situación inédita, al menos aquí. Nuestro país  aparentemente y ante los ojos de algunos países, tiene dos Presidentes. Ambos se consideran constitucionales, legítimos y respaldados por las FANB.

En realidad, LA LUCHA INTERNA en el seno de las Fuerzas Armadas era inevitable. Era solo cuestión de años que la estructura monolítica de Padrino López y sus “allegados de oliva” , comenzara hacer agua y su hundimiento inminente. Tal y como fue esgrimido en 1992, el abuso y la inmoralidad en su proceder de la jerarquía militar,  irrumpe de nuevo como disparador de uno de los elementos mas importantes en este tipo de situaciones en América latina: el factor militar. El otro, nuevamente la izquierda rancia de nuestro continente cae estrepitosamente al fallarle una vez más a sus seguidores, quienes a la larga son los que han llevado la peor parte de este periodo oscuro de nuestra historia contemporánea.

Maduro permanece en Miraflores, sí, pero sus sustentos políticos y económicos han caído o simplemente lo han abandonado. El llamado por más de una veintena de países ILEGITIMO, ha preferido aceptar el respaldo MERCENARIO de un sector de las FANB que todavía sigue percibiendo dólares de este “papelón” institucional que dejan como único legado a los militares que vendrán después de ellos. No me cabe la menor duda que aunque se ha prometido una ley de Amnistía, muy “cortada” a  la medida de las circunstancias, la mayoría de este sector pro maduro de las FANB, observa con atención y planifica una “huida a la izquierda”, al mejor estilo de Leoncio El León. Entre los jerarcas del militarismo madurista se habla de una persecución de brujas para “decapitarlas” o empalarlas. Algunos insisten en mantener a Maduro como única forma de evitar salir del país y poner en riesgo su vida o la de los suyos.

Y es que no se debe olvidar que este grupito de militares ARRUINÓ la vida de muchos compañeros en 20 años, hermanos de armas que hoy se las tienen jurada a Padrino y sus compinches. Lo mismo sucede con Diosdado y sus locos. Entonces, ¿para dónde agarrar?…

Estoy convencido, y lo digo basado en momentos históricos similares, que si llegan a huir, con el pasar el tiempo, comenzaremos a ver “muertes inesperadas o accidentales” en tal o cual parte de Europa, Medio oriente, entre otros continentes o países. “El que a hierro mata…no puede morir a sombrerazos”, Ud. lo sabe estimado lector y yo lo sé, pero sobre todo, ellos lo saben. El aferro al poder hoy,  fecha final del mes de enero, es mas supervivencia que valor y determinación. Mas “salvando el pellejo” que LEALTAD Y HONOR.

Hasta el día de hoy no se ha inventado un aparato que pueda medir el valor y coraje, lealtad y honor de un soldado en el campo de acción antes de entrar en batalla, pero los MILITARES BUROCRATAS son fácilmente reconocibles: se miden por sus negocios y cantidad de dinero en el banco. Los jerarcas militares de un proceso fracasado como el de estos últimos 20 años, son en realidad SOLDADOS DE FORTUNA O MERCENARIOS, de allí que ellos no esperen apoyo a lo constitucional; no esperen un comportamiento ético y moral; no esperen un respeto a los derechos humanos o al respeto a la vida del otro. Los MILITARES JERARCAS son solo mercenarios y cobran para existir. Respiran, marchan, desfilan y juran lealtad mediática, solo si su precio ha sido depositado o transferido semanal, quincenal o mensualmente.

Sin embargo,  HAY HOMBRES Y MUJERES DE HONOR en nuestras FFAA. No son tarifados, por alguna razón los negocios y sus regalías no alcanzaron para todos. Los ejércitos de abajo; los ejércitos que tienen la tarea de cumplir con sus códigos de honor, no ven en su ejercicio el robo, el contrabando, el chantaje y lamentablemente, el narcotráfico, como misión y visión de vida institucional. Todos los que sienten el uniforme como el verdadero legado de El Libertador, son fieles a los principios institucionales y tal y como su lado civil, han experimentado desde hace 20 años, el deterioro social, económico y moral de nuestro país y ellos además, el de la institución.

¿Cuándo entonces el Triunvirato de Oliva decidirá profe? me preguntan, ellos y solo ellos saben cuándo cómo y dónde, pero espérenlo, porque tal y como se habrán dado cuenta,  es una lucha entre LOS MERCENARIOS EN EL PODER Y LOS EJERCITOS DEL HONOR…una lucha entre LA INFAMIA vestida de Oliva y LA MORAL de nuestras FUERZAS ARMADAS y este enfrentamiento es INMINENTE. Hasta la próxima.

Ismael Rojas|@Isma64|Periodista

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad