Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

ANÁLISIS PAÍS|Julio: un mes que podría ser decisivo e histórico

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Y no se trata de una simple especulación con fines alarmistas. Es la pura y dura verdad. Lo que está en juego en este mes de julio supera en importancia y significado, a la mayoría de los muchos episodios que ha vivido el país en los 19 años de proceso revolucionario y de exterminio de la democracia.

En este mes de julio Venezuela se juega la vigencia del sistema democrático y las libertades. Los riesgos de la Asamblea Nacional Constituyente son muchos y por eso no termina de cuajar la propuesta en la mayoría de la población. La ANC sólo servirá para consolidar la hegemonía del oficialismo y la aniquilación de la disidencia. Serán días muy complicados, de gran conflictividad y llenos de sorpresas.

En el País Económico, de nuevo el Gobierno intenta apagar el fuego inflacionario con mayor gasolina, a través de los ajustes en el salario mínimo y el bono alimentario que en nada resuelven la caída del consumo de los venezolanos. Mientras tanto, el dólar Dicom está próximo a superar la cotización de Bs. 2.900 por cada moneda norteamericana.

En el País Social, el aumento de los precios producto de la escalada en el mercado paralelo de divisas ya supera los pronósticos de los más arriesgados. En horas cambian los precios, mientras los menguados ingresos de los venezolanos cada día cubren menos las necesidades de las familias.

PAÍS político

Conflicto: el país se acerca a momentos mucho más difíciles que los ya ocurridos. La conflictividad aumentará en la medida que el Gobierno persiste en su intención de imponer la Constituyente. Pero además la estrategia oficial de asfixiar a la disidencia, incluyendo a las instituciones que buscan la defensa de la democracia y la Constitución, está llevando a Venezuela a límites muy peligrosos. La Mesa de la Unidad Democrática por su parte continúa con su activación gradual de la desobediencia civil consagrada en los artículos 333 y 350 de la CRBV. En los próximos días esas acciones van a incrementarse, hasta el punto que podemos estar muy cerca de una convocatoria a huelga o paro general. Lamentablemente el saldo trágico ya acumula un total de 85 víctimas en estos más de 90 días de protesta. Por ahora no hay perspectivas de salidas rápidas al problema y más bien las posturas de los bandos enfrentados se radicalizó. En los próximos días hay que prestar mucha atención a la Fuerza Armada Nacional. Tal como hemos advertido en VyR, las cosas entre los militares están muy movidas porque hay mucho rechazo a la Constitución, pero además demasiada preocupación por la crisis. En cualquier momento pueden presentarse “eventos sobrevenidos” que cambien el rumbo del conflicto.

Constituyente: para nada el régimen logra sus objetivos de disminuir el rechazo de las mayorías de los venezolanos hacia la Constituyente. Ante esa dificultad está trabajando para convencer sobre todo a sus seguidores, porque de nada sirve lo que haga con la disidencia ciudadana. De ahí los aumentos de salario y del bono de alimentación. Por eso el Plan “Chamba Juvenil”. Todo eso y mucho más son intentos que hace el Gobierno para mejorar su situación de cara al 30J. Pero además están planificando nuclear centros de votación para dar la sensación de alta participación en la elección de los constituyentes y tampoco se descarta que inflen los resultados de esa jornada. El régimen se expone a una derrota grave para su sobrevivencia, porque si los niveles de participación son muy altos su victoria carecerá de legitimidad. Aun ganando, podrían perder. Serán días claves que marcarán el presente y el futuro de la democracia. Si el Gobierno impone su Constituyente, el país verá como muere el sistema democrático, el derecho al voto, la propiedad privada y la pluralidad.

Diálogo: públicamente se sabe muy poco de los intentos de diálogo y negociación que parece están en marcha. Entre todos los esfuerzos que aún permanecen en secreto, se habla de la posibilidad de lograr un salvoconducto para los cabecillas del proceso revolucionario y que de esa forma sean recibidos por varios países y se pueda comenzar una transición. Ese esfuerzo al parecer está siendo liderado por el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. En paralelo, muchos son los países que siguen mostrando su preocupación por la volátil situación venezolana. Y el Papa Francisco volvió a exigir el cese de la violencia y la libertad de los presos políticos.

PAÍS económico

Medidas: el Gobierno siendo con su manejo totalmente errado de la economía. Persiste en su idea de atacar el fuego inflacionario con la gasolina que representan los aumentos de salario mínimo y del bono de alimentación. Esos ajustes sumados a la contracción de la actividad comercial como consecuencia de la crisis y el conflicto, elevan las penurias de la mayor parte de las pequeñas y medianas empresas. Pero además preocupa que el Presidente insiste que con la Constituyente crearán leyes que traerán más controles a la economía. Su única estrategia contra la inflación son aumentos salariales y más controles. Definitivamente no entienden la enfermedad que padece la economía o lo que buscan es terminar de destruirla.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela volvieron a caer en $29 millones al cerrar en $10.061 millones. Se acercan a caer de esa barrera de los 10 millardos.

Petróleo: el precio promedio de la cesta petrolera venezolana tuvo un leve repunte de $0,72 al ubicarse al final de la semana en $39,95.

Dólar: la tasa Dicom sigue incrementándose con cada subasta y en la última cerró en Bs. 2.640 por dólar y se avecina un aumento por encima de los Bs. 2.900 en la próxima asignación.

Indicadores: sigue el silencio de más de un año y medio del Banco Central de Venezuela en relación con los indicadores de la economía.

Deuda: al Gobierno se le acercan dos vencimientos de deuda en los meses de octubre y noviembre que totalizan más de $3.434 millones. Ante la necesidad de cumplir con esos compromisos, se prevé que disminuirá la oferta de dólares en el sistema Dicom.

PAÍS social

Aumentos: de nada servirán los nuevos ajustes de salario mínimo y del bono de alimentación para aliviar las penurias de la mayoría de los venezolanos, porque esos nuevos ingresos se esfumarán como secuela de las distorsiones que tiene la economía venezolana. Ese tipo de anuncios ya ni siquiera alegran a los trabajadores, porque ya son suficientemente conocidos los efectos que van a traer. El trabajador venezolano sigue sin beneficiarse de una política salarial integral que verdaderamente proteja sus ingresos.

Escasez y precios: ambos males van de la mano y causando un preocupante impacto en la microeconomía de la mayoría de los venezolanos. Los precios están en un constante aumento producto de la volatilidad del mercado de divisas, sobre todo el paralelo. En apenas horas aumentan de forma exorbitante. En cuanto a la escasez no mejora el abastecimiento de alimentos y medicamentos. Las importaciones del Gobierno se han reducido y eso está afectando la disponibilidad de comida.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad