Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

SÍNTESIS DEPORTIVA|Se complican las eliminatorias para la Vinotinto

ORLANDO CHACÓN|Rostros del golpe

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En Venezuela se rompió el hilo constitucional. Desde el primer momento en el que se perdió el respeto por un derecho inalienable, como el derecho a la vida, se violó el Estado de Derecho. La carta magna, se ha convertido en el papel sanitario más usado por quienes juraban que “dentro de la constitución todo, fuera de ella nada”. La violación del derecho a la alimentación, a la salud, al libre esparcimiento, y el derecho a la protesta pacífica, han sido la introducción de un nuevo capítulo en la historia de Venezuela, titulado: DICTADURA.

A través de alocuciones impuestas a los venezolanos como “cadenas” de radio y televisión, se avizoraba semana tras semana la crónica de una muerte anunciada, la disolución de la Asamblea Nacional; único poder público electo recientemente por los venezolanos y demostrando una inmensa mayoría que no quería, ni quiere seguir viviendo en la miseria socialista.

La disolución de la Asamblea Nacional, por medio de las sentencias 155 y 156, tras meses de bloqueo institucional es, sin duda, un Golpe de Estado.

“Después de ojo sacado, no vale Santa Lucia”. Al corregir dos líneas de la sentencia, a petición de Maduro, no solo se demuestra que no hay separación de poderes en Venezuela, sino que para los magistrados y el poder ejecutivo, la constitución y la voluntad del soberano es un juego, una burla.

Cada venezolano, debe identificar a los actores de este Golpe a la Constitución, de ésta violación a la voluntad del soberano. Los venezolanos debemos señalar a nuestros verdugos:

Nicolás Maduro: Presidente de la República. DICTADOR. Responsable de las miles de muertes por hambre, falta de medicamentos y de venezolanos en manos del hampa. Responsable de la represión y persecución a Diputados y ciudadanos que ejercen su derecho a la manifestación pacífica por funcionarios de la PNB, GNB y delincuentes bajo el nombre de “colectivos”. Autor intelectual del Golpe de Estado a la Constitución.

Maikel Moreno: Presidente del Tribunal Supremo de Justicia. GOLPISTA. Ejecutor del Golpe de Estado a la constitución. En su prontuario, solo faltaba el asesinar la democracia y cercenar la libertad, ya lo hizo.

Calixto Ortega Ríos: Magistrado del TSJ. GOLPISTA.

Carmen Zuleta de Merchán: Magistrada del TSJ. GOLPISTA.

Juan José Mendoza: Magistrado del TSJ. GOLPISTA.

Arcadio Delgado Rosales: Magistrado del TSJ. GOLPISTA.

Luis Damiani Bustillos: Magistrado del TSJ. GOLPISTA.

Lourdes Suárez Anderson: Magistrada del TSJ. GOLPISTA.

Federico Fuenmayor Gallo: Magistrado del TSJ (en suplencia de Gladys Gutiérrez). GOLPISTA.

Vladimir Padrino López: Ministro de la Defensa. CÓMPLICE. El ordenar a funcionarios policiales y militares que repriman a ciudadanos que ejercen su derecho a la protesta pacífica, aunado a las arbitrarias detenciones de disidentes civiles bajo la pretensión de ser juzgados en tribunales militares, violando los derechos humanos y fundamentales, lo convierten en un golpista a la constitución nacional.

Luisa Ortega Díaz: Fiscal General de la República. CÓMPLICE. Tras su pronunciamiento en contra de las sentencias presentadas por el TSJ, y la afirmación de que se había roto el hilo constitucional, debía abrir un procedimiento a los magistrados golpistas.

Manuel Rosales: Pseudolíder de “oposición”. CÓMPLICE. Sus acciones hablan por si solas. Mientras en Venezuela se daba un Golpe de Estado (al que nunca llamó golpe), agredían a diputados y perseguían a dirigentes, él montaba un show, dándole la espalda al pueblo, y con un circo proselitista, llamaba a una validación claramente aventajada y pactada con el régimen para desviar la atención.

Tarek William Saab: Defensor del Pueblo. CÓMPLICE. La represión y la persecución a diputados y dirigentes de oposición son públicas y notorias, frente a esto, el silencio lo convierte en cómplice. Más que defender del pueblo, Tarek se ha convertido en el defensor de la dictadura, en el defensor del puesto.

La democracia, esa de la que tanto hablaron por años, hoy es un término, más no una acción. Los venezolanos queremos votar, para BOTAR a este desgobierno de represión, miseria y corrupción. Aquí no hay miedo. Los venezolanos tenemos es hambre, de justicia, de cambio, de libertad. Frente al Golpe, calle, calle y más calle. Pueblo y Constitución.

 

@Orlandochacon_|Dirigente político|[email protected]

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad