Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

VERDADES Y RUMORES|La “mesa está servida” para la salida de Maduro

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

LA FRASE. La afirmación que está en el titular de esta columna no me pertenece. Es la respuesta a la pregunta que le hice a un amigo y quien además es dirigente nacional de la oposición. Él está bien informado y es protagonista en los círculos políticos caraqueños. Está en el top. Por eso la importancia de sus expresiones. Cuando le consulté como estaban las cosas para lograr el cambio en Venezuela su respuesta fue esa: “La mesa está servida para la salida de Maduro”. Luego agregó: “Está caído”. Ante ese par de contundentes frases, le increpé sobre su extraño optimismo, cuando él había sido siempre cauteloso y su respuesta fue corta también: “Si, tengo razones”. Como conclusión al intercambio de mensajes lo consulté sobre el importante apoyo militar para la caída de Maduro: “Eso se está logrando. Vamos bien” ¿Por qué la aclaratoria? Porque en estos momentos coyunturales prefiero mantener la prudencia y la cabeza fría. Siempre recomiendo separar los deseos de lo viable en la realidad. Lo que sí puedo asegurar es que todos los escenarios pintan bien para la oposición, pero muy mal para el oficialismo. No es fácil salir de este modelo delictivo que secuestró el poder. Esa ha sido mi prédica durante varios años. Debían alinearse muchas piezas y en este momento si están engranando para decretar, posiblemente, el fin del régimen que destrozó a Venezuela y condenó a la miseria a la mayoría de los venezolanos ¿La “mesa está servida”? Pareciera que sí. Analicemos las razones del optimismo de mi amigo.

MADURISMO. El oficialismo como un todo se ha visto sorprendido y sobrepasado por los eventos ocurridos y las decisiones tomadas a partir de la ilegítima juramentación de Nicolás Maduro ante el TSJ. Les cayó el mundo encima. Sus cálculos fueron superados ampliamente. Sabían que a partir del 10E vendrían situaciones complicadas, pero nunca tan complicadas. Creyeron tener todo bajo control a través de sus aliados en la oposición. No contaron que éstos quedarían neutralizados. Claro está en el oficialismo hay dos estrategias en juego. La primera de Maduro y su entorno que busca superar la tormenta y consolidarse en poder. La segunda es de los radicales liderados por Diosdado Cabello. Ellos tenían sus propias jugadas que implicaban salir de Maduro en una negociación, aceptar nuevas elecciones, promover varios candidatos en la oposición y que DC, como abanderado del PSUV, ganara esos comicios. Muchos dirán que esas estrategias son del pasado en estos momentos, pero ellos siguen en sus intenciones. En el peor de los escenarios buscan acuerdos que les permitan salir del poder minimizando su “costo de salida” ¿Recuerdan ese “costo de salida”? Muchos me criticaban por hacer uso insistente de la frase. Hasta insultos recibí a través de las redes sociales. Hoy tiene más vigencia que nunca. Tanta vigencia tiene que son muchos los analistas que ahora la usan en medio de la coyuntura. Recuerden que esa frase es originaria de la profesora de la Universidad del Zulia, Lucrecia Morales, quien me la explicó en medio de un programa junto a Antonio Casella en LUZ FM hace bastante tiempo. Con el permiso de la destacada docente la tomé prestada y la fuimos desarrollando en la medida que el país se deterioraba. Para los líderes del oficialismo es vital reducir ese “costo de salida” y encontrar un país refugio que los acoja bajo medidas de protección. Muchos quieren esa deseada inmunidad, pocos la van a recibir. Muchos no quieren que se otorgue esa inmunidad a un grupo selecto. Eso es necesario y por eso el mensaje de la amnistía en el discurso opositor, sobre todo del presidente Juan Guaidó. Si no se otorgan salvoconductos de salida para unos pocos que son piezas importantes del juego, no vamos a salir del conflicto sin una confrontación final violenta. La mayoría de quienes cometieron delitos de corrupción o de lesa humanidad pagarán por sus crímenes. Hay que ver los escenarios con inteligencia y no desde las vísceras. Hay una realidad: Maduro está cercado, sitiado y acorralado. Pareciera que su única salida es ceder el poder. En su discurso pareciera que no ve esa como su única opción, pero en el fondo sabe que es su mejor oportunidad. Sólo que debe tratar de mantenerse fuerte y buscar mantenerse en el poder, pero en realidad está buscando la vía más elegante para irse ¿Pero visita cuarteles? Y tiene que hacerlo para mostrar una aparente fortaleza en medio de la protección de los militares, aunque estos también están buscando opciones para salir de él. Es un asunto de simbología: se rodea de generales, se pone un gorrito como líder de un vehículo anfibio y da órdenes, aunque nadie le haga caso a lo que hace y dice ¿Qué quería con ese show? Simbolizar que está en guerra y que tiene su ejército personal. Disculpen el extremismo, pero los militares no son leales en momentos de apremio y mucho menos cuando su libertad corre peligro. Los militares venezolanos no son kamikazes para morir con Maduro en este conflicto político. En su debido momento van a remecer la cuna. Padrino López no es Ho Chi Minh para liderar una guerra al estilo Vietnam. Ni pendejos que fueran para inmolarse por Maduro. Así como el “Madurismo” trata de ganar tiempo, los militares andan en la misma tónica ¿Ganar tiempo? Si, para tratar de superar la tormenta y resistir en Miraflores o por el contrario encontrar la mejor salida. Además necesitan tiempo para mover dinero y oro con el fin de garantizar su exilio. El problema para él “Madurismo” es que el tiempo es poco y va muy rápido. No sólo los tomó por sorpresa la nueva vitalidad opositora, sino también las acciones internacionales. La juramentación de Guaidó los sorprendió. El reconocimiento internacional para Guaidó, también los sorprendió. El cerco financiero, los asustó. El golpe en relación con PDVSA y Citgo, los deprimió. La nueva postura de Rusia y sus empresas, los tiró al piso. La neutralidad de China, los hace chillar. La supuesta movilización se cinco mil tropas de EEUU a Colombia, disparó sus alarmas. El desmembramiento del apoyo a Maduro va a buen ritmo y tomará mayor velocidad en las próximas horas. Han perdido hasta la capacidad de convocatoria. Diosdado llamó al pueblo chavista a una vigilia en Miraflores y éste no asistió. Sólo tienen control, por ahora, de los colectivos violentos que ellos financian. Para simular que tienen pueblo, han puesto a Maduro a grabar videos que luego son trucados para mostrar un respaldo popular que sólo existe en sus mentes. Es tanta la presión que están cometiendo errores y luego reculan, el mejor ejemplo fue la orden a los diplomáticos norteamericanos para que salieran en 72 horas y luego la cambiaron. Maduro está bajo una enorme presión. Parece que no han conseguido a los brujos y santeros que estaban buscando para que lo trataran. Incluso Cuba a pesar que está haciendo todo lo posible para sostener a Maduro, tiene su plan “B” en marcha para la evacuación de su personal. Hasta ahora parece inminente la caída de Maduro.

RADICALES. Diosdado Cabello sigue fuera de sí. También fue sacado de su juego. Lo expulsaron de su zona de confort desde donde manejaba los hilos para controlar al “Madurismo” y a la oposición. Cabello estaba en su estrategia para generar presión de calle, provocar una negociación, salir de Maduro, acordar nuevas elecciones, asumir la candidatura del PSUV, promover a varios candidatos de la oposición y así ganar la Presidencia. Para ello contaba con sus aliados en la oposición a quienes encomendó la tarea de cercar a Guaidó, controlar las decisiones, evitar la juramentación, alargar las protestas y buscar una negociación que le favoreciera; pero se le salió una rueda a la carreta y Guaidó con sus aliados y asesores apeló al factor sorpresa. Cabello incluso envió emisarios y consejos a JG, pero este dudaba de la veracidad de lo que decían y por eso se dio la reunión entre ambos, tal como revelamos en VyR (LEA: http://ow.ly/f1Ot30nvOy3). Guaidó tampoco hizo caso de los consejos de DC y eso sacó a éste de sus casillas. La sorpresa es muy grande. La angustia es más grande aún. Cabello también está cercado. Corre peligro si sigue apoyando a Maduro. Está en el dilema de morir con NM o buscar una salida. Por eso hay alerta de autogolpe en el “Madurismo”, la oposición y la comunidad internacional. Lo advertimos en nuestra columna pasada, Diosdado podría estar inclinado a dar un golpe interno para zafarse de Maduro, tomar el poder y negociar en sus términos la “rendición” que le garantice inmunidad a él y su entorno. En medio de su infantil conducta arrogante ante la emergencia, sólo hay temores muy bien fundados. Como Maduro le gusta mencionar la Guerra de Vietnam, hablemos en ese ámbito. Cabello trata de sobrevivir a su propio “asedio de Khe Sanh” y Maduro busca evadir la “Ofensiva del Tet”. Se les cayó el mundo encima.

OPOSICIÓN. La nueva vitalidad opositora sorprende hasta a sus propios líderes. La reacción del pueblo ha sido abrumadora. La recuperación de la esperanza es inédita. Lo que parecía imposible ocurrió: la oposición restauró la conexión emocional. Y lo hizo de la mano de un joven como Juan Guaidó. En su momento analizamos que JG se beneficiaba de su juventud e inexperiencia, porque la gente lo percibía como un líder emergente sin la contaminación que caracteriza a los dinosaurios de la oposición como Henry Ramos Allup y Manuel Rosales, por ejemplo. Pero además el radical cambio en el estilo de juego, también sorprendió y revitalizó la esperanza. Guaidó es el hombre del momento, aunque eso moleste a los eternos y tóxicos  presidenciables de la oposición y sobre todo a aquellos que tienen sus acuerdos con el gobierno. Éstos no pudieron controlar a Guaidó. No pudieron encasillar a la oposición en las mismas jugadas de siempre. La juramentación los tumbó de la silla y Cabello se molestó mucho con ellos. Por esa modificación en la estrategia, es que la oposición está marchando en el camino correcto. Poco a poco han ido avanzando y tomando terreno en el control del país. Aún falta pero el goteo de deserciones en el oficialismo y la toma de competencias se va a acelerar. Ha sido vital el decidido respaldo internacional reconociendo a JG como Presidente, congelando activos del país, aceptando a sus representantes diplomáticos y sobre todo el cerco financiero que se intensificó con las medidas que afectan a PDVSA y Citgo. Le cerraron el grifo financiero y hagan lo que hagan con la industria petrolera, pocos se atreverán a hacer negocios con Maduro ante el temor de ser víctimas de las acciones de Estados Unidos. Las conversaciones con los militares han avanzado mucho. Están a punto de conseguir la acción militar que están buscando. El discurso de la amnistía ha calado muy bien. Hasta líderes civiles del oficialismo quieren un cupo en esa amnistía. Cada quien trata de salvar su pellejo y busca a sus amigos en la oposición que les abran el camino. La oposición va bien, quizás demasiado bien. No tienen aún el out 27 del juego, pero no lo tienen tan lejos. Todavía faltan muchas negociaciones y acuerdos. No deben dar por sentada la victoria. Prudencia e inteligencia.

COMUNIDAD INTERNACIONAL. La conducta de los países que han venido ocupándose del conflicto venezolano ha sido sorprendente. Tanto que han logrado ablandar la posición de Rusia y China. Ven la coyuntura actual en términos absolutos: ahora o nunca. El golpe contra PVDSA y Citgo es noble. Dejaron al oficialismo en la lona porque le cortaron el ingreso de dinero. Son $7 mil millones en activos y $11 mil millones en ingresos que pasaran a manos del gobierno interino que lidera Guaidó. Los despojaron de la cartera y no se dieron cuenta. Hay un juego muy inteligente. Esa anotación del asesor de seguridad, John Bolton, en la que se especifica el envío de 5 mil soldados a Colombia no es casual. No fue un descuido de Bolton. A ese nivel ese tipo de errores son pocos. Creo que fue una jugada para hacer oficial, algo que no podían anunciar oficialmente y es el envío de tropas a Colombia. La presencia militar de EEUU en Colombia es normal. Los gringos tienen potente tecnología en esa nación, sino consulten sobre la Base de “Tres Esquinas”, departamento del Caquetá, desde dónde se libró la cruenta lucha contra la guerrilla y el narcotráfico con la tecnología más avanzada de vigilancia, inteligencia e interceptación de las comunicaciones. La filtración de esa anotación es un claro “Mensaje a García”. Inclusive todo indica que Estados Unidos ablandó a los rusos. Podríamos inferir que como parte de las conversaciones con los rusos sobre Venezuela, se incluye la anulación de sanciones a la empresa Rusal que casualmente es propiedad del magnate, Oleg Deripaska, quien es muy cercano a Vladimir Putin. Luego casualmente la empresa de energía Lukoil congeló su contrato con PDVSA. Y también casualmente el presidente de esa petrolera, Vaguit Alekpérov, es muy amigo de Putin y eso implica que no tomaría una decisión como esa sin consultar con su pana Vladimir. Demasiadas casualidades juntas. La posición de Rusia cambió a la que mantuvo en aquella reunión con la oposición venezolana, tal como informamos en VyR (LEA: http://ow.ly/eR1i30nvOuo). China se ha mantenido neutral en medio del conflicto. Pareciera que no quieren agravar sus difíciles relaciones actuales con Estados Unidos ¿O ya tienen un acuerdo con la oposición? O sea que el oficialismo está perdiendo a su principal aliado militar y a su financista más importante. Aunque hay poca información sobre el tema, se está trabajando en un corredor de salida para Maduro y su entorno, con el fin que cedan el poder y se vayan a un país refugio. Esa parece la opción más idónea y viable. Si el oficialismo mantiene su terca posición, vienen nuevas decisiones y acciones. Usando el lenguaje de la gestión de Donald Trump: “Todas las opciones están sobre mesa”.

INTERBANEX. Sólo horas duró la operación de la empresa Interbanex en el mercado cambiario de Venezuela. Como existe la creencia que detrás de cada decisión oficialista hay un guiso, se suponía que Interbanex también lo era. Los que estaban detrás de ese negocio no aguantaron la presión internacional y prefirieron abandonar su incursión en el volátil mercado de divisas. Poco duró la sorpresita que había anunciado Delcy Eloína Rodríguez.

ARROGANCIA. Omar Prieto vuelve a sus andadas violentas y radicales. El asalto a la Iglesia Guadalupe en Sierra Maestra es una clara demostración de su arrogancia. Nadie duda que él mismo ordenó el ataque que dejó importantes destrozos en el templo y varias personas lesionadas.  Eso se suma a la incursión de la DGCIM en Global TV, Aventura TV y FM, además del diario digital Noticia al Día. Los funcionarios causaron costosos destrozos. No era una simple visita para sacarlos del aire. No, querían causar un daño severo. Hasta la fecha no hay ninguna averiguación por parte de Conatel contra esos medios. Sólo se trató de decisiones personales de Omar Prieto pasando factura a quienes considera sus enemigos: los medios de comunicación, la Iglesia Católica y los ciudadanos que defienden la democracia.

INTELIGENCIA… No le sobra al principal vocero de Omar Prieto, Lisando Cabello. De verdad que no entiendo como lo ponen a aclarar problemas, cuando más bien los enreda. Tiene una enorme capacidad para decir incoherencias. Ahora salió aclarando que los apagones que de nuevo son recurrentes y largos en Maracaibo no eran parte de un racionamiento, sino de medidas para evitar un gran apagón ¿Acaso no es lo mismo? Por supuesto que sí, ya que racionan para administrar la poca carga existente. Algo similar ocurrió cuando a Cabello le tocó salir a enderezar aquella advertencia de Prieto de independizar al Zulia en el caso que se instalara un gobierno de transición y a Lisandro no se le ocurrió otra brillante idea que acusar a la oposición de haber dejado el tema dentro de la Constitución del Zulia. Definitivamente Omar Prieto debería buscarse otro vocero, porque Lisandro no tiene la inteligencia para seguir en ese rol.

AUSENCIA. Extraña la desaparición de José Luis Rodríguez Zapatero del conflicto venezolano. Está muy callado. Es raro que no haya salido a recomendar el diálogo para salvar a Maduro ¿Será que ya da todo por perdido?

 

Darwin Chávez|@darwinch857|[email protected]

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad