Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

ALFONSO HERNÁNDEZ|Las conversaciones sobre el futuro

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Desde mi rol como padre de dos adolescentes, profesor universitario y facilitador de conocimiento he tenido la oportunidad de compartir tertulias sobre el futuro, con jóvenes conocidos como la generación Z, (nacidos entre finales del siglo XX y la primera década del siglo XXI), jóvenes con una extraña capacidad de hacer varias cosas al mismo tiempo (‘multitasking’), han crecido y jugado con las tecnologías que sus padres utilizan para trabajar: celulares, computadores y tabletas, algo que no ocurría con generaciones anteriores, contando con una ventaja de capacitación y entrenamiento que otras generaciones no tuvieron.

Según María Gabriela Ensinck, periodista especializada en Ciencia y Tecnología, la velocidad del avance tecnológico es el rasgo que más define a esta generación. Son propicios a ser independientes y emprendedores aprendieron a salir adelante en un mundo difícil. No piensa recibir órdenes de un jefe, nunca, están dispuestos a emprender y ser sus propios jefes. Son jóvenes muy maduros, autosuficientes y creativos, preocupados por el impacto que tiene el ser humano en el planeta.

Mi experiencia como docente, me ha permitido detectar esa nueva generación de jóvenes optimistas, ya no son los típicos irreverentes tira piedras del pasado, ya no siguen con facilidad el llamado a marchas y el coreo de consignas, ya no los convencen los dirigentes políticos con una gorra y franela, para que vayan a pintar paredes o a pegar afiches del partido. Al contrario, la juventud diferenciadora aspira graduarse lo más pronto posible, entiende la importancia de contar con un titulo, pero están enfocados en otras actividades que desde su interés serán más productivas para sus vidas, están especializándose desde tutoriales digitales, aprendiendo otro idioma, están conectados con el mundo global a través del internet, o inmersos en actividades de servicio social o activismo verde.

Está generación que emerge reclama mayor protagonismo ciudadano, piensan en nuevos modelos de negocios, exigen una nueva economía, una manera distinta de hacer política, un cambio de modelo y de sistema, son jóvenes críticos a lo existente, manejan argumentos, criterios y opiniones fundamentadas en sus propias experiencias, exigen un mundo mejor y saben que deben prepararse para construirlo. Jeroën Boschma, autor de Generación Einstein considera que “estamos ante una generación que vuelve a creer en una construcción colectiva y colaborativa”. Son considerados como la generación digital, se desenvuelven en el mundo de las redes sociales, los móviles, smartphone, y conocen sus fortalezas y capacidad de respuesta, su mundo es amplio y plural, su concepto de democracia es libertad y su modelo económico es de apertura y de capital social.

Esta nueva generación que en los próximos años serán los líderes empresariales, sociales, religiosos y políticos del mundo, creen en el liderazgo compartido, en el trabajo en redes, en la pluralidad y la participación; pero a la vez desarrollan sus talentos individuales y creatividad, como forma de individualización en un mundo independiente. Su proceso de socialización ha sido altamente influenciado por los medios de comunicación y las redes sociales, sus formas de conocerse, de interactuar, encontrar pareja, integrarse en grupos, estudiar o encontrar trabajo, ha sido por las redes digitales, convirtiéndose en una oportunidad y forma de vida.

El empoderamiento, las nuevas pautas de relación, y comportamiento social, será manejada por la generación digital, por lo que los modelos autoritarios, ortodoxos, rígidos y direccionados hacia el seguimiento de un modelo único, será y está siendo rechazado por los emprendedores de estas nuevas tendencias propias del siglo XXI, ya que tienen la soberanía de autoregularse, con su propia simbología, identificación y sentirse parte de un grupo generacional y del mundo.

Hoy puede considerárseles como parte de una nueva tribu urbana, seguidores de causas sociales, amantes de la paz, de nuevas subculturas juveniles y defensores del medio ambiente; con aptitudes intelectuales e introducciones lógicas para el manejo de contenidos audiovisuales, interactivos, habilidades mentales, manuales, motivacionales y culturales, con capacidad para la alfabetización informática rápida y sencilla, orientados a la búsqueda de información, el conocimiento, la innovación y el progreso, esta generación tiene una nueva dirección e iniciativa del cambio social, he aquí las conversaciones sobre el futuro.

 

@AlfonsoZulia|Politólogo|Abogado|[email protected]

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad