Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES ¿Se desploma el interinato de Juan Guaidó?

ANTONIO DE LA CRUZ|Lecturas del triunfo de Arce en Bolivia

SAINETE EN CÁPSULAS|En la búsqueda de un pueblo para la libertad

MARLON JIMÉNEZ|El comunismo y la gaita protesta

¡CONSTITUYENTE! ¿Para qué le sirve al Gobierno? (I)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Gran polémica ha causado la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente que ha hecho el presidente Nicolás Maduro. Toda clase de críticas han surgido sobre esta iniciativa, que se asoma como una tabla de salvación que busca evadir la presión de calle.

El tema hay que analizarlo con cabeza fría. No todo es bueno para el Gobierno, pero tampoco todo es malo para la disidencia. Hay cosas que pueden ser no sólo negativas, sino muy peligrosas para el régimen. Y del lado opositor bien pueden lograr que la Constituyente les dé el envión para concretar el anhelado cambio.

En Área Privada de Verdades y Rumores analizamos lo bueno que puede encerrar la Constituyente para ambos bandos en pugna.

Todo formaría parte del terreno de lo ideal, pero no necesariamente eso quiere decir que se hará realidad.

…Comencemos con el Gobierno.

Dictadura institucional

Una de las lecturas que de inmediato surgió con la convocatoria de la Constituyente está relacionada con la urgente necesidad que tiene el oficialismo, de construir una Carta Magna adecuada a sus actuales intereses y objetivos, que no se parecen en mucho a los que exhibía Chávez en 1999.

La actualidad del proceso revolucionario es complicada. Se juega un episodio histórico en el cual cualquier error les puede costar no sólo la vigencia del legado de Chávez, sino su presente y futuro tomando en cuenta el elevado “costo de salida” del poder que tienen  en su contra.

Para el régimen es una necesidad el tener los instrumentos que les permitan terminar de cercar a la disidencia. La idea de no sólo eliminar la actual Asamblea Nacional, sino la supresión del Parlamento tal como está concebido y sustituirlo por una Asamblea Popular, les llama mucho la atención.

Además no es descabellado pensar que buscaran concretar una vieja aspiración: el Estado comunal con el propósito de eliminar de esa forma a las Alcaldías y Gobernaciones, por lo que serían innecesarias las elecciones regionales y municipales que están pendientes.

La idea es que la nueva Constitución institucionalice la dictadura y elimine cualquier espacio que pueda ser ocupada por la disidencia. Buscarían terminar de consolidar la hegemonía total y la sumisión absoluta de la mayoría que actualmente busca un cambio.

Elecciones

El Gobierno claramente perdió la vocación electoral a raíz de la paliza que recibió el 6 de diciembre de 2015. Saben que la crisis los conduciría a derrotas mucho más apabullantes si se atreven a fijar las fechas de las elecciones regionales y municipales.

Y lo peor es que saben que la crisis los terminará de enterrar en las presidenciales de 2018, con el riesgo que eso representa porque si gana el candidato de la oposición más radical, vendrá para ellos una dura etapa de persecuciones y encarcelamientos, en el mejor de los casos.

En la lógica oficialista lo ideal es que no haya elecciones, por lo menos mientras se encuentren en desventaja producto de la severa crisis que golpea a los venezolanos y que ha erosionado al Chavismo hasta en las zonas populares donde antes eran fuertes.

Aunque voceros oficialistas han desmentido que las elecciones corren peligro con la Constituyente, está claro que en el marco de ese proceso dominado por el oficialismo se van a tomar decisiones que van a acabar con la democracia, entre ellas la “posposición” de las elecciones.

Con la mayoría de la Constituyente en manos del Gobierno, éste gana tiempo para evitar las elecciones, incluso las del 2018, para blindar así su permanencia en el poder.

Salida honrosa

Aunque usted no lo crea no todos los objetivos oficialistas en relación con la Constituyente tienen que ver la permanencia de Maduro en el poder. Llegan a Verdades y Rumores informaciones que indican que un sector del Chavismo ve el proceso de la ANC como una opción para producir un cambio nominal en el poder.

Tal como hemos analizado en VyR, el oficialismo nunca sacaría a Maduro por las buenas en el poder en el marco de la presión de calle. Prefieren un Golpe de Estado que les expulse del poder y así convertirse en mártires para la izquierda internacional.

Por otro lado, sacar a Maduro del poder en el marco de una negociación que les garantice las condiciones ideales de “no persecución” y “no judicialización” es una posibilidad real para algunos sectores, pero para otros sería una muestra imperdonable de debilidad en el marco de una revolución que es autoritaria.

Pero ¿Y si la salida la decreta el Poder Constituyente? ¿Eso no sería acatar la voz del pueblo? Por supuesto que sí. Por eso algunos piensan que es la mejor opción para salir de Maduro sin darle la razón a la oposición que está en la calle exigiendo el cambio, pero además preservando el legado de Chávez.

Ahora esa salida de Maduro no la ven como el comienzo de una transición, sino como una nueva etapa del oficialismo ya que asumiría la Presidencia de la República quien esté en la Vicepresidencia para ese momento. Podría ser Tareck El Aissami. No descartemos a Diosdado Cabello. Y tampoco olvidemos a María Gabriela Chávez.

De esa forma Maduro no saldría por la presión de la disidencia.

Tampoco lo haría por una negociación.

Saldría de forma “honrosa” por decisión del Poder Constituyente.

A pesar de todos los objetivos que tienen en la mesa, la ANC es una jugada muy peligrosa para el régimen.

En la próxima entrega evaluamos para qué le sirve la Constituyente a la oposición.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad