Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

ANÁLISIS PAÍS ¿Se acerca una negociación al conflicto?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Hay evidencias que indican que sí. No son muchas, pero han ido apareciendo ciertos gestos que señalan que pudiera estar cerca el inicio de una negociación. O de pronto es mejor llamarlo una mesa de acuerdo para poner fin paulatinamente al conflicto que amenaza la frágil estabilidad del país.

Existen acercamientos a diversos puntos a través de la mediación directa del Papa Francisco y la participación decisiva de varios países. Ven como muy peligrosa la situación en Venezuela y por eso todos coinciden, menos el oficialismo por ahora, que la solución es electoral. Al final el régimen es muy posible que acepte los puntos que están en el tapete, con el fin de calmar las calles y que se produzca una distensión.

En el País Económico, supuestamente este martes 23 de mayo comienza a funcionar el nuevo sistema cambiario Dicom 2.  Hay temores en el Gobierno sobre el fracaso de este nuevo método, tomando como base que no tienen dólares para ofrecer y estarían dependiendo de lo que vendan los privados. Pero además hay expectativas sobre la cotización con la cual iniciaría.

En el País Social, la escasez de productos alimenticios es preocupante. El Gobierno no está trayendo la comida que se necesita y los privados parece que bajaron el ritmo ante la dificultad de acceder a las divisas. Eso se ha traducido en desabastecimiento en arroz, pasta, aceite, azúcar y otros rubros básicos en la dieta de los venezolanos.

PAÍS político

Conflicto: luego de más de 50 días de intensas protestas y feroz represión, la agenda de calle de la sociedad civil no mengua. Los ánimos siguen caldeados y mientras más represión aplica el régimen, más creativos se ponen los ciudadanos. La mayoría de los venezolanos están apoyando las convocatorias de la MUD, pero además tienen su propia agenda que incluye plantones y bloqueos de vías. Eso demuestra que hay un amplio deseo de cambio en el país. Eso dificulta los planes oficialistas para desmontar las protestas, porque son demasiados focos de descontento que deben atender. Por su parte la Mesa de la Unidad Democrática se prepara para aplicar el artículo 350 y en cualquier momento podrían llamar a un paro nacional que obligue al Gobierno a ceder en sus peticiones. Todo indica que el conflicto en vez de disminuir, se va a recrudecer porque el rechazo hacia Maduro y el modelo ya cruzó el punto de no retorno. Y la Constituyente funcionó, tal como presagiamos en VyR, como un detonante más.

Acuerdos: tal como iniciamos este Análisis País, es muy probable que se acerque un proceso de conversaciones que buscarían crear un acuerdo que ponga fin paulatinamente al conflicto venezolano. Por primera vez hay una coincidencia total entre la disidencia venezolana y la mayoría de los países que han mostrado preocupación por el desenlace de la crisis nacional sobre lo que hace falta para encontrar salidas: convocatoria de elecciones, respeto de la Asamblea Nacional, libertad de los presos políticos y el ingreso de ayuda humanitaria en materia de alimentos y medicinas. Incluso aliados del Gobierno como el secretario general de UNASUR, Ernesto Samper, estiman que la salida debe ser mediante el voto de los ciudadanos. Samper habla que las elecciones se pueden acordar sobre la base de dos aspectos: desactivación de la Constituyente y el cese de la agenda de calle. Desde Verdades y Rumores seguimos considerando que se necesita abrir una negociación que facilite los acuerdos que quizás permitan una “transición con perdón”. Con odio y venganza no pondremos fin al conflicto. Cada uno de los bandos debe ceder y del lado de la disidencia se debe entender que hay que otorgar inmunidad a algunas figuras del oficialismo, si es que de verdad deseamos un final pacífico y legal al problema. Hay contactos en marcha y ya en algunos puntos pareciera haber acuerdos. En esta mediación resalta la participación directa del Papa Francisco. Ante la dificultad de encontrar facilitadores creíbles para esa negociación, la Iglesia a través de la Conferencia Episcopal Venezolana parece la institución ideal, en buena parte porque ellos llevan muy bien el pulso de la situación nacional, pero además tienen credibilidad ante la población. Esperemos que muy pronto haya señales más claras que permitan creer que puede haber una salida confiable a la crisis.

MUD: la disidencia venezolana retomó la ofensiva. Está en su mejor momento en los 19 años de conflicto con el oficialismo. Tienen conexión con el ciudadano y están demostrando mayor madurez para manejar la situación. Les toca seguir con la agenda de calle, evitar los excesos que están cometiendo algunos espontáneos y sobre todo esquivar las trampas gubernamentales. Pero además deben sumar en esta causa por la democracia a figuras del chavismo que están en desacuerdo con Maduro. La base política debe ser ampliada para forzar al Gobierno a entrar en una negociación que restituya el orden constitucional y salve la democracia.

Constituyente: a pesar de todo el esfuerzo propagandístico del régimen, la propuesta de la Asamblea Nacional Constituyente se está desinflando. El régimen no convence con sus argumentos. La postura de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, resalta entre todos los cuestionamientos que le han hecho a la jugada de Maduro. Creemos que el Gobierno, más allá de sus arengas, tendrá que recular y bien pudiera montar una decisión en el TSJ que congele el tema.

PAÍS económico

Medidas: el Gobierno está apostando a un golpe efectista con la entrada en operaciones del nuevo sistema Dicom. El problema es que no tienen dólares para ofertar y así influir en una sinceración del mercado paralelo. Están dependiendo que los privados vendan divisas y eso es poco probable. Hay temores en algunos sectores del régimen que pueda ser un nuevo fracaso. Las expectativas sobre la cotización inicial aumentan.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela se recuperaron en $220 millones y cerraron en $10.342 millones.

Petróleo: el precio promedio de la cesta petrolera venezolana se incremento en $2,29 al ubicarse en $43,01.

Dólar: la vieja tasa Dicom cerró en Bs. 727,71 experimentando un aumento de Bs. 4,16.

Indicadores: continúa el silencio del Banco Central de Venezuela en relación con los indicadores de la economía.

PAÍS social

Escasez y precios: se profundiza la escasez de alimentos en el país. El Gobierno no está importando lo suficiente, mientras que el sector privado disminuyó sus compras en el exterior con dinero propio. Los Clap han caído en su distribución principalmente porque no tienen productos, aunque el Gobierno acuse a la oposición de estar atentando contra la distribución de alimentos. Hasta la gasolina está escaseando y esta semana se observaron largas colas en las estaciones de servicio de las principales ciudades.

Pesimismo: a pesar que el ánimo de la agenda de calle de la sociedad civil sigue en aumento, al mismo tiempo hay mucho pesimismo por la situación económica que parece no tendrá mejoría a corto o mediano plazo. En parte el mismo pesimismo por el presente y el futuro en el marco del modelo socialista, es lo que impulsa a los ciudadanos a salir a las calles.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad