Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

¡CONSTITUYENTE! ¿Para qué le sirve a la oposición?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Con la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente no sólo ganaría el Gobierno, por supuesto si logra finalmente imponer el diseño controlado y sectario que han propuesto hasta ahora, con lo cual buscan garantizarse la mayoría en esa instancia.

La oposición también podría ganar mucho, claro está si logran derrotar la propuesta del régimen que excluye el referendo consultivo y la elección abierta, directa, universal y secreta de todos los constituyentes.

La Constituyente de Maduro merece el análisis mucho más calmado y ponderado. No es bueno descartarla totalmente, porque puede ser muy favorable para la disidencia y muy peligrosa para el Gobierno.

En Área Privada de Verdades y Rumores analizamos los efectos positivos que esta jugada roja le puede generar a la oposición…

#Detonante

Tal como cualquiera podía presagiar, la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente funcionó como un detonante para arreciar la agenda de calle de la sociedad civil en alianza con los partidos que integran la Mesa de la Unidad Democrática.

Si las sentencias 155 y 156 de la Sala Constitucional del TSJ actuaron como alerta ante la alteración del orden constitucional y eso fungió como un primer detonante para las protestas de calle; la jugada el presidente Nicolás Maduro representó la alarma que hace prever la intención de acabar con la democracia.

La crispación política y la incertidumbre se ubican en niveles muy elevados y eso es muy peligroso para el Gobierno, porque en la medida que el rechazo popular se dispara les será mucho más difícil imponer sus intenciones a través de la Constituyente.

La propuesta del régimen se enfrenta a una opinión pública cada vez más consciente del peligro que representa la vigencia del modelo. Ese escenario no es nada halagador para el oficialismo que pretende ganar tiempo y construir una nueva Constitución hecha a imagen y semejanza de sus intereses.

¿A quién favorece eso?

A la oposición.

#Consultivo

El gran reto de la alianza opositora (partidos y ciudadanos) es lograr derrotar la propuesta oficial que se salta el paso constitucional de consultar al pueblo si activa o no la Constituyente. El régimen sabe muy bien que perderían esa consulta y los dejaría en clara minoría ante el país y el mundo.

Por eso la disidencia debe evaluar bien cuál es su postura ante la propuesta. Es probable que el mejor camino sea presionar para que la Constituyente se someta a las directrices que establece la Constitución Nacional. Y para eso tienen dos aliados: crisis y descontento popular.

En el caso que logre que el Gobierno recule y acepte someter la propuesta presidencial a un referendo consultivo, el esfuerzo opositor debería estar orientado a derrotar la jugada mediante una masiva votación popular que ratifique la crisis de credibilidad y apoyo que tiene Maduro.

¿A quién favorece eso?

A la oposición.

#Elecciónycambio

Pero si la oposición no logra que se fije el referendo consultivo, debe presionar para que la escogencia del 100% de los integrantes de la Constituyente sea mediante el voto directo, universal y secreto. Que se anule la intención oficial de dividir la misma, para a través de la sectorización garantizarse ser mayoría.

Si todos los constituyentes son electos mediante circuitos y listas (si aplica en este caso) la oposición debe presentar a los mejores venezolanos como sus candidatos. Que sus escogidos sean verdaderos representantes de la sociedad civil y no solo del mundo partidista.

En este escenario existe la posibilidad real que la disidencia propine una muy dura derrota al oficialismo, se convierta en mayoría en el Poder Constituyente y de esa forma comenzar a darle forma a la refundación del país, la “fumigación” de las instituciones públicas y sobre todo a desmontar la estructura chavista que tanto daño le ha hecho al país.

Si se logra que el Gobierno recule en sus ideas iniciales, la Asamblea Nacional Constituyente puede ser el momento adecuado para concretar el cambio. Sería el fin del modelo socialista. Sería el inicio de una nueva etapa republicana que requerirá de una amplia base de consenso que permita restaurar la gobernabilidad y la confianza perdida en Venezuela.

¿A quién favorece eso?

A la oposición.

Todo esto lo sabe la oposición, pero también lo sabe muy bien el Gobierno y por eso tratará de imponer su juego cerrado.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad