Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

EDITORIAL|Las pésimas señales que emergen desde la oposición

¿FRAUDE? En “De Norte a Sur” analizamos el resultado electoral en Bolivia

JOAQUÍN CHAPARRO|Anomia zuliana

ALEXIS ANDARCIA ¡La historia de nuestra propia autoría…!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Cambiaron de cárcel a Leopoldo. Es un avance; una mejoría para él, su familia y su salud; aún más, es una conquista en la situación política del país.

Elucubrar sobre las razones del régimen para esta decisión, nos puede conducir a un análisis de múltiples variables: desde las propias atinentes a su crisis interna, pasando por la FANB, Luisa Ortega, hasta el grave suceso de la Asamblea Nacional.

Así, también, las triangulaciones internacionales que el caso Venezuela, genera en la toma de decisiones de líderes de países como USA, RUSIA, CHINA, ESPAÑA Y CUBA.

Por otro lado, hacer dibujo libre de las razones de Leopoldo López para ser cambiado de cárcel, es tan inútil como pernicioso.

Si usted cree que todo suceso inesperado es producto de un acuerdo soterrado de algunos líderes o de la MUD, entonces quien está mal es usted. Peor todavía, si valoramos las conquistas propias como concesiones del régimen o del G2 cubano…!

¿Cuál es el sentido de nuestra lucha, simbolizada en esas muertes de jóvenes en las calles, en estos más de tres meses, si no creemos en la edificación de nuestro propio destino?

No se trata de triunfalismo, menos aun de sobrevalorar, sino de valorar nuestro poder, por mayoría y por razón. Concedernos la historia que hacemos.

Estoy convencido que toda ésta situación, que involucra el cambio de la situación carcelaria de Leopoldo y otros presos políticos, son de nuestra propia autoría.

Nadie nos ha regalado nada. Las actuaciones del régimen y la ocupación de líderes internacionales sobre nuestro asunto, estan en relación directa con lo que hemos hecho en las calles. Con haber escalado el conflicto.

El régimen podrá decir lo que quiera; pero, la realidad es que se encuentra atrapado en su propia decadencia. Necesita oxígeno, porque se lo hemos sacado. Decisiones como éstas, son de dientes apretados. No concede…el caso es que no tiene remedio.

La calle, en éste sentido, es nuestro espacio. Para ejercer nuestro derecho, para presionar y obligar, para resquebrajar muros y, por qué no, para negociar una salida.

Una negociación que debe tener como punto de honor, el regreso a la Constitución, a lo que allí está contenido. Porque, aún con sus bemoles, esa fue producto de una voluntad popular.

 

Periodista

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad