Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES ¿Se desploma el interinato de Juan Guaidó?

ANTONIO DE LA CRUZ|Lecturas del triunfo de Arce en Bolivia

SAINETE EN CÁPSULAS|En la búsqueda de un pueblo para la libertad

MARLON JIMÉNEZ|El comunismo y la gaita protesta

¡ANÁLISIS! Maduro: simbología militar, miedo, preocupación ¿y error?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El país es una bomba de tiempo. El Gobierno es otra bomba de tiempo. Hay una mezcla de preocupación, incertidumbre y miedo que está condicionando las acciones del régimen.

No sólo les preocupa lo que pueda ocurrir este 19 de abril, sino también  los próximos eventos que convoque la Mesa de la Unidad Democrática.

Por eso tratan de cortar con una excesiva represión la emoción de los ciudadanos.

Por eso buscan infundir miedo y confundir a la disidencia.

Por eso tratan de mostrar control y cohesión.

El enredo que afecta al Gobierno lo analizamos en Área Privada de Verdades y Rumores

Simbología militar

El acto del presidente Nicolás Maduro con la milicia bolivariana y el anuncio que cada miliciano tendrá uno de los 500 mil fusiles que supuestamente serán comprados, tiene no sólo una, sino varias lecturas dentro de la simbología militar que siempre ha rodeado al régimen.

Maduro y los radicales al rodearse de centenares de milicianos trataron de vender la idea de la fortaleza de su Gobierno que se basa en el apoyo militar. Quizás ese sea el único reducto de cobijo y protección real que les queda en el marco del enorme descontento nacional.

El participar y caminar entre los milicianos buscó vender la idea de una cohesión total del mundo militar hacia la permanencia en el poder del primer mandatario nacional, lo que también es discutible porque los protagonistas del evento no son militares profesionales.

Y por supuesto que trataron de reforzar la “bóveda del miedo” para evitar que las manifestaciones opositoras sigan siendo masivas y lo dejen en evidencia que son la minoría en un país inmensamente polarizado.

Pero además el discurso de Maduro y de los voceros estuvo inundado de referencias a Chávez, de su inmenso amor por el pueblo y por supuesto de las conquistas que la revolución de Chávez logró para el pueblo. Apelan al legado del difunto como único capital político que tienen.

Tampoco podía faltar la repetitiva retórica referida a los sucesos de abril de 2002 y que según ellos la oposición trata de reeditar en el marco del guion que les escribió Estados Unidos.

Nada de lo que han venido usando es nuevo. Eso forma parte del tradicional storyboard que siempre usa el oficialismo en momentos de gran apuro, pero sobre todo cuando la tensión en las calles se eleva y la permanencia en el poder peligra.

Miedo y preocupación

Ante los sucesos que han venido ocurriendo hay mucho miedo en el Gobierno y por eso buscan elevar el miedo en la población, con el propósito que se abstengan de participar en las acciones de calle que muestran el gran malestar que hay en la población por la crisis.

Cuando la MUD convocó a la “madre de todas las marchas” para este 19 de abril se dispararon las alarmas en el Gobierno. A partir de ahí comenzaron una estrategia que buscó desmovilizar a la disidencia a través de la represión y la criminalización de la protesta.

De ahí la furia con la cual han reprimido a través de los cuerpos de seguridad a los protestantes. De ahí el uso de colectivos armados que han atacado a la disidencia, haciendo el trabajo ilegal que no deberían hacer los organismos de seguridad ciudadana.

Como parte del plan han apelado al montaje de hechos violentos, con el fin de acusar a la oposición de estar detrás de los destrozos de bienes públicos y además han detenido a miembros de la disidencia buscando que éstos acusen a líderes seleccionados de algunos partidos de estar detrás de la violencia.

En ese marco la calificación de terrorismo a las actividades de la oposición y de terroristas contra líderes de la MUD han venido apareciendo con fuerza, tratando de descalificar la lucha de los ciudadanos en la calle.

Todo es una combinación de discurso agresivo, simbología militar y acciones represivas que persigue contener el descontento popular, porque temen que éste se pueda desbordar en cualquier momento y eso amenace su estabilidad en el poder.

¿Error?

Es imposible que la presencia de Maduro rodeado de milicianos no tenga otras lecturas y además genere varias interrogantes:

¿Por qué no apareció rodeado de militares profesionales de la Fuerza Armada?

¿Por qué en cambio aparece “protegido” por una milicia integrada por personas de la tercera edad, con señales de hambre en sus rostros, mal uniformados y peor armados?

¿Por qué apelar a la milicia que no es un cuerpo profesional, sino circunstancial?

¿Será ese otro “error inducido” que comete el Presidente?

Busque usted sus respuestas a las preguntas.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad