Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ENDER ARENAS|Roland Carreño

¡ELECCIONES USA! En #Contrastes, Darwin Chávez conversa con Jesús Sánchez Meleán

CAIGA QUIEN CAIGA|Leopoldo no lo dirá, pero lo hará

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

ANÁLISIS|Las lecturas del “casa por cárcel” de Leopoldo López

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Aunque la jugada final ocurrió de madrugada, el país despertó sorprendido y lleno de conjeturas, además de alegría entre los disidentes, por la medida que le otorgó el beneficio de “casa por cárcel” a Leopoldo López.

A partir de ahí surgen preguntas y especulaciones para todos los gustos.

¿Es producto de un acuerdo con la mediación de países influyentes?

¿Forma parte de una negociación que nos puede llevar hacia la transición?

¿Es un acuerdo directo con Leopoldo López?

¿Es el resultado de la presión de calle?

¿Es un hecho que revela la profundización de la fractura en el cogollo rojo?

¿Trata el Gobierno de enfriar la calle?

¿O más bien actuará como un revulsivo para la calle?

Estas y otras inquietudes trataremos de responderlas en Área Privada de Verdades y Rumores

Dudas y detalles

Antes de entrar en el análisis con profundidad sobre el tema, queremos dejar algunos cabos que aparentemente están sueltos y que en las próximas horas o días pudieran conectarse y tener mayor sentido:

  • Un Gobierno tan dado al show, porque usa a la Sala Penal del TSJ para tomar una decisión que pudo haber sido tomada en el tribunal de la causa.
  • Cómo es que la Sala Penal del TSJ toma decisiones a muy altas horas de la noche o de madrugada.
  • Cómo es que la decisión se toma como medida humanitaria por razones de salud, si los abogados de López no habían solicitado nada parecido.
  • Por qué el Gobierno de España sabía de la medida y sectores del chavismo no sabían nada.
  • Por qué y para qué el régimen envía al canciller, Samuel Moncada, a reunirse en horas de la noche con Leopoldo y no envió a voceros de mayor peso.

Acuerdo y negociación

La única hipótesis que puede ser descartada de inmediato es la supuesta generosidad del presidente Nicolás Maduro y del alto mando del oficialismo. Para ellos no hay generosidad en política y menos con quien es uno de sus principales enemigos.

Ahora bien, llama la atención que el primero en anunciar la medida de “arresto domiciliario” para Leopoldo haya sido el jefe del Gobierno de España, Mariano Rajoy, quien luego revela que sabían con anticipación que esa medida sería tomada por el Tribunal Supremo de Justicia.

Esto hace presumir que él casa por cárcel para el líder de Voluntad Popular pudiera ser parte de una negociación y que ese sea una especie de gesto de buena voluntad del Gobierno.

Es importante recordar que en los últimos días se ha venido hablando con insistencia de la supuesta operación internacional que trata de encontrar “salvoconductos” para los líderes del oficialismo y a partir de ahí entrar en la tan anhelada transición que pacifique y estabilice a Venezuela.

Si esto forma parte de una negociación con mediación internacional, en las próximas horas o días deberíamos ver nuevos acontecimientos que refuercen esta tesis. Pero además si este escenario cobra vigencia, no se debería satanizar por el hecho que hayan sido conversaciones privadas y no públicas.

Lo cierto del caso, es que no es casual que el ex jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, haya estado los últimos días en el país porque hay evidencias que indican que regresó a España durante la noche del viernes 07/06.

Acuerdo directo

En un país con una autoestima muy baja y altos niveles de incredulidad, es hasta normal que ante una situación como esta, surjan dudas razonables o descabelladas sobre las razones por las cuales el Gobierno decide enviar a Leopoldo a su casa luego de más de tres años de encierro en Ramo Verde.

Como era de esperarse surgieron inquietudes sobre la existencia de un acuerdo entre López y el Gobierno. Por eso los inconformes e incrédulos más radicales presumieron que LL había aceptado enfriar las calles, con el fin de regresar a su hogar.

Ante esas dudas iniciales, la única forma de derrumbar esa matriz de opinión era que el propio Leopoldo López a través de sus palabras u acciones lo hiciera y tal parece que lo hizo.

Pocas horas luego de llegar a su casa, Freddy Guevara leyó un comunicado en nombre de Leopoldo en el cual reafirma su llamamiento a mantenerse en la calle y además exige a la población participar de forma masiva en la consulta del 16J.

Creemos que con esa postura se acabó con las dudas sobre si existe o no un acuerdo entre Leopoldo y el Gobierno.

Presión y enfriamiento

Una de las lecturas más claras e importantes es que la presión de calle, que ya acumula 100 días de protestas y 95 personas fallecidas, está erosionando gravemente las fortalezas del Gobierno y por eso decidió actuar con el fin de bajar las tensiones y tratar de llegar a acuerdo que les permitan disponer de capacidad de maniobra.

Aunque Maduro y sus voceros quieran mostrarse fuertes y despreocupados ante el conflicto, su lenguaje corporal y sus delirantes discursos revelan lo contrario. Ya la elevada conflictividad y sobre todo las violaciones a los derechos humanos están preocupando y generando fracturas internas.

Es bien importante resaltar que esta medida parece una jugada de los sectores racionales contra los sectores radicales, todo dentro del oficialismo, con el fin poner sobre la mesa una negociación o reforzar las conversaciones indirectas que puedan estar en marcha.

El ataque irracional de los colectivos paramilitares le agregó otro elemento al ya muy elevado “costo de salida”, por lo cual pudiera resultar que los sectores racionales decidieron actuar para buscar soluciones.

Pero con un régimen tan mañoso, no se puede descartar que ese beneficio para Leopoldo tenga otros objetivos que se basan en enfriar la calle, pero también desconcertar a la calle a través de rumores o declaraciones que puedan hacer creer que hay un acuerdo oculto de la MUD con el Gobierno.

En ese sentido es importante destacar como algunos voceros rojos están hablando que el “diálogo” da buenos resultados y con eso vender la matriz de opinión que la MUD viene negociando en privado con el Gobierno y así generar suspicacias en la sociedad civil.

Fractura interna

No hay ninguna duda que en el Gobierno no hay cohesión entre las diferentes tendencias que forman parte del cogollo oficialista. Son evidentes las divisiones, el descontento y las preocupaciones de los más racionales sobre el rumbo que toma el conflicto y la crisis.

Pero además entre los propios radicales hay distintas visiones de cómo enfrentar a la disidencia y en sus objetivos de sustituir a Maduro en el poder. El asalto paramilitar a la sede de la Asamblea Nacional parece obra de un sector de los “ultras” y no de todos los “ultras”.

Y es prácticamente imposible que las dos tendencias más radicales actúen de forma coordinada y cohesionada, porque sus intereses chocan. Tarek El Aissami quiere ser Presidente en una sucesión y Diosdado Cabello también tiene el mismo objetivo, pero a través de la Constituyente.

Adicionalmente hay sectores racionales que habían venido teniendo un bajo perfil, pero con esta decisión de Maikel Moreno parece que dan un paso hacia adelante.

¿Por qué?

Una de las críticas que se le hace al presidente del TSJ es su supuesta vinculación con la mitificada banda judicial de “Los Enanos” y además también debemos recalcar que uno de los racionales del régimen tiene sus influencias con esa mafia judicial: José Vicente Rangel.

Ante eso no sería de extrañar que esos racionales hayan venido promoviendo una negociación y la liberación de López como gesto de buena voluntad, a pesar del rechazo que supuestamente generó en los “ultras” la salida de Leopoldo de la cárcel de Ramo Verde.

Así como los radicales tienen sus objetivos, parece que los racionales también los tienen y por eso se vienen presentando signos inequívocos de fractura en el oficialismo.

Y todo eso sin tocar el creciente malestar dentro de la Fuerza Armada Nacional…

El efecto

Si uno de los objetivos del Gobierno con el beneficio para Leopoldo era enfriar la calle, parece que logró el efecto contrario porque la mayor parte de la sociedad civil que tiene más de 100 días en protestas, ve la excarcelación, más no liberación, de LL como una victoria.

Inclusive esta medida puede actuar como un revulsivo para la oposición y que se revitalice la emoción en los ciudadanos, sobre todo ante la consulta del 16J y los eventos que formarán parte de la hora cero con el fin de evitar que se realice la elección del 30J.

Si el régimen buscó el enfriamiento de la calle, puede ser que haya cometido más bien un costoso errores, que hasta pudiera terminar siendo un punto de inflexión en el conflicto.

Los próximos días serán claves para destrabar la crisis y encontrar soluciones al conflicto.

Quizás el casa por cárcel de Leopoldo tenga mucho que ver con los próximos acontecimientos.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad