Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

MARLON JIMÉNEZ ¿Habrá elecciones?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Mucha gente amiga, conocida y hasta extraños que de alguna manera saben que escribo artículos de opinión en prestigiosos medios de comunicación; me preguntan mi parecer, en vista de la inminente derrota electoral que va a sufrir el heredero y el PSUV en elecciones de alcaldes y gobernadores, ya vencidas, o en unas elecciones generales, ¿si estos realizarán esas elecciones, en virtud del desmadre generalizado que esa gestión comunista ha causado en el país? Al respecto, creo que efectivamente el engendro y sus secuaces del PSUV, por recomendación de sus asesores cubanos, mantendrá, ´´por ahora´´, la posición de no realizar comicios eleccionarios, ni en el año 2017, ni en el 2018, ni nunca; porque en revolución(¿?) no se hacen elecciones. Para un pichón de  autócrata, como lo es el engendro que controla los poderes del Estado, por razones eminentemente crematísticas, entre ellos, obviamente el electoral; éste debe estar a disposición de brindar un escenario que le permita continuar en el poder y el mejor es: la omisión de la CN, que hoy representa un estorbo para sus pretensiones. En eso están abocados, buscan denodadamente la manera de impedir que la oposición pueda tener algún chance de llegar al poder en cualquier instancia, y no quieren que pase lo de la AN, donde triunfó la oposición de manera arrolladora; eso significaría, sin lugar a dudas, el principio del fin.

El Engendro, sabe que su régimen no resiste una auditoría seria en ninguna área de acción gubernamental, para someterse a un proceso eleccionario; la corrupción es generalizada y bestial; la violación flagrante de la CN que ha ocurrido en estos 18 años de gestión, fundamentalmente en lo referente a los Derechos Humanos, lo van a llevar a  responder ante la justicia nacional e internacional, por los daños causados a la patria y a las personas; por cierto, a eso es lo que le teme la Fiscala, que pretende curarse en salud con la posición tomada ante el golpe de Estado dado por el engendro a través del TSJ y del alto mando militar comunista que está al frente de la FAN, pero ya es demasiado tarde; el daño causado es irreversible y de consecuencias fúnebres. Además, es imposible por las propias condiciones del país: inseguridad atroz y vertiginosa; desabastecimiento generalizado con alto índices de mortalidad ciudadana y de miseria colectiva; estanflación nunca vista en la economía nacional;  una deuda externa colosal donde prevalece “los acuerdos leoninos con china” donde se contrajo un compromiso de entrega de petróleo por más de cien años; la quiebra de PDVSA; la desaparición del BCV de más de 80.000,00 millones de dólares y la venta del oro, sin correspondencia institucional, pero con denuncias formales de responsabilidades, que han coadyuvado a la caída vertiginosa y sospechosa de las reservas internacionales; los depósitos de miles de millones de dólares en bancos suizos sin la autorización de la república y las denuncias sobre narcotráfico, contrabando y terrorismo de funcionarios de alto rango del régimen, civiles y militares; que el engendro  y su partido de gobierno tengan la posibilidad de vencer, de manera legítima, cualquier elección.

Me cuesta creer que los comunistas en esas condiciones adversas y sin los recursos (que son pocos) provenientes de los barriles de petróleo para el proselitismo y la compra de voluntades, usados en otrora de manera inescrupulosa, acepten ir a ese proceso definitorio de cambio en el poder político. La oposición, unida en verdad, sin requiebro alguno puede impedir que los comunistas consigan la excusa necesaria, (la buscan, la buscan y no la encuentran) para suspender ese proceso electoral. Ahora más que nunca la movilización ciudadana es indispensable y fundamental para demostrar la fuerza necesaria de la lucha reivindicativa por una sociedad mejor y de plena justicia social. Para que el engendro y la camarilla delincuencial que lo acompaña, acepten ir a ese proceso electoral constitucional; será el pueblo en la calle que definitivamente lo impondrá y necesariamente tendrá que contar con el respaldo de la gente honesta e institucional que aun queda en la FAN. Es lamentable, pero cierto, que se derramará mucha sangre para que estos forajidos, sin escrúpulos y cobardes, a la vez, huyan despavoridos, ¿para dónde? no se, porque ya ni los cubanos lo quieren; ya los exprimieron al máximo.

 

[email protected]|Profesor universitario

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad