Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

CAIGA QUIEN CAIGA|Leopoldo no lo dirá, pero lo hará

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ ¡Pasión por Maracaibo! (III)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

“Pasión por Maracaibo”, Humanismo y Progreso. En artículos anteriores, hemos señalado algunas consideraciones filosóficas que nos permiten entender la fortaleza axiológica, que constituye la esencia de este movimiento político – social, fundado y dirigido en Maracaibo y en todo el Estado Zulia, por el Dr. Carlos Alaimo. Es razón suficiente, conociendo al Dr. Alaimo desde sus tiempos de militante activo en la política, en COPEI: en el CREM y en la DCU, donde se desempeñó como líder estudiantil, ocupando cargos de relevancia en la FCU y otros, en LUZ; que estamos en presencia de un dirigente formado en la ideología socialcristiana y por ende, entrañablemente estudioso de la Doctrina Social de la Iglesia.

La Encíclica Rerum Novarum (15-05-1891), (en latín significa: ´´De las cosas nuevas´´ o ´´De los cambios políticos´´) del PAPA León XIII, dejaba patente su apoyo al Derecho Laboral, en momentos de los grandes cambios del siglo XIX, como la Revolución Industrial y al consiguiente crecimiento de las ciudades que habían producido graves dificultades sociales y económicas. Se debatía y se luchaba por establecer una justa relación entre trabajo y capital y de ahí el problema conocido como cuestión obrera. El Papa León XIII dio todo su apoyo a formar sindicatos autónomos y democráticos; reafirmaba su apoyo al derecho de la propiedad privada; advertía también, sobre el peligro del comunismo en el control de la masa trabajadora. Esta carta papal, significó la fundación de la ´´Democracia Cristiana´´ en el mundo y una pieza clave de la ´´Doctrina Social de la Iglesia´´. Resumiendo: la Rerum Novarum, es un apoyo a la ruptura de la insensibilidad comunista en atención a la dignidad de la persona humana y también un rechazo a la inhumanidad de los empresarios, defiende la propiedad cuando los comunistas pretenden que los bienes materiales pasen a la comunidad, porque agravaría la condición de los obreros, pues, les quita el derecho a disponer libremente de su salario, les arrebata toda esperanza de poder mejorar su situación económica y obtener mayores provechos y calidad de vida; hace un énfasis indeclinable en la democracia, como verdadero equilibrio social.

Estos principios institucionalizados por la Doctrina Social de la Iglesia en la construcción de una sociedad justa, tiene que tener, obviamente, una influencia notable y decisiva en lo político, en lo social, en lo económico y en lo ético. Es impensable, que una persona formada en ella, pueda ´´permanecer pasivo´´ ante una realidad abyecta como la actual; al hombre no se le respeta su dignidad humana; carece de los elementos indispensables para vivir: alimentos, medicinas, seguridad física y de bienes, empleos estables y dignos; hay ruptura con las normas constitucionales, entre ellas, las libertades políticas, de expresión, de propiedad; no hay Estado de Derecho y por consecuencia directa, existe un irrespeto visceral a los Derechos Humanos. El daño causado a la sociedad es más grave de lo que avizoramos; es un daño integral, pero, profundamente moral, y éste, es el más difícil de superar; es generacional. Esta situación de desmadre llevado a cabo por el régimen comunista en el poder y coadyuvado por algunos de los integrantes de la oposición, obligó al Dr. Alaimo y otros a fundar PASIÓN POR MARACAIBO, para dar un paso al frente en la defensa del respeto a la ´´dignidad humana´´ de los venezolanos y trabajar en la construcción de un cambio político profundo en todos los estratos del Estado.

Para cristalizar el respeto a la Dignidad Humana, en la sociedad venezolana, debemos hacer realidad: -Justicia Social: solo puede obtenerse respetando la dignidad trascendente del hombre y su accionar ético; -Primacía del Bien Común: Dios destinó la tierra y sus bienes en beneficios de todos, esto significa que cada persona debe tener acceso al nivel de bienestar necesario para su propio desarrollo; – Principio de Subsidiaridad: protección a las sociedades intermedias, especialmente a la familia; -Participación Social: hay que proclamar con más firmeza las verdades transmitidas por la iglesia, toda su doctrina sobre la santidad del matrimonio, la educación doctrinal de los niños; la propiedad de bienes y su uso, los deberes para y con quienes administran el Estado, -La existencia de la Ley Moral: si no existe una verdad última, la cual guía y orienta la acción política, entonces las ideas y las convicciones humanas pueden ser instrumentalizadas fácilmente para fines de poder. Una democracia, requisito sine qua non en una verdadera sociedad, que no tenga fortaleza axiológica se convierte con facilidad en un totalitarismo visible o encubierto, como demuestra la historia. En ello, en PASIÓN POR MARACAIBO, estamos abocados.

 

[email protected]|Profesor universitario

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad