Diez años cumple Un Nuevo tiempo (3 marzo), el otrora partido de la casita. Diez años de presencia en el espectro político nacional pues como movimiento regional lo hizo bastante antes. La celebración los encuentra en un proceso de relanzamiento y reconquista de la calle, de reestructuración de sus cuadros parroquiales, municipales, regional y quizás hasta de la Dirección Ejecutiva Federal (DEF). El aniversario también, como escribía Proust (si la memoria no me falla),  un buen momento para ver a los pies para saber cuánto se ha crecido; al cielo para saber cuánto falta por crecer. Un buen momento también para que la organización ratifique su indeclinable compromiso con la democracia, la libertad, el desarrollo y consolidación del pueblo venezolano y le muestre al país sin medias tintas su visión del momento actual y su apuesta para el corto, mediano y largo plazo.

Tres textos que leímos durante el asueto de Carnaval de claridad meridiana que no deben pasarnos por alto. Aquí algunos pasajes seleccionados en forma arbitraria. Al final la fuente original para quien quiera abundar.

  • Luis Ugalde s.j. El ex rector de la UCAB a Vanesa Davis en www.efectocouyo.com “Creo que hay una dictadura porque si ocho millones de venezolanos eligen una Asamblea Nacional, y el Gobierno activa mecanismos con los cuales anula totalmente toda acción de la Asamblea, para mí eso es dictatorial” (…) “… en los venezolanos existe miedopara expresar su descontento con el sistema de Gobierno, que se alinea con la falta de un liderazgo que pueda canalizar esa expresión popular…” (…) “La gente no es suicida: si no ve una salida, no se va a mover” (…)  “… no se puede respetar la Constitución mientras no haya militares decididos a hacer que la Constitución sea respetada” (http://efectococuyo.com/politica/padre-ugalde-la-gente-no-es-suicida-si-no-ve-una-salida-no-se-va-a-mover)
  • Mariano Rajoy, jefe del Gobierno español en el diario El País de Madrid. “Qué lejos queda el español del éxodo y del llanto al que se refería nuestro poeta León Felipe. Hoy, afortunadamente, somos un país orgulloso de su capacidad de acoger y de integrar…” (…) “… hemos concedido la nacionalidad española al opositor venezolano Lester Toledo, cuyo pasaporte venezolano caducó este mismo viernes sin posibilidad alguna de que se lo renueven. Toledo fue abogado defensor y jefe de campaña de Leopoldo López, así como diputado regional de su partido Voluntad Popular, integrado en la Internacional Socialista. Fue perseguido y posteriormente acusado, repentinamente, de financiación del terrorismo y asociación para delinquir. Y a su mujer le prohibieron salir de Venezuela durante la cifra inverosímil de doscientos años…” “… Más allá de otras consideraciones, la concesión de la nacionalidad española a Lester Toledo es fruto de una política sistemática de protección de los Derechos Humanos y solidaridad con nuestros hermanos venezolanos, que en su día abrieron sus puertas con generosidad a tantos españoles. Es una política que, impulsada por el Gobierno, recoge el sentir de nuestra sociedad….” (…) “… Porque no podemos ser indiferentes ante la violación de los Derechos Humanos. La defensa de la libertad no puede ser meramente retórica, de fácil enunciación y escasa concreción. Debe empezar por la sensibilidad ante el sufrimiento, atendiendo casos concretos y actuando. Y es el compromiso más noble que puede movilizar a los poderes públicos. La concesión de la nacionalidad española es un instrumento privilegiado de reconocimiento y de protección. Personas que han sufrido por la libertad y por los derechos encuentran ahora entre nosotros el refugio que necesitan -y, ante sus ojos, España es lo mejor que puede ser: un refugio de la libertad y el amparo de quien lo necesita…” http://elpais.com/elpais/2017/02/24/opinion/1487937963_111851.html?id_externo_rsoc=TW_CC
  • Enrique Ochoa Antich (Carta a María Corina Machado). “Querida María Corina: Quisiera comentarte, a título estrictamente individual, algunos de los conceptos de tu última declaración a los medios, en la que, como te es habitual, cuestionas cualquier intento de propiciar el diálogo gobierno/oposición. Lo hago con inmenso respeto. Admiro tu capacidad de lucha, tu pasión, tu inteligencia y tu carisma, y suelo decirles a mis amigos que, parafraseando a Bolívar, en política el talento sin acierto es un desperdicio. Me duele ver cómo se dilapida tanto ingenio por el camino equivocado…” (…) “… En la agobiada Venezuela de hoy día, que reclama a gritos diálogo, negociación y reconciliación para salir adelante, dos actores extremos criminalizan a quien piensa diferente: el gobierno y tú. ¿No te parece curioso? Claro que estás en tu derecho de desconfiar del diálogo, pero ¿por qué arrojar siempre una sombra de duda sobre quienes lo propician? En tu declaración de ayer lo hiciste: ¿por qué, María Corina, calificar de “oscura” e “inmoral” la negociación que dices está en marcha? Una de nuestras tragedias recientes es que, cada vez que se está cerca de que el diálogo y la negociación encuentren senderos ciertos, desde afuera se somete a sus actores a un verdadero chantaje moral que, exaltando a las partes más radicalizadas de ambas bases sociales, asusta e inhibe a quienes tienen el deber de, por encima de cualquier estridencia, ejercer su liderazgo. Ese chantaje, esa apelación al pensamiento elemental y a la suspicacia de los sectores más extremistas del chavismo y de la unidad democrática, suele ser la sostenida actitud tuya y, muy mala compañía, de Diosdado Cabello. Ya está bueno, querida amiga, de criminalizar el diálogo…” (…) “En tu alocución expresaste, como una suerte de anatema, que la transición que se estaba buscando era una transacción. Resulta difícil explicarse que una mujer inteligente y culta como tú no comprenda que toda transición es de suyo una transacción y que no tiene nada de malo que así sea. La transición fue transacción con Pinochet en Chile, con el franquismo en España, con la minoría blanca en Sudáfrica, y los ejemplos sobran. Creo que una de tus equivocaciones es la de imaginarte que una Mesa de Diálogo es un escenario de rendición incondicional del gobierno, al que acudiría Maduro de pie juntillas y de manos atadas sólo a preguntar los términos de su renuncia, sin hacer un detenido análisis de la correlación de fuerzas que, si lo hicieras, te llevaría a admitir que aún rechazado por la inmensa mayoría, el gobierno tiene el control del poder, de casi todo el poder. Si la unidad democrática tiene el favor de la mayoría del pueblo, el régimen autoritario tiene la mayoría del poder. Si no, María Corina, ¿cómo es que no ha sido derrocado aún en medio de esta tragedia que padecemos todos los venezolanos? Su única debilidad para mantenerse en el poder es su fuente de legitimidad política que es, hasta nuevo aviso, electoral y democrática pues no llegaron al poder el 4F con las armas ni bajaron de Sierra Maestra como Fidel y sus barbudos, sino que ganaron una elección y luego muchas otras. Es entonces allí, en la exigencia de elecciones, donde las fuerzas democráticas deben focalizar su presión, comenzando por las regionales. Si el diálogo consigue llegar a ese puerto, démonos por bien servidos. Luego se verá. Luego habrá que evaluar qué capacidad se tiene, con 17 o 20 gobernaciones en manos de demócratas, para provocar los cambios políticos incluso en la presidencia de la república antes de tiempo. Pero dices que es casi una traición admitir que Maduro llegará hasta 2019 (es decir, hasta las elecciones presidenciales de 2018). Bueno, ésa es una posibilidad, y debemos admitirla sin complejos, no tanto porque lo queramos sino porque sencillamente el chavismo tiene suficiente fuerza para que así sea. Al menos tiene más fuerza para mantenerse en el poder que la que tienen ciertos opositores que una y otra vez viven diciendo que “la transición ya empezó”, que es cosa de días o semanas el cambio político, y proponiendo una fantástica “salida ya” que nunca ocurre (sin darse cuenta de cómo socavan su credibilidad, cuando se superan esos lapsos autoimpuestos y luego nada pasa)…” (…) “… hablando de dictadura, algunos, tú entre ellos, consideran que no debe hacerse ninguna concesión (como aprobar el presupuesto, según afirmas) a cambio de conseguir una fecha inamovible para las elecciones regionales pues, se argumenta, éstas son un derecho constitucional que no debe ser negociado. Es en esos momentos cuando el extremismo se contradice a sí mismo: ¿y no se dice que este régimen es una dictadura, al menos un régimen autoritario con prácticas dictatoriales, como es mi criterio? Si lo es, es decir, si ejerce el poder a su saber y entender, por encima de la Constitución y las leyes, ¿no será que está en capacidad de posponer esas elecciones, con todo y que sean constitucionales, ad infinitum? La cruda realidad es que de no acudir prestos a la Mesa de Diálogo, único lugar donde es posible lograr lo contrario, le serviremos al gobierno en bandeja de plata la posibilidad de posponer quién sabe hasta cuándo las elecciones regionales y municipales. Luego no nos quejemos. Si es una dictadura feroz, ¿es un crimen negociar y ceder aquí para obtener una conquista democrática allá? ¿No será que debemos negociar para conseguir esa fecha para unas elecciones regionales que las fuerzas democráticas necesitan como el aire? ¿No cedieron los demócratas chilenos ante el sangriento Pinochet o, en su momento, los nicaragüenses ante los sandinistas? ¿No designó Mandela a De Klerk como su primer vicepresidente? Los aleccionadores ejemplos, como te he dicho, son muchos…” (…) “… resulta de una torpeza inconmensurable convertir a J. L. Rodríguez Zapatero y M. Torrijos, reconocidos como facilitadores por la ONU y la OEA (nada más y nada menos) en nuestros enemigos, cuando precisamente de ellos, y del Vaticano y de L. Fernández, depende que la negociación pueda llegar a feliz término. Pero qué esperar de un radicalismo infecundo para el que ¡hasta el Papa es un enemigo! (http://revistasic.gumilla.org/2017/carta-abierta-a-maria-corina-machado/)

Gustavo Ruiz. El cabeza visible de uno de los dos toletes en los que está dividida la Mesa de la Unidad en el Zulia nos replica a propósito de lo dicho por quien esto escribe la pasada semana: Nuestro trabajo en la coyuntura no es mediático. Estamos preparando, organizando como vamos a expresar nuestro descontento y el acompañamiento de la gente, palabras más, palabras menos. Desde Voluntad Popular también nos ripostan y nos dicen: estamos abocados a la preparación de nuestra estructura regional para el proceso de validación ante el Consejo Nacional Electoral.

CANTV. Mes y medio la Urbanización en la que vivo en Maracaibo está sin servicio telefónico e Internet. ¿La causa? El robo del cableado, cosa de la que dio cuenta la telefónica unas tres semanas después de tanto insistir los vecinos en denunciar la avería. Lo extraño de todo es que mientras la telefónica hacia oídos sordos, gentiles hombres (con toda la pinta de técnicos y expertos en la materia, cosa de la que además hicieron gala) acudieron a nuestro auxilio sin que nadie los llamara a cuento. Seiscientos mil bolívares la Urbanización o en su defecto cincuenta mil por vivienda, bastarían para resolver la incomodidad. La CANTV demás esta reiterarlo no sabe, no contesta, no puede hacer nada, no tiene insumos. Entre tanto la factura por el servicio que no presta, suma, suma y sigue sumando.

Tito Meleán. Al presidente del Metro de Maracaibo le transmito la inquietud de usuarios (bastantes) de la ruta Marina Norte del Metro Bus. Ellos le preguntan el por qué una ruta como esa que conecta vía la Avenida Delicias desde el centro de la ciudad hasta el CC Sambil en la zona norte (imagine usted amigo lector el número de usuarios) quedan abandonados a su suerte los días domingo y feriados. A santo de qué el empresario que presta dicho servicio se toma el día o los días libres a la brava mientras las unidades que dependen directamente de la CA Metro de Maracaibo cumplen religiosamente. Lo otro, da pena y vergüenza –agregan los usuarios que nos escriben- ver las unidades autobuseras a lo largo y ancho de la ruta, atestados de pasajeros, casi saliéndose por las ventanas, con las puertas abiertas –en detrimento del funcionamiento del aire acondicionado, además del riesgo que supone- para agenciarse un pasajero más por cualquier resquicio

Finalmente, Señor Presidente del Metro de Maracaibo, tranquilo y sin nervios. Lo de Di Martino no es más que uno de los bulos que de cuando en vez pone a circular en medios el inefable ex alcalde de Maracaibo como para que no le olviden, como su impronta no fuera más que suficiente para hacerlo.

TSJ. La elección de Maikel Moreno Pérez como presidente no debería extrañar a nadie. La cualidad y la condición la tenía, magistrado de la sala penal era y es. Lo denunciable es precisamente esto y con fuerza no se hizo ni en su momento, ni después. Eran los tiempos de la euforia incontrolada del 6D. Por cierto no había más candidato. Era él o reelegir a Gladys Gutiérrez. Así se lo expusieron a los 32 magistrados de la Sala Plena; una Sala que después de ser la máxima instancia judicial del país –todavía lo es en la constitución, las leyes- quedó solamente para el acto protocolar de inicio del año judicial y la elección de la directiva.

 

Ronald Rodríguez Vargas|[email protected]|@ellibrero

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…