Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

SIN ANESTESIA|La última maniobra

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La situación generada en las últimas horas en el país por el Tribunal Supremo de Justicia  y su decisión de dejar sin efectos funciones de la Asamblea Nacional, que sin lugar a dudas  fue previamente ordenada por el heredero o algunos de sus asesores, lo cual parece una obra de teatro al propio estilo del teatro del absurdo.

Maduro, con esta acción intentó consolidar la eliminación de cualquier vestigio de democracia que pueda existir en Venezuela, cuales sicarios los magistrados del Tribunal Supremo se encargaron de asumir las funciones de la Asamblea Nacional.

Debemos recordar, que las  acciones para acabar con la Asamblea Nacional datan de la derrota electoral que sufrió el gobierno en las elecciones parlamentarias del 2015, cuando a pocas semanas que la nueva asamblea se instalara, los diputados salientes a trocha y mocha  y nombraron a los nuevos magistrados sin importar sus credenciales y su predilección partidista.

Tanto fue el descontento que  ésta acción  generó a lo interno y a nivel internacional, que la propia Fiscal General  en una jugada maestra sale a través de los medios y se declara en contra de esta medida tomada por el TSJ, y  le pone a Maduro el terreno perfecto para que éste pidiera disculpas y dijera que no sabía nada de la decisión y emplazara al tribunal a rectificar tal acción.

Sin duda alguna por ahora no pudieron con la resistencia nacional e internacional, la gente tomó la calle a protestar por este descaro comunista, el apoyo de Luis Almagro y la OEA se hicieron sentir y se logró que recularan, pero el daño está hecho y no hay vuelta atrás, porque ningún tribunal puede anular sus propias decisión como ellos han querido  hacerlo ver al país, el daño que hicieron los magistrados hecho esta.

Ninguna sentencia puede ser revocada o reformada por quien la emite, en este caso ya la pusieron y no pueden enmendar la plana.

Ahora solo queda esperar las acciones que ha de tomar la AN en contra de los magistrados, y esperar cómo reaccionará el gobierno ante esto, por ahora el gobierno quedo muy mal parado y el guión de esta obra de teatro no pudo llegar a al final deseado por ellos

Solo queda que la unidad se mantenga más  unida al máximo para poder repeler las acciones del gobierno porque esa sería la única salida que hasta el momento a permitido restar poder al gobierno, la total unidad, solo unidos con un solo fin, el de salir de la pesadilla comunista que representa el gobierno de Maduro, por medio de las herramientas que en el orden democrático se puedan utilizar y con las que contamos.

Sin duda alguna el momento viene llegando, ese momento en el que los venezolanos hagamos honor a las palabras de Juan Montalvo: “Libertad es el supremo civilizador de los hombres”

 

Germán Paredes|@germanparedesr|[email protected]

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad