Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ENDER ARENAS|El túnel

#CONTRASTES|Darwin Chávez conversa con el rector de la URU, Jesús Esparza Bracho

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

CAIGA QUIEN CAIGA|Ser docente y no morir en el intento

BLADIMIR DÍAZ|No hemos aprendido nada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La sociedad venezolana ha perdido varias generaciones. El proceso denominado de independencia, junto con el denominado de guerra federal, sacrificaron 100 años de senda histórica. En pleno gomecismo la generación del 28 proponía como bandera la socialización. Familias enteras sufrieron la metamorfosis del encanto progresista. Una pandemia política.

En algún lugar se dieron de la mano los dirigentes políticos para llegar a la constitución de 1961. La mayor  novedad, un sistema apropiado o moderno, que procuraba instituciones políticas solidas, pero con la economía atada a los designios del funcionario de turno.

Una nueva y renovada ola comunista castigó al país con la guerra de guerrillas. Para darle fin, se le impuso a la sociedad venezolana permear importantes instituciones con elementos provenientes de la guerrilla Por vía de los programas y ejes curriculares de una visión socializante en el sistema educativo de básica y media. De igual manera ocurrió en las universidades. En instituciones como las fuerzas armadas ya venían infiltradas de antes, y luego se permitió y  aupó todo tipo de desviaciones en la formación de sus jerarcas y tropas.

El proceso se va a repetir en toda la administración pública. Más allá, todo el sistema de estímulos se enfocó en “apacigua la bestia”. En el fondo, toda, o buena parte  la sociedad venezolana viró a la izquierda.

En 2007, Chávez propone conformar un estado socialista. La izquierda opositora por temor al tamaño a la bestia, propone dos de las cualidades de una República libre y prospera. A saber: propiedad privada y  libres mercados. Los resultados fueron evidentes. La propuesta de Chávez se vio  truncada en ese momento

Curioso. A pesar de que en nuestro léxico diario pedimos estado, estado y más estado, nuestro yo antropológico y ontológico pide ser propietarios (propiedad privada) y libres mercados, por antonomasia, gobiernos limitados

Hoy se pide o pedimos democracia. Democracia existen de muchas formas.  Desde los estilos de Lenin, Stalin y Hitler hasta los basados en el orden griego, un voto por gen o familia. Luego tenemos variedad de  estilos: mexicano, cubano, americano.

Vale decir, la democracia no es si, necesariamente, un sistema, sino un mecanismo de sucesión o escogencia de los administradores de la sociedad. Lo relevante es articular o desarrollar una república con una base social amplia y solida asentada en la propiedad privada, cada individuo debe ser propietario. Las familias, sus emprendimientos, sus empresas tienen derecho a  procesos económicos sustentado en los libres mercados. Aunque limitado un estado fuerte y vigoro, dispuesto a contener las fuerzas socializantes/comunizantes. Sin embargo, parece que no hemos aprendido nada.

 

Profesor universitario

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad