Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

SÍNTESIS DEPORTIVA|Caras nuevas en la convocatoria de la Vinotinto

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|Se trancó el juego en Venezuela

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Hay una rara sensación en Venezuela. Se percibe un juego trancado, bloqueado y sin un horizonte claro. No se ven salidas a corto plazo. No parece haber ni siquiera la intención de construir esas salidas que son tan necesarias no sólo para destrabar la crisis, sino para atacar el deterioro económico que avanza a paso de vencedores.

El Gobierno sigue atrincherado en sus posiciones. La oposición hace lo mismo. El primero se aferra a la represión y al respaldo de los militares. La disidencia sigue en la calle ¿Qué resultará de todo esto? Difícil saberlo pero ojalá sea lo mejor para una nación que no se debe acostumbrar a la inestabilidad y el sufrimiento.

En el País Económico, el régimen sigue queriendo apagar fuego con gasolina y decreta un nuevo ajuste del salario mínimo y del bono de alimentación que sólo causará mayor inflación e incrementará el cierre de empresas o por lo menos la reducción de las nóminas.

En el País Social, hay claras señales del derrumbe del Chavismo como mito popular y de redención para las clases populares. Por eso la disidencia ha podido no sólo marchar sin problemas por el Oeste de Caracas, sino que sus concentraciones se han nutrido de esos sectores que antes eran el fortín de la revolución.

PAÍS político

Conflicto: la crisis venezolana parece estancada en las posiciones extremas de los dos bandos en pugna. Por un lado, el Gobierno se aferra a la represión para sostenerse en el poder y no facilitar salidas a la crisis. Por el otro, hay una oposición que logró fusionar los reclamos políticos con las tensiones sociales en la calle. El presidente Maduro anuncia un supuesto nuevo esquema para la estabilidad del país y eso pareciera que es la Constituyente Comunal que han venido manejando, como opción para atrincherarse en el Gobierno y así desaparecer a la Asamblea Nacional como instancia legislativa. Es de suponer que alegarán que el Poder Constituyente prevalece sobre el actual Parlamento. La oposición por su parte sigue confiando en la capacidad del pueblo para aguantar una agenda de calle que ya suma 30 días y una muy lamentable cantidad de muertos, heridos y detenidos. El régimen además anunció tímidamente que esta semana presentaría a un nuevo grupo de mediadores para establecer un diálogo en el país, pero eso es un misterio que parece que tendrá poco de éxito porque al Gobierno no le quedan opciones creíbles para que la disidencia acepte sentarse a conversar. La mejor opción para ese diálogo sigue siendo El Vaticano pero ya el Papa Francisco advirtió que eso sólo ocurría sobre la base de claridad y transparencia. Venezuela necesita con urgencia salidas al conflicto político para poder diseñar salidas a la crisis económica. El deterioro de la economía es notable, pero en los últimos días se ha visto desplazada en la discusión pública a raíz de las protestas. Ojalá se consigan soluciones. Ojala se establezcan acuerdos en el marco de la democracia y el derecho a elegir que tienen los venezolanos. Pero tomando en cuenta la conducta oficialista, es difícil tener esperanza que esos acuerdos se construyan.

Elecciones: sigue siendo la mejor opción para bajar la tensión en el país, pero el Gobierno luce claramente dividido en ese sentido. Por un lado, el Presidente dice que está ansioso porque se convoque el proceso electoral pendiente, pero Diosdado Cabello dice que aquí no habrá elecciones. En ese sentido o se trata de una estrategia para confundir, o de verdad hay fracturas en el interior del cogollo rojo ante este tema. Muchos rumores indican que el CNE trabaja casi que clandestinamente en un cronograma electoral que podría concluir con la realización de los comicios para finales de noviembre o comienzos de diciembre. Pero la última sentencia del TSJ sobre la validación de los partidos políticos, además de favorecer claramente a las organizaciones oficialistas, pareciera otra decisión que busca evitar la convocatoria de las elecciones regionales y municipales. En todo caso el régimen buscaría, en el supuesto que sea inevitable llamar al voto, que esa sea una medida acordada en un diálogo y que no se vea como una reacción ante la presión de calle.

Unidad: nada sencilla la tarea que tiene la Mesa de la Unidad Democrática de sostener la agenda de calle y conseguir los objetivos del cronograma electoral, la restitución del orden constitucional, el respeto a la Asamblea Nacional, la liberación de los presos políticos y el ingreso de ayuda humanitaria en alimentos y medicamentos. No es fácil mantener el entusiasmo, porque es natural que la gente se decepcione con el pasar de los días y que nada de lo que se busca sea obtenido. La gran pregunta es si la MUD tiene el discurso y la creatividad para mantener el ritmo. Hasta ahora lo ha tenido. Los ayudaría algún evento que actúe como detonante para una segunda fase en las protestas.

PAÍS económico

Medidas: el régimen sigue tratando de apagar el fuego con gasolina. El nuevo ajuste salarial de 60% aproximadamente agregará un nuevo componente inflacionario y además ocasionará más cierres de empresas y pérdidas de empleos. Ellos tratan de vender la medida como parte de la lucha contra la guerra económica, pero parecen no entender que con ese tipo de acciones no se combate la inflación que tiene contra las cuerdas a la mayoría de los venezolanos. Aquí hay varias lecturas. La primera, es que no tienen ni idea del daño que le están haciendo a la economía y al pueblo. La segunda, que todo es hecho a propósito para terminar de hundir a la nación y aumentar la dependencia del Estado. Y la tercera, que todo forma parte del plan para acabar con la imagen y la gestión de Maduro. En cuanto a la entrada en operaciones del nuevo Dicom nada se sabe, a pesar que debió comenzar a funcionar el lunes 17 de abril. Es tal desastre que hay en Venezuela que se calcula que desde 2016 se han perdido 756 mil empleos producto de la crisis y los errores gubernamentales.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela cerraron en $10.182 millones con una merma de apenas $7 millones. Eso puede ser una señal muy negativa sobre que la disponibilidad de efectivo tocó fondo y por eso las reservas están en ese nivel.

Petróleo: el precio promedio de la cesta petrolera venezolana perdió $2,35 y cerró en $42,46.

Dólar: el viejo sistema Dicom se ubicó en Bs. 717,43 marcando un aumento de Bs. 2,04.

Indicadores: aunque el Banco Central de Venezuela siga callando en esta materia, la población en general siente que la inflación sigue desbocada. El problema se agravará como consecuencia del nuevo ajuste del salario mínimo y del bono de alimentación.

Pdvsa: la situación de Petróleos de Venezuela sigue siendo preocupante. Transparencia Venezuela recién reveló que entre 1998 y 2015 la producción petrolera cayó en 20% al pasar de 3.329.096 barriles diarios a 2.654.000 barriles diarios, lo que refleja una pérdida de 675 mil barriles diarios.

PAÍS social

Derrumbe: ese es el camino que lleva el Chavismo en Venezuela. Un modelo que emergió como la verdadera opción de justicia y redención social, se esfumó con el derroche de miles y miles de millones de dólares en un festín populista y de corrupción que pasará a la historia de la política mundial como algo digno de estudio. Por eso las protestas de calle ya tocan las zonas populares, a pesar que el Gobierno niega que eso esté ocurriendo. Ese pueblo que soñó con una vida mejor, ahora se dio cuenta que vive peor que antes porque el modelo lo amarró a la pobreza. Ahora los que comen de la basura son algo común. El descontento social es masivo y evidente. Ya las misiones dejaron de controlar al pueblo. El modelo basado en el control y el miedo muestra graves fisuras. Pareciera que el final está cerca.

Inflación: hay desesperación en el pueblo con los precios. No se había anunciado el ajuste salarial y ya todos los precios habían sufrido incrementos importantes. Y mientras el pueblo sufre, el Gobierno baila como si aquí no pasara nada. Con el aumento salarial aplicado por Maduro la inflación sufrirá una aceleración importante y eso lo pagará el pueblo.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad