Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

ORLANDO CHACÓN|Este moribundo Presidente

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

“Juro por esta moribunda constitución”, esa fue la frase con la que inició su discurso el difunto Hugo Chávez al tomar posesión de la Presidencia de la República en 1999. Dieciocho años después, la moribunda no es la Constitución, el moribundo es el Presidente.

Al pretender convocar a una “Constituyente Comunal”, el régimen dictatorial actual reafirma cuan alejados están de la realidad que vive diariamente el ciudadano, el hambre, la miseria, las muertes por inseguridad, falta de medicamentos e insumos médicos, el cercenar la libertad de expresión, el desconocer la voluntad del soberano e impedir su expresión en las urnas electorales, han convertido las calles de Venezuela en una olla de presión que puede explotar en cualquier momento.

El problema, no es la Constitución, el problema es su no cumplimiento por parte de una cúpula alejada del Estado de derecho y la no supremacía de la justicia. Las leyes actuales, solo sirven o se cumplen cuando son invocadas por el mismo sector que las pisotea. El Referéndum Revocatorio por ejemplo, contemplado en la carta magna, fue pisoteado y bloqueado por quienes dicen que “dentro de la constitución todo, fuera de ella nada”.

Una ”Constituyente Comunal”, en los términos expuestos por Nicolás Maduro, en primer lugar, crea la figura de una “Asamblea Constituyente Comunal” -totalmente fraudulenta- que no es la misma que la Asamblea Nacional electa por el soberano y bloqueada por el Dictador. Según Maduro, las dos Asambleas podrían “convivir”.

Quienes redactarían la nueva Constitución, no serían los diputados electos en las urnas por Catorce millones de venezolanos. La elección de unos 500 “Asambleístas” sería de forma directa por sindicatos, gremios y sectores e instituciones seleccionados a dedo y que se identifiquen –obviamente- con el “Socialismo del Siglo XXI”. Esto, desconocería la voluntad del pueblo, pues la soberanía de la nación reside en el voto de todos los ciudadanos, sin discriminación ni distinción, o lo que es lo mismo el voto universal, directo y secreto.

Si pensaban que al recular con las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia que violaban y anulaban la institución parlamentaria –contemplada en la constitución- el golpe de estado terminaba ahí, pues no, en Venezuela hay un Golpe de Estado continuado. Quienes nos opusimos en 1999 a la actual carta magna, hoy somos quienes junto al pueblo gritamos: ¡Respeten la Constitución!.

Ahora le toca al ciudadano, rebelarse ante semejante atropello al Estado de Derecho. La FANB por mandato constitucional, no puede respaldar semejante fraude cuyo objetivo es distraer y humillar aun más a pueblo venezolano. Estamos ante el aniquilamiento de la democracia y debemos actuar en consecuencia. Esto no es una constituyente, es un fraude. Hoy repito, la moribunda no es la Constitución, es el presidente que no la cumple y en consecuencia en Rebelión Civil Constitucional, el pueblo venezolano le desconoce  como autoridad.

 

@OrlandoChacon_|Dirigente político|[email protected]

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad