Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

KALED YORDE| Sea dicha la verdad

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Sea dicha la verdad luego  de dieciocho años de la infame Revolución Socialista Bolivariana del Siglo XXI, su interminable diatriba y los ríos de tinta, sangre y hiel que han corrido. PRIMERO: La Revolución Bolivariana ha sido un fraude gigantesco, un fiasco sin precedentes y farsa creada por Fidel Castro para Venezuela, según se acordó en 1992 en el tristemente célebre Foro de Sao Paulo. En ese perverso foro que reunió a la Izquierda resentida del continente latinoamericano, se acordó que con el dinero del petróleo venezolano y la dirección del dictador cubano se restituiría el comunismo después de la caída del muro de Berlín en todos  nuestros países. SEGUNDO: Los responsables de tan terrible tragedia humanitaria que hoy enluta a Venezuela y su gente tiene nombre y apellido: Hugo Chávez  Frías, que metió a Fidel y sus milicianos castristas;  y  Nicolás Maduro, ficha personal de Raúl Castro. TERCERO: Sea dicha la verdad de que Chávez y Maduro montaron en Venezuela con el auspicio de los hermanos Castro, una dictadura castro-comunista-militarista integrada por oficiales del ejército de tendencia izquierdista y civiles radicales. El gobierno revolucionario chavista-madurista  es una enfermiza mezcla de fascismo, marxismo-leninismo (comunismo) nazismo, castrismo y populismo, vale decir, de diversos ingredientes de todos los peores defectos del totalitarismo. CUARTO: La Revolución Bolivariana del siglo XXI es un régimen eminentemente anti-democrático,  autoritario, agresivo e  integrado por gente mayoritariamente  acomplejada, gris y resentidos sociales; llena de odio y revanchismo. Tal gobierno se halla a años-luz del ideario del Libertador Bolívar, cuyos sueños tergiversaron  para justificar en su nombre los grandes abusos de poder. Se trata de una revolución hipócrita, malvada y criminal, cuya política de Estado es la mentira constante, el engaño y la simulación sistemática. La mayor evidencia de su carácter militarista es la aplicación de la jurisdicción militar a los estudiantes presos por manifestar. QUINTO: Como en toda dictadura hambrean intencional mente a la población, destruyendo el agro, confiscando y desmontando la producción privada, tal como lo dice el librito de los comunistas con el fin de someter y controlar al pueblo. La evidencia más grande de su hipocresía es el hecho de sacar a cada instante de sus bolsillos el librito azul de la CNB cuyos artículos violentan en su totalidad y se mueren por tener dólares americanos y propiedades en el “odioso” Imperio. SEXTO: Y el señor Ministro de  la  Defensa, incondicional adepto de Fidel Castro  y defensor a ultranza del actual status–quo generado por Maduro, sigue impretérrito hablando de paz y de dialogo para así preservar la integridad y la Soberanía Nacional. ¿De qué habla usted señor Ministro? ¿Cual paz y soberanía?  ¿Seria  la paz de los sepulcros en Venezuela o  la paz cubana?  Hasta donde todo el  mundo sabe usted es venezolano de nacimiento y un día en la Academia Militar juró defender la CNB y la Soberanía venezolana, no a Cuba  ni al tirano que nos esclaviza, ordenándole reprimir salvajemente y a matar jóvenes estudiantes.  Reflexione señor Ministro. Despierte de esa pesadilla a  la que tiene sometida a Venezuela entera.

 

Abogado

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad