Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ENDER ARENAS|El túnel

#CONTRASTES|Darwin Chávez conversa con el rector de la URU, Jesús Esparza Bracho

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

CAIGA QUIEN CAIGA|Ser docente y no morir en el intento

ENDER ARENAS|Los poetas también mienten

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Cuando adolescente solía escribir poemitas que eran por lo general dolorosos, un poco impactados por la  lectura de Cesar Vallejos y sus “Heraldos Negros” y muy a pesar de la opinión de una maestra muy especial de apellido Camacho, yo me sentía lo que pudiera decirse un muchacho bueno, en el sentido que solía decir mi abuela: un muchacho de buenos sentimientos, aunque triste y un poco desgraciado sin que nadie supiera de donde diablos venía esa tristeza, ese dolor y el semblante de desgraciado que mucha gente dice que todavía me acompaña. Pero yo me sentía íntegro y todo devenía del trasnocho en la que garabateaba unos versos mal construidos.

Tenía catorce años, me creía poeta y siempre decía la verdad, no porque era sincero hasta la muerte, sino, por la creencia del muchacho barroso que se creía poeta. Y me decía, así mismo, los poetas no mentimos.

Ese prejuicio me acompañó siempre, aunque deje de creerme poeta y escritor, ni una cosa ni la otra he sido, fue un valor que le asigné siempre a los poetas de quien siempre pensé que su alma era incorruptible.

Pero, esas son puras vainas de uno, pendejadas como decía mi abuelo, al final de cuenta los poetas son humanos y como humanos, el poder los seduce, los enamora, los envilece y los hace mentir. Me estoy refiriendo a Tarek William Saab, conocido como el poeta de la revolución, aunque en honor a la verdad, este calificativo se le ha dado a varios “poetas” militantes del chavismo, por ejemplo a Isaías Rodríguez, también conocido como el “Lorca Venezolano” (el poeta Luis Alberto Crespo, devenido en el jalabola Crespo, dixit).

Tarek ha publicado 11 libros de poemas, entre el que destaca: “Llueve….Escampa”, que después de todo pudo ser escrito por la muchacha del tiempo del viejo “observador Creole”. Tarek  a veces es confundido con el otro Tareck hasta el punto de ser registrado en aeropuertos internacionales de manera exhaustiva y a él eso le disgusta, pues él es poeta no traficante. Pues bien, Tarek, el poeta, el que tiene bajo su cargo la defensa del pueblo, apareció con todos sus músculos bajo una franela a lo Trino Mora, en la Tv oficial y no oficial y nos recito un carajazo de mentira: “La sesión de la OEA donde se discutirá la crisis venezolana fue suspendida, porque la OEA considera que se ha resuelto el impasse entre los poderes”

Alguna vez Tarek nos dijo que su misión era “…..hacer de la poesía un instrumento para humanizar a los hombres y transmitirle al mundo un mensaje claro”, que de bolas salirnos ahora con esa vainita de mentira solo porque el hermanazo boliviano, presidente del Consejo permanente de la OEA, la suspendió sin previa consulta a los embajadores quienes resolvieron no pararle bola y al hacerla aprobaron que el país vive bajo una dictadura.

Lo peor del asunto es que no es la primera vez que Tarek nos miente y no será  la última. Por eso hoy le ha sido cambiado su cargo de defensor del pueblo ha pasado a ser el alcahueta del gobierno.

 

@RojasyArenas

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad