Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

SAINETE EN CÁPSULAS|Cómo cambiar la jungla de lo inaudito

¡ALERTA! ¿Qué está ocurriendo en el Alto Gobierno?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Esta es la pregunta que de verdad debería hacerse la mayoría, porque lo que está ocurriendo en las calles es sumamente obvio y hasta preocupante. Obvio porque hay un pueblo molesto que decidió marchar.

Lo preocupante es la violencia nocturna que se está manifestando, sobre todo en Caracas, con saqueos y asesinatos que bien pueden ser parte de la guerra interna que se libra puertas adentro en el oficialismo.

¿Guerra interna?

Sí, porque en este momento hay una feroz lucha en el cogollo rojo rojito. Unos tratan de sostener a Maduro. Otros buscan sustituir a Maduro para que la crisis no los arrastre en la caída.

Mientras algunos tratan de impulsar la anhelada transición para salvar el proceso.

¿Qué está ocurriendo en el Alto Gobierno?

Estas y muchas otras preguntas trataremos de responderlas en Área Privada de Verdades y Rumores

Las calles

Las calles de las principales ciudades del país parecen campos de combate. En la mayoría de los casos es la lucha entre un pueblo que decidió abatir el miedo que el régimen les quiso inocular y ahora hasta soporta la brutal represión de los cuerpos de seguridad y de los colectivos paramilitares.

Pero también hay episodios nocturnos que llaman poderosamente la atención, en los cuales prevalece la violencia y los saqueos.

¿Eso no es acaso el estallido social que muchos pronosticaron?

No necesariamente. Si bien es cierto en Venezuela están dadas todas las condiciones para el caos. Mucha de esa anarquía nocturna no es protagonizada por un pueblo hambriento o agobiado, sino por los colectivos paramilitares que están actuando en sectores del centro y el Oeste de Caracas.

¿Actúan bajo órdenes directas del Gobierno?

Recuerden que el oficialismo en estos momentos no puede tomarse como un todo cohesionado y que actúa de forma consensuada. Aunque públicamente parezcan una roca monolítica, internamente están más fraccionados que nunca. Por eso la conducta de esos colectivos parece obedecer a los intereses de un sector de los radicales, que pretende terminar de configurar el escenario para la salida de Nicolás Maduro del poder.

Aunque es bueno decirlo, varios de esos colectivos actúan por iniciativa propia disfrutando de las armas y la inmunidad que les dio el proceso revolucionario.

Fraccionamiento

En este momento hay serias fisuras en la cohesión del oficialismo. Hay tres grupos bien identificados, aunque no son los únicos. Por un lado está el sector del presidente Maduro haciendo hasta lo imposible por sostenerlo en el poder, por lo cual han hecho ofertas interesantes a la oposición con el propósito de enfriar las calles.

Por el otro, hay un grupo de los radicales, pero no están todos los “ultras”, que han venido tomando mayor poder y que han venido actuando para debilitar a Maduro. Son parte de eso que hemos llamado en Verdades y Rumores: el “Deep State” tropicalizado, aunque no son los únicos que andan en eso.

¿En qué andan?

Tal como hemos comentado en VyR la mayor parte de los continuos errores de Maduro en su gestión son “inducidos” con el fin de afectar su imagen, demostrar su falta de gobernabilidad en el país y hasta elevar la tensión interna buscando que se generen las condiciones para su sustitución.

Pero ese sector radical no es el único que “promueve” errores. En esa estrategia también han estado algunos grupos disidentes que aún tienen influencia y espacios en el Gobierno. Actúan mimetizados como duros y leales. Ellos no buscan la sustitución de Maduro por otro chavista, sino promover una transición que preserve el legado del difunto para mejores momentos.

Peligro…peligro

Hasta ahora y lamentablemente los que tienen más avanzados sus planes son ese sector de los radicales, pero no estamos hablando de todos los radicales. Quieren debilitar aún más la imagen presidencial para crear las condiciones ideales que faciliten su sustitución.

El diagnóstico que le presentaron al primer mandatario indicaba que su popularidad había caído a niveles muy bajos, inclusive en las filas de los oficialistas y que eso favorecía los planes golpistas de la oposición, que según ellos, pretende asaltar el Gobierno a través de las protestas de calle. Le reclamaron al presidente que debía actuar con fuerza y rapidez.

Como parte de ese esfuerzo le hicieron importantes recomendaciones al Presidente. Todas giran en tono a endurecer aún más la postura oficial contra la oposición, bajo el argumento que eso le ayudaría en dos sentidos. Primero a mostrar fortaleza y autoridad ante la base chavista.

Y segundo, que con esas medidas desarticularía la operación conspirativa de la disidencia.

¿Qué proponían?

Incrementar las detenciones selectivas de líderes opositores, inhabilitar a otros, aumentar la captura de civiles para crear un precedente y además arrancar rápidamente una campaña de descrédito contra figuras públicas, entre las cuales esta Lorenzo Mendoza de Polar.

Todo eso no sólo para enfriar las calles, sino también para descabezar a los liderazgos opositores de cara a la convocatoria de las elecciones regionales y quizás las municipales.

La primera reacción presidencial rechazaba el plan porque sus más cercanos consideraron que eran ideas que podían atizar más el fuego. Al final al parecer aceptó y en los próximos días comenzarán a ejecutar los detalles de las recomendaciones que le fueron dadas.

El objetivo

Muchos de ustedes estimarán que esas propuestas buscan aniquilar a la oposición y fortalecer a Maduro. Quien piense de esa forma acertó en 50% la percepción. Una de las metas es lograr debilitar a la oposición y descalificarla ante la opinión pública nacional e internacional.

Pero como el verdadero objetivo es terminar de acabar con la imagen del Presidente y que cada día se sienta más cercado y presionado. Que llegue a un punto en el cual la recomendación de aplicar cambios y retirarse para salvar el proceso revolucionario, tenga lógica.

¿En el caso del retiro asumiría Tareck El Aissami?

Asumiría el Vicepresidente, pero están buscando que en ese cargo no siga el ex Gobernador de Aragua, sino que haya un cambio y suba al cargo de la Vicepresidencia uno de los más emblemáticos radicales del régimen, el que más se parece a Chávez por su verbo encendido.

Por eso una de nuestras fuentes en el Palacio de Miraflores se atrevió a decir que es probable que tengamos una especie de Pinochet venezolano.

Los otros

¿Quiénes son los otros?

En esa categoría poco convencional vamos a incluir a los civiles, pero fundamentalmente militares, que están buscando una transición que logre preservar el legado antes que una situación de anarquía acabe con el legado del difunto presidente.

Ellos siguen actuando. Con mucho sigilo. Mimetizándose algunos como radicales entre los radicales. Pero en el fondo hacen y deshacen. También tienen mucho que ver con los errores inducidos que se cometen en el Gobierno.

Ellos están en alerta porque si se concreta la sustitución tal como la dibujó un sector de los “ultras”, ellos quedarían en una posición de serio peligro, porque sus enemigos más acérrimos tendrían el control del Gobierno.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad