Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ENDER ARENAS|El túnel

#CONTRASTES|Darwin Chávez conversa con el rector de la URU, Jesús Esparza Bracho

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

CAIGA QUIEN CAIGA|Ser docente y no morir en el intento

ASUNTO ECONÓMICO|Soberanía y economía

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Como se ha expuesto en anteriores oportunidades existen teorías cuya relevancia es fugaz, otras pasan sin ningún tipo de efecto, sin embargo, existen otras que dada su relevancia parecen estar tan vigentes como el momento mismo de su presentación.

En lo que respecta a la economía como ciencia existen básicamente seis corrientes de pensamiento, de las cuales se desprenden muchas otras que dependiendo del momento parecen ser la base que fundamenta desde aciertos en materia económica, hasta experimentos fallidos más propios de un práctica tipo ensayo y error.

Para el siglo XVI ya se venía manejando una corriente basada principalmente en dos aspectos: 1) Aumento de las Exportaciones, y 2) Disminución de las Importaciones; lo cual se traduce en lo que conocemos como Mercantilismo que tiene uno de sus principales exponentes en Jean Bodin, filósofo francés de nacimiento e intelectual que presento destacados trabajos en los campos de la economía, la política y las leyes; siempre con marcada influencia por principios religiosos y espirituales.

Entendía que el sostenimiento de cada gobierno estaba en aspectos económicos pues tal como se expresó al inicio era un representante de un pensamiento basado en el intercambio de bienes y servicios, entendiendo esto básicamente existían para el, tres formas de gobierno los cuales son a saber: 1) Democracia, 2) Aristocracia, y 3) Monarquía; en cualquiera de los casos todo se centra en la Soberanía.

Hasta ahí no debe existir complicación, sin embargo, el punto neurálgico de todo es como se concibe la soberanía pues en Democracia la misma recae en el pueblo como un todo quien se expresa de diversas maneras fundamentalmente mediante procesos electorales (ubíquese en Venezuela).

En el segundo caso la soberanía se centra en una parte representativa de ese todo que es la sociedad, o lo que análogamente se concibe como un parlamento.

Finalmente, para el caso de la monarquía la soberanía se centra en una sola persona.

Ahora bien, en ciertos sistemas modernos ocurre una especie de concepción ampliada sobre la forma de Gobierno y organización del Estado (cualquier parecido con alguna realidad particular es mera coincidencia) pues lógicamente el funcionamiento de este último necesita de una dinamización económica ya que es la única manera de soportar gastos crecientes y necesidades diversas ¿Verdad o mentira? Pues cierto de cualquier manera; y más cierto aún es el hecho de que tanto el pueblo, como sus representantes y el principal gobernante deben llegar a acuerdos para que la operatividad dentro de las fronteras no se paralice.

Pero ¿Que se puede esperar de un Estado donde el pueblo no se vea representado por sus representantes y estos últimos simplemente traten de acordar con el gobernante de turno? Pues la parálisis social, ya que sería el caso de una Aristocracia negociando con un Monarca dejando de lado al pueblo; y quien lógicamente en el único que conoce en profundidad los gustos, deseos, preferencias y necesidades que deben ser satisfechas por el mercado.

Segunda posibilidad: ¿Si el Monarca simplemente utilice al pueblo demócrata para lograr sus fines, pero dejando la Aristocracia de lado? Tendríamos el caso donde existe un pueblo, pero sin representantes legalmente establecidos y por lo tanto el Monarca hace lo que desea, cuando desea, con todo lo que desea; resultando en un proceso de satisfacción de necesidades más distorsionada aún que en el caso anterior ya que todo dependería de una sola persona que asume conocer en profundidad el comportamiento social ¿Le parece conocido?

Tercera posibilidad: Pensar en un pueblo demócrata que pretenda decidir solo con sus representantes y dejando de lado al Monarca, o visto desde un punto de vista de organización económica, sería algo así como una cooperativa y al menos en el caso criollo ¿Cuántas cooperativas son verdaderamente eficientes? Además, cabe recordar que muy probablemente sea un escenario que dado su carácter macro se haga insostenible en el tiempo no solo por la complejidad de las relaciones necesarias, sino porque en un mundo globalizado existen parámetros que se deben cumplir y respetar para así mantener los vínculos principalmente de intercambio económicos que una sociedad requiere.

Entonces estimado lector, vale la pena utilizar las experiencias pasadas como un referencial para saber lo que se debe y no se debe hacer, y poder dar respuesta a dos preguntas fundamentales que como sociedad es bueno considerar cada cierto periodo de tiempo ¿Dónde estamos? y ¿Dónde queremos estar?

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|[email protected]

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad