Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

SAINETE EN CÁPSULAS|Cómo cambiar la jungla de lo inaudito

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

ANÁLISIS PAÍS|El Gobierno trata de encontrar salidas a su favor

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Con sólo ver, escuchar y analizar las reacciones del presidente Nicolás Maduro y los principales voceros de Gobierno cualquiera puede entender que están cercados y preocupados ante la resistencia pacífica de la disidencia. Por eso están tratando de encontrar salidas a su favor.

En ese sentido ya han venido dando señales de sus planes para enfriar la calle y por supuesto sostenerse en el poder. El repertorio de acciones incluye algunas lógicas y hasta democráticas, pero también varias que son radicales y que pueden afectar aún más la deteriorada imagen del primer mandatario nacional.

En el País Económico, el Gobierno sigue a la deriva y sin ninguna gobernabilidad sobre la economía. Anunciaron, en boca del Vicepresidente de la República, que el lunes luego de la Semana Santa entraría en vigencia el nuevo sistema Dicom pero como muchas de las cosas que anuncia el régimen aún no se concreta.

En el País Social, la incertidumbre y el malestar siguen creciendo en Venezuela. El descontento se evidencia hasta en los sectores populares y el mejor y más reciente ejemplo, fue la reacción de los habitantes del populoso sector de El Valle en Caracas, cuando los ciudadanos rechazaron con un cacerolazo el intento oficialista de llevar cajas Clap.

PAÍS político

Conflicto: la resistencia pacífica de la mayoría de la disidencia venezolana tiene en aprietos al Gobierno de Nicolás Maduro. El discurso y los gestos del jefe del Estado y de los principales voceros oficialistas demuestran la preocupación que tienen, porque las protestas en las calles han superado sus expectativas y cada día son más masivas. En ese sentido, están tratando de encontrar salidas favorables para ellos. Por eso la exigencia de elecciones. Por eso los mensaje privados hacia la oposición prometiendo la convocatoria de los procesos electorales pendientes. Por eso la pública exhortación a retomar el diálogo. Significativo fue el tono de Maduro en su programa dominical al pedir la presencia de los expresidentes Zapatero, Samper, Fernández y Torrijos con un tajante “YA” porque necesita hablar con ellos. Eso demuestra el apuro que tiene el régimen por encontrar una salida que enfríe las calles y les permita ganar tiempo en su afán por sostenerse en el poder. Parece olvidar el Presidente que ese cuarteto de amigos oficialistas carece de credibilidad para la MUD y la población en general, lo que descalifica cualquier iniciativa que ellos intenten para encontrar soluciones a la crisis política. El régimen está prácticamente cercado. Por eso sectores radicales del mismo están promoviendo otra agenda con el fin de intentar acorralar a la MUD y así descabezar las protestas cívicas. En ese sentido están adelantando una serie de acciones que incluirá detenciones de líderes opositores y de ahí no sólo la visita de la DGCIM a la casa de Tomás Guanipa, sino las amenazas contra éste, Julio Borges y José Guerra que ha hecho el propio Nicolás Maduro. Además van a anunciar a través de la Contraloría General de la República otras inhabilitaciones y emprenderán una campaña de descalificación contra figuras públicas, entre las cuales está incluido el presidente de Polar, Lorenzo Mendoza. En este plan hay dos metas. La primera es debilitar a la Unidad y forzarlos a sentarse en una mesa de diálogo. Pero hay otro objetivo si el primero fracasa y es lograr profundizar la erosión de la imagen presidencial y así “motivar” su sustitución en la Presidencia por el bien de la revolución. Lo que sí es inmanejable para el Gobierno es la presión internacional que existe en este momento, porque ya está claro que no son demócratas y además son flagrantes violadores de los derechos humanos. Esa presión va en alza y está promoviendo gestiones diplomáticas con el fin de encontrar salidas a la crisis venezolana. Esta semana se avizora bien interesante para ver si el Gobierno logra encontrar lo que busca: enfriar las calles.

MUD: la principal coalición opositora ha venido mostrando madurez para conducir el complejo proceso de resistencia pacífica que está en marcha en Venezuela. No es fácil lograr el éxito cuando en frente tienen a un Gobierno que no escatima en usar todos sus recursos legales y no legales para reprimir cualquier vestigio de disidencia en las calles. Esta semana será crucial para medir hasta qué punto la MUD logra mantener la emoción en las calles y sobre todo hacer entender al pueblo que esta puede ser una lucha larga. No es una tara sencilla tomando en cuenta que un amplio sector de la disidencia ciudadana quiere salidas inmediatas.

Elecciones: la carta de convocar las elecciones regionales y quizás las municipales sigue en la mano del Gobierno. Creen que con ese proceso comicial podrían enfriar las calles. Pero también corren el riesgo que sea el efecto contrario y sea de tal magnitud la campaña que termine arrasando con las Gobernaciones y Alcaldías que están en manos del régimen. No sería extraño que en cualquier momento las rectoras oficialistas hagan el anuncio formal de las elecciones.

PAÍS económico

Medidas: la economía venezolana sigue al garete. El Gobierno sigue demostrando que no sólo carece de gobernabilidad sobre ella, sino también que hace muy por recuperar el control. La única novedad es que no hay nada nuevo sobre el sistema Dicom el cual, según lo anunció el Vicepresidente de la República, debió entrar en vigencia el pasado lunes 17 de abril y aún no hay señales que eso vaya a ocurrir.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela cayeron en $69 millones al cerrar en $10.189 millones.

Petróleo: la cesta petrolera venezolana cayó en $1,04 al ubicarse en $44,81.

Dólar: la tasa del viejo sistema Dicom cerró en Bs. 715,39 por dólar experimentando un aumento de Bs. 1,43.

Indicadores: aunque el Banco Central de Venezuela sigue escondiendo ilegalmente los indicadores de la economía nacional, la Asamblea Nacional informó esta semana que el INPC de marzo se ubicó en 16,2% para una inflación acumulada en 2017 de 65,3%.

Cono monetario: más allá de los anuncios sobre la supuesta llegada de más cargamentos con los billetes de las nuevas denominaciones, operativamente es poco lo que se ha avanzado en la entrada en circulación del cono monetario. Mientras tanto fue prorrogada una vez más la vigencia del billete de Bs. 100.

PAÍS social

Tensión e incertidumbre: la población sigue crispada ante la situación nacional, pero al mismo tiempo una mayoría importante perdió el miedo y sigue saliendo a la calle exigiendo elecciones, restitución del orden constitucional, el respeto por la Asamblea Nacional, la libertad de los presos políticos y la ayuda humanitaria en materia de alimentos y medicinas. Es tan grave el deterioro de la popularidad del Gobierno, que ahora en los sectores populares hay un público y notorio rechazo. El ejemplo más reciente ocurrió en el sector de El Valle en Caracas cuando el Gobierno intentó llevar cajas Clap luego de los saqueos y la violencia ocurrida, pero fueron expulsados mediante un fuerte cacerolazo. El régimen está enfrentando un severo deterioro de su imagen ante el pueblo, pero lo más preocupante para ellos es que ya no cuentan con el apoyo masivo en las zonas populares. Pero además otro indicador de la situación es que el 19 de abril se realizaron importantes marchas opositoras en estados que eran del dominio oficialista como Cojedes, Portuguesa y Apure.

Inflación y escasez: aunque las protestas populares siguen copando el interés de la opinión pública, la escasez y altos precios de alimentos y medicinas sigue profundizándose en el país. Y como estaba proyectado, los Clap sólo llegan a un mínimo porcentaje de la población. Este problema se agravará en la medida que el Gobierno tenga menos dinero para importar comida y medicamentos.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad