Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

ANALISIS ¿Por qué la validación de los partidos le funciona a la MUD?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El Gobierno apostó a enredar, entretener y dificultar el esfuerzo de reagrupamiento interno y reconexión de la MUD con los electores, a través de un proceso de validación ante el Consejo Nacional Electoral que se avizoraba cuesta arriba.

A lo lejos el diseño del método de legalización por la cantidad de máquinas y el escaso tiempo, se visualizaba casi que imposible de cumplir. Todo fue hecho a propósito para cumplir con los objetivos del régimen.

No faltaron los partidos, sobre todo los pequeños y con escasa o ninguna estructura,  que denunciaron que el proceso estaba construido para que la mayoría de las organizaciones quedaran ilegales y por eso varios desistieron de participar.

Sin embargo, al final ese proceso que fue maqueteado para impedir la validación,  ha sido de mucha utilidad para la coalición opositora.

¿Por qué ha sido útil?

Las respuestas las exponemos en Área Privada de Verdades y Rumores

Los objetivos

Cuando el Gobierno aprovechó la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, que dictaminó que los partidos que habían estado ausentes de los últimos procesos electorales debían legalizarse de nuevo, y se trazó la meta central de utilizar la misma para postergar las elecciones regionales y municipales que debían realizarse este año.

Ese era el objetivo primordial, pero había otros objetivos que cumplir y que tenían que ver con entretener a la oposición,  diluir el esfuerzo por calentar la calle y dificultar más la búsqueda de una reconexión emocional con la disidencia, que quedó muy maltrecha por el fracaso del diálogo y los errores cometidos por la MUD.

El régimen consideró en ese momento que el divorcio entre los partidos opositores y el ciudadano, harían que la validación fuese aún más difícil.  Con eso aniquilarían a la mayoría de las organizaciones de la MUD y hasta harían una operación limpieza en el Gran Polo Patriótico.

¿Por qué la limpieza en el GPP?

Porque saldrían de una serie de partidos pequeños que exigen mucho,  pero aportan poco y así la poca dirigencia de esos movimientos, se sumaría en su mayoría al PSUV.
Pero además dejarían ilegales a los partidos de la disidencia chavista, que vienen siendo muy críticos con la gestión de Nicolás  Maduro y el rumbo que tomó la revolución que Chavez diseñó y que son molestosos en estos momentos de fragilidad gubernamental.

Que ha ocurrido

Los partidos políticos opositores se han llevado una grata sorpresa en los tres fines de semana de la validación,  sobre todo Voluntad Popular y Primero Justicia. Ocurrió algo que ellos creían que no se presentaría: la masiva participación espontánea.

La participación de los ciudadanos ha sido masiva. Las colas en la validación de VP y PJ llenaron de entusiasmo a esos partidos, porque eso demuestra que comienza a recuperarse el lazo afectivo entre la MUD y los ciudadanos.

Sin esa participación espontánea hubiese sido más difícil y costoso para los partidos alcanzar la meta de “validantes”, porque hubiesen tenido de reforzar su movilización o sencillamente no hubieran superado el 0,5% que les estan exigiendo.

Por eso la validación de los partidos ha sido muy útil para la MUD,  porque está ayudando a motivar y movilizar de nuevo a la disidencia ciudadana y eso preocupa al Gobierno que jugó duro a desmovilizar a esas masas.

Las razones de la espontaneidad

Hay una respuesta básica para entender las razones de la participación espontánea: es una forma de castigar al Gobierno, es un mecanismo para que fracase la estrategia oficial.

Todo evento que permita que el ciudadano drene su descontento contra el Gobierno funciona para motivar al ciudadano.  Por eso los procesos electorales funcionan como una luz que ilumina el oscuro túnel que atraviesa la mayoría de los venezolanos.
En esos momentos la gente deja de lado sus diferencias con los partidos y decide participar para derrotar las intenciones del régimen de inhabilitar la participación de los ciudadanos y eso recupera el entusiasmo que se diluyó luego del fracaso del dialogo.
Indirectamente el Gobierno victimizó a los partidos que integran la MUD y todo aquel, persona u organización, que intente ser arrasado por Maduro y el PSUV recibirá el apoyo de las mayorías que están contra el modelo socialista.

Importancia y efectos

Cuando tratamos de hacer las lecturas adecuadas de esa masiva participación espontánea, podemos entender que a pesar de los obstáculos y de todo que el Gobierno ha hecho, existe una clara voluntad democrática de la mayoría de los venezolanos.

Esa voluntad democrática se expresa en vocación electoral y por eso las mayorías están dispuestas a participar en todo aquel proceso o evento que pueda abonar e camino para el cambio de Gobierno. Aún las encuestas reflejan que para los venezolanos la salida aún es electoral.

El efecto que eso puede tener puede ser devastador para el Gobierno, en el caso que como consecuencia de la presión interna y externa, se convoquen las elecciones regionales y municipales.

Lo prudente es tratar de identificar y comprender las señales que emergen desde la disidencia democrática. Lo pertinente es tomar como punto de comparación lo ocurrido en 2015 cuando los estudios de opinión pública desde comienzos de ese año, a pesar que el CNE no había fijado la fecha del proceso, explicaban que para los venezolanos las elecciones eran importantes y muy importantes, además que había una fuerte inclinación a participar.

Por eso es muy probable que la trampa que quiso montar el Gobierno contra los partidos de la oposición fundamentalmente, se convierta en una trampa que los cerque a ellos porque el pueblo espontáneamente ha entendido la importancia de los partidos y de derrotar las ambiciones oficialistas.

Aunque no era la percepción inicial el proceso de validación de los partidos ante el CNE ha sido muy útil para la MUD, en su esfuerzo por recuperar la confianza de los ciudadanos y además por generar un clima electoral que motive a las mayorías.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad