Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES ¿Se desploma el interinato de Juan Guaidó?

ANTONIO DE LA CRUZ|Lecturas del triunfo de Arce en Bolivia

SAINETE EN CÁPSULAS|En la búsqueda de un pueblo para la libertad

MARLON JIMÉNEZ|El comunismo y la gaita protesta

EL PAÍS SILENTE|Se acaba julio: a la segunda es la vencida

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Leía como mucha atención una entrevista reciente que el vicealmirante Carratú Molina concedió desde su exilio en Florida, EEUU. Como siempre, sus ideas y anécdotas, que se entre mezclan y entretejen,  “parieron” una luz entre tantas cosas que se pueden pensar acerca del destino de la patria, pero sobre todo me ayudó, por lo menos a mí, a dejar la reserva, la banca,  que decidí tomar hace unas semanas atrás antes de volver a escribir sobre lo que está ocurriendo y ocurrirá en Venezuela en los próximos días. Los hechos, sin lugar a dudas, se repitieron, no sólo en la calle, sino en los medios, a los que por cierto habrá que exorcizar cuando este régimen culmine o, y no creo equivocarme, clavar en el corazón de cada uno, la estaca de madera, de esa madera hecha con las vidas de tantos venezolanos, para que, tal y como se ha DEVELADO, su complicidad con uno u otro partido o presidente, democrático o dictador, jamás se ha olvidada. Muchos serán los libros que podremos escribir acerca del papel que han jugado los medios de comunicación y sus dueños durante los 18 años de la mal llamada revolución y aquellos cuarenta del puntofijismo. La responsabilidad y depravada ambición, de los conglomerados mediáticos venezolanos por el poder y los hechos acontecidos desde febrero de 1999, es un estigma que siempre será citado en cada libro de historia que intente describir y explicar este periodo de oscuridad. Ahora bien, así como en repetidas ocasiones en esta columna he asegurado hasta la saciedad que no habrá Venezuela sin militares, tampoco habrá país sin medios, y lo digo yo, un hombre de los medios.

A todo 30, le llega su 16

Primeramente, es necesario iniciar la reflexión final antes de los tiempos que se avecinan, hablando del sentido político y estratégico del próximo domingo 16 de julio. Tal y como lo dije unos días antes sobre aquel 6 de diciembre de 2015, cuando se logró someter al régimen con un triunfo democrático sin precedentes en la historia reciente de nuestro país, hoy, el próximo domingo se erige como el evento político más importante para finalizar de una vez por todas, y ante los ojos del mundo, con el régimen de Maduro, su combo y los locos. Ellos lo saben, nosotros debemos interiorizarlo. No es ir a votar únicamente por salir a la calle y cumplir con un proceso de consulta colectiva, no, es mucho más que un simple acto democrático. Piensen en esto, para el actual gobierno, la fecha de la consulta organizada por los sectores opositores, es quizás el reto más difícil de eludir en casi dos décadas de socialismo bolivariano,  pues para ellos representa la estocada final. Recordemos que en columnas anteriores también, aseguramos y lo ratifico en esta, al régimen no le conviene SALIR POR EL VOTO, y lo que va a ocurrir el próximo 16 de julio es un adelanto; una antesala; un aperitivo político, de lo que cualquier evento electoral del futuro, acarreará a los “herederos” de Chávez, que al parecer resultaron ser sus SEPULTUREROS, la ratificación del fracaso de la revolución bolivariana.

La cifras dan cuenta de un número cercano a 14 millones de personas, no dudo que pudieran ser más, cuya participación ese día dejará entrever lo que se logró por la vía del voto hace ya casi dos años atrás: en este país, al menos Maduro, dejó de ser mayoría y por mucho. Espero que en esta oportunidad, aprendamos, y me refiero a los líderes opositores, a asimilar y aceptar el triunfo, pero sobre todo a DEFENDERLO Y MANIFESTARLO. No podemos GANAR para irnos a refugiar, mejor dicho a esconder, de un rival herido y torpe que sólo espera la estocada final por que cada día que pasa las fuerzas lo abandonan y sería estúpido y entreguista, no salir a celebrar el país que nacerá en la noche del próximo domingo 16 de julio de 2017. Que a nadie se le olvide lo que ese día ocurra, ese es y debe ser el objetivo, pero por encima de cualquier miedo a las armas, demostrar en la calle el TRIUNFO QUE NO SE DEMOSTRÓ en diciembre de 2015. Nadie obtiene un triunfo para sentirse y actuar como un derrotado.

Los ojos del mundo sobre Venezuela

Pese a la amenazas a los medios; a los constantes abusos de poder mediático de este régimen, la verdad será tan clara como el sol y si a éste no se le puede tapar con un dedo, mucho menos se podrá someter a la voluntad de un pueblo, mayoritario, a no gritar en un formato de tres respuestas a tres preguntas: Maduro vete Ya!

Ellos saben lo que se avecina el próximo 16 de julio; ellos se prepara; ellos entorpecen y entorpecerán, pero será eso, sólo entorpecerán, no podrán minar el espíritu democrático que ese día se manifestará ante el mundo en un acto cívico, la voluntad de finalizar una pesadilla de tanto tiempo. El país no aguanta una semana, ellos lo saben. El futuro es de quienes salgan el próximo domingo 16 de julio a votar en la consulta popular. Nos jugamos al país, pero sobre todo, demostraremos una vez más cómo con votos cualquier dictador en tiempo modernos es DERROCABLE, sin necesidad de más muertes, los que prefieran quedarse en la casa, entonces vivirán siempre en el miedo y mañana serán fácilmente tildados de COBARDES!

El próximo domingo 16 de julio, tal y como lo hice para el 6 de diciembre de 2015, los invito a votar, a concluir este periplo de oscuridad y oscurantismo que destruyó al país y pretende, sin tener suelo donde posarse, ni pueblo que lo siga, disfrazarse de verde y rojo para aterrorizar al ejército más valiente que un país puede tener…su PROPIO PUEBLO. A votar aunque los perros ladren y los gorilas se vistan de gala!!!

Hasta la próxima.

 

Ismael Rojas|@Isma64|Periodista|Profesor universitario

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad