Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

SAINETE EN CÁPSULAS|Cómo cambiar la jungla de lo inaudito

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

PABLO PÉREZ|El 350

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En el marco del conflicto político y la crisis integral que afecta a Venezuela, uno de los temas más recurrentes es la necesidad de activar el artículo 350 de la Constitución Nacional, con el fin de desconocer a un gobierno que perdió su legitimidad de desempeño.

Y no les falta razón a quienes apelan al 350 como una especie de luz al final del oscuro túnel que es la pesadilla que vive el país.  La verdad es que no sólo el 350, sino el artículo 333 de la Carta Magna son herramientas válidas y constitucionales para la lucha por el cambio en Venezuela.

En lo que si no tienen razón, sobre todo los radicales de las redes sociales, es  cuando esgrimen que la Mesa de la Unidad Democrática debió ser más agresiva para apelar a la desobediencia civil y el desconocimiento del régimen. No son momentos de actuar con impulsividad,  sino de medir los tiempos correctos.

En política y sobre todo partiendo de las cualidades autoritarias del régimen con el cual nos enfrentamos, no sólo hay que medir adecuadamente los tiempos,  sino consultar a todos los actores que deben estar involucrados en acciones de contundencia, pero que también traen consecuencias.

Activar el 333 y el 350 no es una decisión unilateral de la MUD, sino que tiene que ser el resultado de amplias consultas y de la construcción de los consensos que permitan que toda acción planificada en ese marco sea totalmente efectiva y no sólo efectista.
La desobediencia civil tiene que ser una decisión colectiva, debe ser la reacción de un pueblo convencido que es el momento para la inflexión final, de la batalla definitiva para rescatar la democracia. Pero eso implica preparación,  convencimiento y sobre todo voluntad.

La activación del 350 no es un problema exclusivo de los partidos políticos. Es un asunto de interés nacional  que debe incluir a empresarios, productores, universidades,  gremios,  sindicatos y la sociedad civil en general ¿Quieres la desobediencia civil? Actívate y participa. El cambio es de todos y para todos.

@PabloPerezOf

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad